"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







viernes, 14 de diciembre de 2012

Castas y clases sociales



Por Fernando Trujillo


Los términos casta y clase social mayormente son considerados sinónimos por la sociedad actual, un grave error que sin embargo casi nadie se ha tomado la molestia de corregir. Esta confusión de términos se hizo más patente con la llegada del marxismo cuya terminología fusiono estos dos conceptos en uno solo y lo asocio al capitalismo.
En la actualidad diferentes grupos de tendencias marxistas usan el término casta para definir a la oligarquía. En los colegios el termino—igual simbiotizado—se usa para definir la desigualdad en el mundo antiguo y esta confusión lo que ha provocado es que nuestra sociedad piense que ambos términos son lo mismo.
El origen de la confusión de estos términos está en la Ilustración y en el nacimiento del marxismo. Tanto los pensadores de la Ilustración como Marx veían a las clases altas como una continuación de las castas antiguas, vieron un enemigo al que se debía destruir para imponer la igualdad.
No era suficiente con derrocar a una aristocracia decadente si no también tergiversar la historia de manera que solo hubiera dos bandos, las clases oprimidas y las clases altas, obreros y burguesía.
El concepto de “lucha de clases” se fundamenta entonces en la ridícula hipótesis de que toda la historia ha sido una lucha entre los oprimidos contra las castas, idea absurda que sin embargo ha sido la base de la educación moderna.
Ambos términos no son solo antónimos si no que también son totalmente opuestos, el concepto de casta de la antigüedad es algo que se opone al concepto de clase social de la época moderna.
Esta diferencia se basa en algo muy sencillo: casta es un término biológico no económico.

La gran diferencia entre casta y clase social reside en que la primera es cerrada mientras que la segunda es abierta.
Un hombre puede aspirar a ser de una clase social alta por medio de un matrimonio, ganando la lotería, cometiendo un fraude, siendo un mafioso pero para pertenecer a una casta se debe de nacer dentro de ella.
En las clases sociales uno puede ascender o descender de acuerdo a la economía, es decir que si una familia es de clase social elevada y por una crisis cae de posición mientras que caso contrario una familia de clase media baja debido a una buena economía pude ascender hasta una posición y será considerada de clase alta.
En las castas esto no sucede, el mundo de las castas no conoce las crisis económicas ni está sujeta a intereses monetarios. Un hombre puede ser expulsado de su casta si deshonra a los suyos o si traiciona el código ético de esta.
Las clases sociales siempre están abiertas pero las castas permanecen cerradas para mantener puro su linaje y para evitar que costumbres extrañas entren en ella, esto para la mentalidad moderna puede parecer un acto de soberbia pero en el mundo antiguo se veía como una forma de proteger la sangre y el espíritu de una casta.
El hombre de una clase social ha sido educado para pensar de forma económica, todo su mundo gira en torno a la economía.
El hombre de casta era un espíritu ascético, duro, reflexivo y elevado espiritualmente. En el hombre de casta se conjugaba el guerrero, el sacerdote y el poeta.
He dicho que el término casta es biológico, la sociedad de castas fue fundada por guerreros, hombres de sangre fuerte y por lo tanto de un material genético de alta calidad por lo que se prohibía mezclase con castas inferiores, los matrimonios eran entre los mejores, la mejor mujer para el mejor hombre. Sucede lo contrario en las clases sociales, donde pesa más el dinero que la calidad genética, si el hombre tiene una posición alta no importa si su material genético es deficiente entonces podrá casarse con la hija de papi.
La sociedad de castas es patriarcal en ella es el guerrero, el hombre sabio y el asceta el jefe mientras que las clases sociales son matriarcales, la figura de la madre, socialite, de ropa cara, que dona cada cierto tiempo a fundaciones de caridad sobresale en revistas y en televisión.
En las castas es el hombre fuerte el que sobresale, en las clases sociales es el hijo mimado de mami. El hombre de una casta elevada era sometido desde temprana edad a un entrenamiento tanto militar como ascético para fortalecer su cuerpo y su espíritu, un hombre de casta iba a ser quien gobernara por lo que debía de ser endurecido desde la infancia.
En las clases sociales si el niño se tropieza la madre va a socorrerlo, mimarlo, tenerlo en su pecho y abrigarlo con toneladas de suéteres en invierno.
Así mientras el hombre de casta era un guerrero capaz de soportar el dolor, sabio y de espíritu elevado. El hombre de la casta social es inepto y siempre preocupado por la economía.
Las civilizaciones pre-cristianas eran regidas en su totalidad por un sistema de castas en cuya cima estaban los sacerdotes-iniciados y los aristócratas-guerreros, este tipo de jerarquía era el que imperaba en todas las culturas indo-europeas y en civilizaciones de América como los aztecas, mayas e incas. De todas estas culturas son dos las que serian el mejor ejemplo de la sociedad de castas, me refiero a la civilización hindú y a la antigua Roma.
Estas dos culturas llevaron una sociedad jerarquizada, totalitaria y ascética que les permitió ser civilizaciones elevadas espiritualmente y admiradas.
El sistema de castas de la India fue fundado por los invasores indoeuropeos que llegaron a ese territorio en el año 1400 A.C, fue el periodo de la India Védica cuando la civilización estaba dividida en castas regidas por una aristocracia de iniciados y aristócratas.
  La primera casta era la casta Brahmánica que correspondía a los sabios e iniciados, esta casta estaba representada por el color blanco, se trataba como su color lo indica de una casta con altos valores espirituales quienes eran los asesores del rey.
La aristocracia estaba conformada por la casta Chatria, según el Código Manu la función del Chatria era la de proteger a sus súbditos y este título no era hereditario, quien aspirara a tener el poder debía tener aptitudes y valores propios de un guerrero.
Con esto vemos que nacer en una casta no era el único requisito para pertenecer a ella, se debía pasar por pruebas iniciáticas tanto físicas como espirituales, el superar estas pruebas era como un segundo nacimiento, por eso los Chatrias y Brahmanes eran llamados “Nacidos dos veces” porque nacían como humanos una vez superado este duro entrenamiento pasaban a ser Chatrias.
En la antigua sociedad hindú cada casta tenía su lugar, los mejores elementos convivían con los mejores mientras que los peores elementos de la sociedad se encontraban aislados.
El dalit, el chandala( termino que usaba Nietszche para referirse al judío o al cristiano), el sin-casta es decir los más bajos elementos convivían entre ellos sin mezclarse con los más altos elementos, asilados en los más miserables lugares.
En palabras del científico ucraniano Theodosius Dobzhansky "El sistema de castas de la India ha sido el mayor experimento genético jamás realizado por el hombre" Los mejores elementos se reproducían mientras que los peores elementos iba muriendo debido a enfermedades, asesinándose entre sí, de ese modo su número disminuía.
La sociedad romana por otro lado estaba dividida en dos castas, patricios y plebeyos, la primera era la clase dirigente mientras que la segunda era el populacho.
Los patricios eran los patriarcas o jefes de cada una de las 300 familias nobles que gobernaban Roma y eran descendientes directos de los invasores itálicos que fundaron Roma y expulsaron a los etruscos.
Estos invasores eran de sangre nórdica y fueron ellos quienes fundaron el patriarcado romano, el patriciado era una aristocracia guerrera en el que imperaba el culto al padre y a los antepasados, los patricios eran respetados por su sabiduría y su autoridad.
Desde temprana edad los jóvenes patricios eran sometidos a duras pruebas físicas, a soportar el dolor, también se les enseñaban las tradiciones ancestrales y religiosas, los cultos y como debían llevarlos a cabo.
De esta manera los patricios eran hombres sabios, duros, ascéticos, disciplinados y con un alto sentido del honor. Los patricios eran llamados Hijos del Cielo ya que tenían un origen divino, entre sus rituales se encontraba el rito funerario de incinerar el cuerpo en una pira funeraria, ceremonia propiamente indoeuropea mientras que por el contrario los plebeyos eran llamados Hijos de la Tierra y tenían como principal rito funerario enterrar a sus muertos, algo que más tarde heredaría el judeo-cristianismo.
Eran patricios Julio Cesar, el emperador Octavio-Augusto, Pompeyo Magno, los grandes generales que lucharon contra Cartago, todos ellos grandes hombres de un genio nunca visto. No obstante las guerras Púnicas diezmaron a las familias patricias, los pocos que quedaron fueron quienes gobernaron el imperio sin embargo con el paso del tiempo el patriciado fue perdiendo su poder cuando elementos extranjeros se mezclaron, cuando su sangre y su espíritu fueron contaminados por un orientalismo que se iba extendiendo por el imperio.
Entonces el patriciado paso de ser una casta a ser una clase social, un ser aberrante que fue exterminado por los barbaros germanos.
Las clases sociales de la época moderna vienen a ser entonces una parodia de las castas, cuando una casta abre sus puertas a elementos extraños entonces es cuando llega a su decadencia y pasa a ser una clase social. Actualmente las modernas “aristocracias” de Europa no son más que una burguesía, una clase social bonita y que brilla en cada revista de categoría pero nada más.
No se puede considerar una casta a la familia real española o a la familia real británica cuando su sangre y su espíritu permanecen contaminados, no se puede considerar una casta a los Rockefeller o a los Hilton porque carecen del espíritu aristocrático que tuvieron los Chatrias y patricios.
  Por más que nos intenten vender el que casta y clase social son lo mismo no lo son, ambas palabras están fusionadas pero sus caracteres son distintos.
Solo hay que mirar un busto que representa a un patricio romano y mirar la foto del príncipe Charles, en el primero se verá un rostro severo y sabio, en el segundo se verá a un idiota.
Tiene más porte una joven iraní con su sangre pura que el fantoche príncipe Harry, tiene más sangre noble una niña palestina que un miembro de la familia Bush.
 Ser aristócrata no es ser millonario, para ser aristócrata se nace, se tiene sangre y espíritu no millones de dólares y un rostro en una revista.
Actualmente en la India existen lugares que todavía se rigen por castas, el socialista Gandhi suprimió este régimen pero existen comunidades que todavía son gobernadas a través del sistema de castas y los Vedas, comunidades que se niegan a abandonar su tradición.
Asociaciones de derechos humanos y el gobierno hindú (influenciado por el colonialismo británico) quieren suprimir por completo este sistema pero aun encuentran la oposición de la sociedad hindú. Las castas se fueron y en su lugar quedaron las clases sociales pero sin la cosmovisión, jerarquía y espiritualidad de las grandes castas.

Diciembre 2012

sábado, 8 de diciembre de 2012

El Reino de la Televisión



Fernando Trujillo


La televisión, esa bestia insidiosa, esa medusa que convierte en piedra a millones de personas todas las noches mirándola fijamente, esa sirena que llama y canta, que promete mucho y que en realidad da muy poco.

Ray Bradbury


En sus obras literarias 1984 y Un Mundo Feliz tanto Orwell como Huxley predijeron un mundo oprimido por la tecnología pero mientras que en la novela de Orwell la opresión era externa, en la obra de Huxley la opresión es interna y el ser humano moderno ha llegado a amar esa opresión.
El ser humano de antes se levantaba en contra de sus opresores, el ser humano de ahora prefiere quedarse sentado a ver televisión, un partido de futbol o el nuevo reality show mientras sus pensamientos van desapareciendo a la par de las imágenes brillantes de la caja idiota.
Por medio de la televisión y la industria del entretenimiento el Sistema ha creado una esclavitud interna mucho más poderosa y efectiva que la esclavitud interna, porque la esclavitud del entretenimiento es mucho más placentera y lo mas importante: el ganado no sabe que es esclavo.
La televisión como toda creación humana puede ser usada para el bien o para el mal, querer entretenerse no está mal al contrario es bueno para la salud distraerse, relajarse y entretenerse es bueno para renovar la mente y continuar pensando pero el Sistema no quiere que pienses, no quiere que disientas ni que tu mente genere ideas.
Al contrario el Sistema quiere que tu mente este dormida y la televisión es una gran droga para mantener callados los pensamientos y dormida la mente.
Es aquí cuando la televisión ha sido usada para el mal, para fines del opresor capitalista.
Hoy en día la televisión es un miembro más de la familia, ha pasado de ser una maquina a ser un hijo, un educador y un amigo para todos los miembros de una familia.
En cualquier hogar moderno podrá faltar agua, comida, dinero, calefacción y las medicinas de la abuela pero nunca un televisor, el hombre la necesita para ver su partido de futbol y la mujer para ver su telenovela. En las últimas décadas la televisión ha adquirido una vital importancia para las familias modernas.

El nuevo dios del hombre es la televisión, desde finales del siglo XX la televisión se ha ido erigiendo como el ídolo de las masas, frente a su pantalla el hombre pierde la capacidad de pensar y queda horas hipnotizado frente a ese aparato, fascinado por las millones de imágenes que aparecen cada segundo frente a sus ojos.
El Sistema ha saturado los medios de comunicación de pura basura, antes el Sistema ocultaba información pero ahora nos ahoga de información pero pura información trivial para distraer al hombre promedio.
Que si el nuevo escándalo de Paris Hilton, que la píldora del día siguiente, que un nuevo concierto por los derechos humanos. Toda esa información es puro entretenimiento para evitar que uno piense, para mantener al pueblo pegado frente al televisor y evitar que lea un libro.
El exceso de entretenimiento nos está asfixiando y aun así queremos más, estamos nadando en toneladas de imágenes y comerciales mientras nuestros cerebros se secan.
Sentados frente a la pantalla del televisor nuestros estómagos crecen, nuestra capacidad de pensar disminuye y nuestro libre albedrio es aun más limitado.
Los medios nos están divirtiendo hasta matarnos lentamente, nadie lee salvo las revistas y los periódicos controlados por el Sistema, dichos medios impresos dicen la misma mierda que dicen los medios televisivos.
Un libro es un arma muy poderosa y temida contra el Sistema, los libros te hacen pensar y te hace libre, mientras más leas más libre serás. Leer es aburrido te dice el Sistema, leer es para nerds es otro slogan de la cultura moderna, es mucho más importante la libertad de pensar que ser un esclavo de las mentiras de la industria mediática.
Orwell y Bradbury temían que en el futuro se prohibieran los libros, Huxley en cambio sabía que no sería necesario, con tanto entretenimiento visual en nuestros hogares a nadie le interesaría leer un libro. ¿Sabes cuantos chicos leen? El número es limitado y conforme pasan los años disminuye aun más, los chicos prefieren pasar sus ratos libres viendo televisión, jugando videojuegos, viendo más televisión, chateando con su novia virtual, viendo más televisión y matando sus neuronas en el antro de moda. El pensamiento moderno dicen que mientras más avanzados tecnológicamente menos es el trabajo físico, menos es el cansancio del hombre y más tiempo tenernos para nuestro ocio. Un ocio que para el hombre moderno es estar acostado viendo televisión con una coca al lado.
Un hombre así no es peligro para el Sistema, es un esclavo más que consume de ese excremento llamado cultura moderna. Futbol, reality shows, comerciales, comida rápida, programas de concursos, noticieros, concursos de belleza, la lotería, las conejitas de playboy.
Todo lo que al hombre promedio le gusta, todo lo que la familia promedio ama. Un mundo de entretenimiento que nos alejan de la realidad de las deudas, el desempleo, la violencia, la corrupción y la pobreza, la broma irónica es que lo que más amamos es lo que nos está matando poco a poco. Los hombres ya no piensan, ya no hay idealistas ni revolucionarios, ya no hay disidentes ni pensadores solo patéticos esclavos del monstruo mediático.
La civilización esta colapsando y nosotros preocupados por el Mundial y el nuevo ganador de American Idol.

Spengler nos advertía en Años Decisivos que se sufre de la descomposición de la cultura, un síntoma de la gradual decadencia de Occidente, ¿Merece el nombre de Cultura este abismo de pamboleros, afeminados modelos, espectáculos carentes de calidad y frivolidad? Occidente le ha dado la espalda a la verdadera Cultura y la ha cambiado por una cultura trivial y pasiva.
Al prender la televisión podemos ver a personas denigrándose por unos cuantos dólares, hombres vestidos de mujer intentando hacerse los graciosos, más que un pueblo cautivo somos un pueblo trivial, preocupado únicamente por cosas sin importancia, por ir al restaurante de moda y por ver el programa con mas rating de la televisión.
Esta cultura moderna solo merece dos cosas: lastima y odio. Mientras el Apocalipsis mediático continua en cada hogar y en cada país devorando los cerebros de las familias los disidentes podemos cultivar nuestras mentes con un libro.
Ahí afuera hay una librería donde nos esperan títulos de Shakespeare, Tolkien, Jorge Luis Borges entre otros esperando a que venga un joven a descubrir sus páginas, apaga la televisión y lee.
Lee a los grandes disidentes, lee a los revolucionarios, lee sobre las mentiras de la democracia, lee sobre los héroes de tu patria, lee sobre héroes y dioses mitológicos.
Piensa, sueña, lee y no te dejes hipnotizar por la caja idiota, si tus padres y tus hermanos están viendo el nuevo reality show tu enciérrate en tu habitación y lee, si toda tu familia está reunida en un sillón viendo el Mundial acompañados de toneladas de coca y botanas tu enciérrate en tu cuarto a leer, ponte un mp3 para escuchar a Wagner o al músico de tu preferencia, así no tendrás que escuchar los gritos de tu familia cada vez que insultan al árbitro o festejan un gol.
  En lugar de ver la película El Señor de los Anillos, lee la trilogía completa en la soledad de tu alcoba. Escribe poesía, compón una canción, pega propaganda anti sistema en las calles y ante todo piensa. Pensar por ti mismo es un reto en este mundo moderno pero es mejor estar solo que ser uno más del rebaño.
Apaga o destruye de una vez tu televisor, si lo conservas entonces decide que esa máquina no te controlara, tú la controlaras a ella y decidirás cuando prenderla y cuando apagarla, decidirás que ver y cuando veas vas a pensar, no te dejaras envolver por sus mentiras.
Este amigo lector es la era de los medios de comunicación, la era de la televisión y el entretenimiento basura pero ¿Qué pasara cuando esta era colapse? ¿Qué pasara cuando todo llegue a su fin? Todo lo que el imperio mediático transmitía llegara a su catastrófico final y en unos cuantos años nadie recordara la basura que transmitía, caerán en el olvido y aquellos que lucraron con la basura serán olvidados también, desterrados de la memoria para siempre.
No hay un gran futuro por delante para Occidente, las masas tienen sus cerebros atrofiados debido a las largas horas que pasan delante de un televisor, tragando las mentiras del Sistema, la calidad mental de los individuos ha quedado reducida a nada.
Vivimos en una sociedad en donde se premia a la mediocridad, donde amamos la mediocridad y hemos hecho de esta mediocridad algo superior, algo por lo que vivir, es para las masas mucho más sencillo estar acostados viendo las obscenidades de un nuevo reality show que abrir un libro y pensar. Este amigo lector es el fin de la civilización, lo que más amamos y nos divierte es lo que nos esta matando.
Leer es ser libre, un libro es el arma más poderosa contra el Sistema así que arroja tu televisor a la basura y lee un libro.

Mayo 2010

Publicado en el Frente Negro Nro. 7 el 22 de junio de 2010

domingo, 2 de diciembre de 2012

Caballeros de la Jerarquia

Los invito a descargar mi mas reciente trabajo "Caballeros de la Jerarquia" que sirve de secuela a la "conjura de los masones" la descarga como siempre es gratuita. Un abrazo y gracias por el apoyo.

Atte


F. Trujillo


"Han pasado tres meses desde los acontecimientos de “la conjura de los masones”, la Liga de los Marginados permanece en la clandestinidad luchando contra el Gobierno Secreto pero los Iluminati no son los únicos enemigos. Los Ouroburos Los Grandes Señores de la Irrealidad buscan despertar al Anti-Dios y destruir la vida en el universo. La Liga con la ayuda de Mercurio el dios del caduceo se opondrá a ellos pero para eso deberán vencer las intrigas y desconfianzas entre ellos y a Juan Pablo Escalante el Caballero de la Entropía antiguo enemigo de Max y Daniel, hermano de Diana el cual busca matarlos a todos."

http://www.lulu.com/shop/fernando-trujillo/caballeros-de-la-jerarquia/ebook/product-20548596.html?fb_action_ids=4872879977034&fb_action_types=og.likes&fb_source=timeline_og&action_object_map=%7B%224872879977034%22%3A118418008320834%7D&action_type_map=%7B%224872879977034%22%3A%22og.likes%22%7D&action_ref_map

jueves, 22 de noviembre de 2012

Caricaturas antiguas y nuevas



Por Fernando Trujillo


El tema del siguiente artículo les puede parecer trivial pero es mucho más importante de lo que cualquiera pudiera pensar. Mi generación y la de aquellos que nacimos en los ochenta recordaran caricaturas como “Caballeros del Zodiaco”, “Mazinger Z”, “Dragón Ball”, “Thundercats”, “He-man” y un largo más a las que éramos aficionados.
Las niñas recordaran “Sailor Moon”, “Candy Candy” y “Remy”, caricaturas si bien enfocadas a un público femenino también veíamos los varones. Todas estas caricaturas tenían algo en común y era que trataban al niño como un ser inteligente, debo decir que mi generación fue afortunada al poder disfrutar de estas caricaturas, de sentirse identificado con sus personajes y de cierta manera ser parte de su mitología. Estas caricaturas presentaban personajes sólidos, altas dosis de violencia que podíamos disfrutar y lo más importante, estimulaba nuestros instintos al ofrecernos grandes peleas y secuencias de acción.
Al mismo tiempo estas caricaturas transmitían valores tales como la amistad, la lealtad, la camaradería en el campo de batalla, la redención y una dosis de drama que nos hacia sufrir pero que también despertaba nuestras emociones como personas.
Todos fuimos testigos de la lealtad de los caballeros de bronce hacia la diosa Atena, vimos la amistad fraternal entre Goku y Krilin, los niños nos sentíamos identificados con un guerrero como He-man mientras que las niñas se identificaban con la feminidad de las sailor scouts o de la dulce Candy. Recuerdo que en el recreo jugábamos a Dragon Ball o a los Caballeros del Zodiaco y nos agarrábamos a golpes simulando ser nuestros héroes favoritos mientras que las niñas se maquillaban y jugaban a ser como las sailor scouts.
No obstante fue esta violencia y derramamiento de sangre que disfrutábamos que atemorizo a una sociedad mojigata, padres de familia, psicólogos asustadizos, sacerdotes y medios de comunicación sin criterio y débiles de mente comenzaron a sentirse asustados por la violencia expuesta en las caricaturas. Así comenzaron a formarse sociedades padres de familia que salían a defender la “moral” y “buenas costumbres”, maestros y “especialistas” hablando de los efectos negativos de la violencia de las animaciones.
Sacerdotes y predicadores hablando de la “influencia satánica” de estas caricaturas. Todo u n grupo de payasos y sesudos seudo-intelectuales que no entienden los instintos humanos ni la naturaleza del hombre, dignos discípulos de la filosofía de la Ilustración pero que sin embargo terminaron por triunfar. Así las viejas caricaturas que amábamos fueron sustituidas por otras más acordes con la filosofía políticamente correcta de “alejar a los niños de la violencia” pero eso si haciendo de ellos seres cada vez mas estúpidos para una sociedad estúpida.

La violencia es un instinto natural, ninguna institución educativa o religiosa ha querido entender esto pero la naturaleza humana para bien o para mal esta inclinada hacia la violencia sin embargo el dogma de la educación moderna es suprimir este instinto por medio de la moral, la educación, las buenas costumbres, un concepto heredero de Rousseau pero que ha fracasado constantemente.
El ser humano es un ser salvaje, dado a pelear y a ser posesivo pero la sociedad moderna teme a la violencia, tiene miedo de su lado salvaje, creen haber superado esto y creen tontamente que la educación eliminara este instinto.
Actualmente existe la manía en el sistema educativo de alejar a los niños de todo lo que es violencia, se prohíbe que peleen entre ellos como una forma de juego, que se alejen de los deportes considerados violentos.
Esto se refleja en las caricaturas modernas cada vez más políticamente correctas y mas estúpidas en cuanto a sus argumentos. Tenemos a “Bob Esponja”, “Los Padrinos mágicos”, “El Chavo animado”, “Phineas y Ferb” y otras aberraciones de cuyo nombre prefiero no acordarme.
Vemos un patrón en estas nuevas animaciones y es que la violencia está en diminutas dosis, los personajes han pasado de ser fieros héroes a ser criaturas amigables, los argumentos se resumen en un humor absurdo y desenfrenado enfocándose más en lo “chistoso” que en algo que realmente haga pensar al niño.
Los padres permiten que sus hijos pudran su cerebro viendo esa basura horas y horas, al fin que están viendo unas caricaturas amigables, alejados de la violencia pero no se imaginan que lo que están viendo es un lavado de cerebro que duerme sus instintos.
Vemos también en estas nuevas caricaturas una tendencia a feminizar a los varones, la atmosfera de estas caricaturas está cargada de flores y arcoíris en cada capítulo, en algunos personajes sin sexo definido se mueven por este escenario en poses amaneradas. En las caricaturas antiguas los personajes principales eran héroes varoniles con los que el niño se podía identificar, tenemos claro ejemplo a Goku, He-man, los caballeros de bronce, a Fly o los Thundercats. Héroes musculosos, viriles y de un espíritu combativo.
Los personajes de ahora son demasiado amigables, se la pasan recogiendo flores y entregándoselas a sus enemigos, se la pasan saltando de forma femenina e incluso sus voces son de mujeres.
Bob Esponja es el caso por excelencia de estos nuevos personajes, una criatura aparentemente masculina pero que tiene rasgos notoriamente femeninos, en cada capítulo Bob aparece disfrazado como una flor o con un arcoíris en las manos y también esta su amistad con Patricio Estrella que a diferencia de la amistad entre los personajes de las caricaturas antiguas, la suya parece una relación de pareja.
Otro ejemplo esta en el personaje de Timmy Turner de los “Padrinos mágicos” que viste una playera y una gorra rosada, a diferencia de Bob, Timmy no tiene rasgos homosexuales pero si tiene una conducta claramente femenina.
Ahora si bien los personajes afeminados y andróginos ya estaban en las caricaturas antiguas estos siempre estaban del lado del mal (por ejemplo el Barón Ashler de “Mazinger Z” o Afrodita de Piscis de “Caballeros del Zodiaco”) y eran una minoría.
El patrón consiste en suprimir el instinto de masculinidad—un instinto claramente violento—por uno femenino, pacifico y amigable para una sociedad cada vez más débil y borreguil.
Si en los niños es una feminización, en las niñas es una masculinización, ahora en las caricaturas vemos a niñas musculosas, vistiendo ropa de hombre, machorras enfrentándose a la antagonista que irónicamente representa el modelo de feminidad (representado en su mayoría por una chica rubia), en las caricaturas antiguas habia mujeres guerreras como las sailor scouts, las guerreras mágicas y los casos de Marin y Sheena de los Caballeros del Zodiaco, todas ellas mujeres valientes, guerreras pero que siempre conservaban su feminidad, un modelo con el que las niñas podían identificarse.
Todos estos modelos positivos son cambiados por personajes sin sexo, sin forma, completamente idiotas, compartiendo flores y esto es lo que los niños ven en televisión.

Un patrón en estas nuevas caricaturas es la falta de valores éticos, en las caricaturas antiguas los personajes enfrentaban las consecuencias de sus actos aunque esto implicara una tragedia, en las caricaturas modernas los personajes hacen lo que quieren de forma irresponsable y mágicamente todo se resuelve para bien del protagonista.
Es decir los personajes no maduran y no enfrentan las consecuencias de sus actos, todo sigue igual en el capitulo siguiente, no hay aprendizaje solo la falsa noción de que se puede hacer lo que uno quiera sin consecuencias.
Tenemos niños cada vez más inmaduros, más caprichosos y más sobreprotegidos, faltos de carácter y de ética. Actualmente los modelos positivos en las caricaturas han sido eliminados en pos de una educación cada vez más políticamente correcta.
No creo que ningún niño se sienta identificado con Bob Esponja o con Timmy Turner pero si lo está entonces su cerebro ha sido lavado por completo.
Ser un hombre viril, aventurero, osado y con instintos sanos está prohibido, ese tipo de hombre era el “pasado”, el futuro es un hombre sensible, amistoso, que comparta flores en vez de puños y cuyo cerebro este anestesiado.
Los padres y maestros permiten que los niños vean esta basura creyendo que es entretenimiento “inofensivo” sin darse cuenta que están criando a una generación de pusilánimes. La historia nos enseña que las buenas maneras y la feminidad causan la caída de una civilización.
El peligro radica en debilitar mas la mente y el instinto de las nuevas generaciones, haciéndolos menos violentos y más dóciles, eso provocara nuestra destrucción.
El mundo es un terreno darwinista en el que sobrevive el más apto, la siguiente generación se hace cada vez más amable con los enemigos y les aseguro que estos no serán amables con nuestros hijos. Querer suprimir la violencia es anti-natural, querer hacer de los niños seres sin instintos los conducirá a la muerte. Prefiero ver a dos niños agarrándose a golpes en la calle que verlos jugar juegos de niñas, esto último es propio de una sociedad decadente.
Las caricaturas antiguas no provocan las violencia, solo estimulaban nuestros sentidos, la violencia es parte del código genético del hombre ¿Por qué no cultivarla? Dejar que los niños se lastimen de vez en cuando, que se den de puñetazos, que presuman sus moretones, eso es parte de una sociedad sana. Lo mejor es que se apagara la televisión de vez en cuando y se le diera al niño un buen libro para leer aunque claro con la educación cada vez mas políticamente correcto puede que el día de mañana los libros de Tolkien y Poe sean prohibidos por ser demasiado “violentos” para los niños.


Noviembre 2012

miércoles, 21 de noviembre de 2012

"Whisky en invierno" mi nueva antologia poetica

Amigos lectores los invito a descargar y leer mi mas reciente antologia poetia titulada "Whisky en invierno" disponible para descarga gratuita en el mercado de Lulu.com:


Un trago de whisky ayuda a sobrellevar la melancolía del invierno mientras evocamos los buenos recuerdos, estos poemas fueron escritos para que sean leídos acompañados de una botella de whisky en invierno.



  http://www.lulu.com/shop/fernando-trujillo-pe%C3%B1a/whisky-en-invierno/ebook/product-20525012.html



Gracias por su apoyo



F. Trujillo

domingo, 18 de noviembre de 2012

Primer capitulo de "Caballero de la Jerarquia"

Saludos amigos lectores les dejo lo que sera el primer capitulo de mi proxima novela "Caballeros de la Jerarquia" una secuela de "La conjura de los masones", proximamente estara en descarga gratuita a traves del sitio Lulu.com. Espero que lo disfruten


La campaña electoral se iba acercando paso a paso, en las calles se hablaba de rumores sobre que Creel sería el candidato del PAN, algunos jóvenes que pasaban por su negocio murmuraban su apoyo al Peje mientras que las mujeres que entraban a su negocio cuchicheaban sobre lo guapo que era Peña Nieto. Homero Madero era un hombre que a sus cuarenta y cinco años se enorgullecía de ser priista, su familia lo habia sido y él lo era. Con el PRI cosas como el incendio de ese casino en Monterrey o las continuas balaceras en el norte no ocurrían.
Estaba convencido de que después de once años el PAN era incapaz de tener un buen gobierno y no estaba dispuesto a entregar al país a los izquierdistas si no que regresara el antiguo gobierno. No le importaba lo que dijeran de Peña Nieto o del partido, estaba convencido de que su regreso a la presidencia era lo mejor para el país.
Estaba mirando el programa de Laura mientras se comía una Whopper con queso, el doctor le habia dicho que demasiadas grasas sería malo para su corazón pero le daba igual lo que dijeran los médicos, dos veces a la semana no hacían daño pensaba.
El programa de Laura trataba sobre una chica que se habia hecho miembro de una secta satánica y mientras la chica hablaba de Satanás como su señor, la madre iba lanzando oraciones y persignándose. Homero soltó una carcajada y pedacitos de queso cayeron sobre la pantalla.
Afuera de su negocio estaba lloviendo, Paco Pérez el chico que trabajaba para él en las tardes estaba acomodando unos libros usados en el librero.
No le interesaban los libros pero a veces pasaban alguno de esos estudiantes de filosofía—esos que apoyaban a López Obrador—y compraban algunos. Eran baratos. Despreciaba a los simpatizantes del Peje pero eran buenos clientes y su negocio no era únicamente de vender libros.
Tenía lámparas antiguas, joyas, muebles, de todo un poco y en la venta en general le iba bien.
-Termina de acomodar esos libros y luego te vas a comer—le dijo a Paco, bebió un largo sorbo de su coca. Los libros que el muchacho estaba acomodando eran de un estudiante de letras que necesitaba el dinero. Le dio cincuenta pesos por los tres, estaban en buen estado pero no iba a darles doscientos por cada uno.
Uno era de un tal Marcusse, otro era de un tal Erich Fromm y el último era de José Agustín a ese si lo conocía por su hermano. Oscar que también era propietario del negocio si era un ratón de biblioteca que tenía a José Agustín como ídolo, tal vez el si conociera a todos esos escritores, a sus cuarenta años Oscar era uno de esos intelectuales de izquierda que daban su apoyo a López Obrador y fumaba marihuana.
-Don Homero ya termine de ordenar los libros.
-Bien muchacho vete a comer pero no te tardes—le dijo y Paco se fue corriendo al puesto de quesadillas que estaba del otro lado. Homero se termino el ultimo bocado de su hamburguesa, se sentía lleno y el corazón le iba doliendo. Una molestia menor pero que por una whopper valía la pena, escucho en su cabeza la voz de Oscar diciéndole lo pésima que era esa comida.
Se termino las papas y el refresco de un sorbo, en el programa de Laura la chica satánica habia comenzado a bailar una especie de danza ritual, no sabía exactamente que era pero le daba risa.
Dos horas más y cerraba el negocio, Oscar abriría en la noche pero el ya estaba cansado para seguir ahí. Quería irse a su casa pero tenía que pasar al super a comprar la decoración para navidad, estaba en los últimos días del mes de noviembre, en tres días comenzaría el mes de diciembre y con ello las ofertas. Estaba pensando en cerrar temprano, en decirle a Paco que se fuera y cerrar de una vez, quería dejar lo de la decoración para otro día, estaba cansado y fastidiado, lo único que deseaba era estar acostado en su cama.
No habia tenido un cliente salvo en la mañana, una señora que compro un libero viejo por trescientos pesos, aunque se habia acabado la hamburguesa aun quería algo más para comer, tal vez una quesadilla de chorizo.
Sonó el teléfono, al contestar escucho la voz de su esposa que le dijo que quería la decoración de una vez, le dijo que la vecina tenía una decoración más bonita y ella la quería tener de una vez, le dijo lo que quería y Homero fue anotando en una libreta sin mucho interés.
El programa de Laura habia terminado y en su lugar comenzaba esa telenovela que tenia a Lucia Méndez y la cual no le interesaba.
Apago la televisión y se puso a buscar que hacer hasta que terminara su turno. La idea de cerrar temprano le parecía más tentadora al mismo tiempo que sentía un dolor en el pecho, debía ser el estrés se dijo así mismo para calmarse.
Respiro profundamente y el dolor seguía pero iba disminuyendo, junto con el dolor estaba también las ganas de vomitar.
Al alzar la cabeza vio a una niña frente al mostrador, no vio a ningún adulto junto a ella, algunas veces venían niños de la calle a pedir dinero pero esa niña no tenía pinta de ser de la calle.
Cabello castaño recogido con un prendedor rosa de Hello Kitty, ojos azules, tenía una camisa verde con un Santa en el centro y pantalones azules, una bufanda roja estaba alrededor de su cuello, una niña de ese aspecto no estaría en un vecindario como ese, no iba con el lugar.
-¿Dónde están tus padres?—aun sentía el dolor en su pecho.
-No se—respondió. No se veía asustada ni desorientada. ¿Qué padres irresponsables dejaban a su hija sola? Se pregunto.
-¿Se te ofrece algo?
-Quiero un dije.
La niña hurgo en su bolsillo y le mostro un dibujo de un dije de corazón con una S incrustada en medio, recordaba que tenia uno así pero faltaba la otra mitad.
 -¿Tienes para pagar?
La niña hurgo en su bolsillo y saco unos billetes, ahí debía de tener como dos mil pesos. En definitiva esa niña no pertenecía a ese lugar.
-Guarda eso, este es un barrio peligroso.
-Se cuidarme sola—dijo la niña con un tono jovial. Homero asintió levantándose a donde estaban los dijes. Se detuvo tocándose el pecho, esperaba que ese dolor pasara. Miro detrás donde estaba la niña y ella le enseño una sonrisa infantil. Su hijo más pequeño tenía una sonrisa como esa pero por alguna razón la sonrisa de la niña lo dejo inquieto.
-¿Tus papas saben que estas aquí?
-Quiero el dije—dijo la niña con un tono menos cordial, Homero asintió, tal vez un susto en este vecindario le darían una lección de humildad pensó mientras revisaba los dijes. Tenía muchos con la forma de un corazón, otros de oro y plata pero ahí estaba ese dije que se mostraba en el dibujo, recordaba que lo tenían desde hacia veinte años.
-¿Es este?
La niña asintió con un gesto.
-Falta la otra mitad espero que no te importe.
-No se preocupe la encontrare—dijo la niña, no sabía que quiso decir con eso pero lo ignoro.
Camino al mostrador y el dolor se iba intensificando, cuando la niña se fuera entonces cerraría, al diablo con la decoración, se iría directo a casa a dormir después de tomar una píldora.
-Esto es un diamante autentico así que te costara.
-Tengo más dinero en mis bolsillos señor.
-No déjalo así—le daría su regalo navideño con esa oferta, la verdad es que no quería hacer cuentas, solo irse a dormir. Le entrego el dije a la niña y se dispuso a guardar el dinero cuando sintió el corazón se le iba deteniendo.
Dio un paso hacia atrás soltando los billetes, lo que vio a su alrededor eran servilletas que no tenían ningún valor. No entendía lo que pasaba, su corazon estaba colapsando y todo iba dando vueltas a su alrededor. Cayo sobre un viejo jarrón, iba aferrándose a ponerse de pie pero era más doloroso, no podía moverse, no podía levantarse y frente a él estaba la niña con el dije.
-Rápido….llama a una ambulancia—pidió desde el piso, tenía la cara roja, se iba desabrochando la camisa, un intento por aferrarse a la vida.
La niña no se movía, solo lo miraba fijamente mientras sostenía el dije, Homero le repitió la petición pero ella ahí estaba parada viéndolo con una expresión que denotaba compasión.
-Es demasiado tarde Homero—dijo la niña, no recordaba haberle dicho su nombre, se iba arrastrando en busca de ayuda pero su corazón se iba deteniendo, gritaba ayuda, a quien pasara gritaba porque lo ayudaran. La niña se puso frente a él y con un dedo en sus labios le pidió que hiciera silencio, Homero intento gritar sin embargo ya no tenía voz, ya no se movía.
Solo veía a la niña que estaba a su lado, un minuto pero esa visión desapareció, escucho a Paco gritar pero después solo fue el silencio. Un largo silencio y oscuridad.


©Fernando Trujillo

lunes, 12 de noviembre de 2012

Un mundo de telenovela



Por Fernando Trujillo

Para entender la cultura de un pueblo en la actualidad hay que ver como es su televisión, este aparato para bien o para mal nos dice mucho de una nación, del nivel de cultura de su pueblo y de su ética humana. Entonces ¿Qué se puede esperar de un país que tiene como programas de mas raiting “Laura de Todos”, “La Familia P. Luche” y las sucesivas generaciones de la Academia?
La conocida filosofía de Azcarraga Milmo de hacer televisión para los jodidos y apartarlos de la realidad no es solo la misión de Televisa si no de la televisión mexicana en general, ofrecerle al pueblo un mundo de telenovela alejado de la cruda realidad, un mundo de finales felices y milagros guadalupanos a un pueblo apático e ignorante.
Desconozco como son las telenovelas en otros países y que fin tienen así que solo me enfocare en el caso de México y en el propósito de sus telenovelas que no es otro que darle un mundo de fantasía al mexicano. El mexicano siente una profunda fe por su televisión, no es una exageración, realmente de entre todos los pueblos es el mexicano quien siente una verdadera devoción por la televisión ya sea para ver el futbol o la telenovela.
Las familias se sientan a determinada hora a ver la telenovela, el programa de Laura Bozo o “La Rosa de Guadalupe”, los domingos se reúnen a ver el futbol y la Familia P. Luche, los domingos en la mañana ven a Chabelo mientras desayunan.
¿Qué hay de los libros? En un país donde leer es irrelevante (como dijo la “periodista” Adela Micha) los libros y la alta cultura no tienen cabida.
Es más fácil sentarse en el sofá a ver la tele, es más fácil estar en la cama todo el día viendo la programación de un determinado canal—a estas alturas Tv Azteca y Televisa son lo mismo—el mexicano promedio quiere apagar su cerebro, no quiere pensar, ni quiere cultura. Lo que quiere es su futbol, su telenovela y su reality show.
El mexicano es feliz mientras tenga un equipo al cual apoyar, una villana a la cual odiar y un chisme del cual hablar. Así es feliz aunque tenga deudas, desempleo, sufra de la inseguridad, tenga que pagar por la gasolina más cara del mundo, toda su nación este privatizada y su salario disminuya. Las telenovelas apartan al mexicano de esta realidad y lo sumen en una anestesia llamada entretenimiento, una nueva esclavitud que hace que el esclavo ame a su opresor.

La razón del gran triunfo de las telenovelas en México se debe a que las televisoras saben manipular la mente del mexicano, cumpliendo sus sueños en las pantallas.
La historia clásica de una telenovela es la de una joven pobre que trabaja de criada para una familia de clase alta. La muchacha se enamora del galán, estos son separados por las diferencias de clases, la villana, las ocurrencias del guionista y al final la joven humilde termina siendo una persona rica y exitosa, casada con el galán y todos los buenos viven felices para siempre.
Dentro de una telenovela todos los problemas sociales se resuelven de una manera fácil, todos superan sus adversidades de una manera casi mágica. La telenovela está destinada a un público de clase baja aunque no limitado a este estrato social.
Se pueden ver todos los clichés como el de los pobres son buenos y los ricos malvados, los pobres luchan contra las adversidades sociales y salen triunfantes, los personajes humildes terminan siendo millonarios gracias al trabajo honrado, los villanos—mayormente de clase alta—terminan en la ruina económica o en la cárcel. Todos estos clichés moralistas inspirados en la moral católica del pueblo mexicano son los elementos con los que se manipula al público.
El público que ve telenovelas se siente identificado con la protagonista, quieren ser como ella, quieren tener a un millonario—o millonaria—como esposo y ser de la alta sociedad, quiere salir de la pobreza y vivir en las zonas más “nice” de la capital.
Quiere todo eso y lo quiere sin esfuerzo, el público de las telenovelas sueña con ser de esa elitista clase social, quiere una mansión gigantesca, quiere piscina, quiere lo que sus personajes de telenovela tienen en la ficción.
Pero más que nada y ante una cruda realidad quiere milagros, no quiere luchar por cambiar la situación social, no quiere pelear por un mejor gobierno.
Quiere milagros de la Virgen de Guadalupe, quiere que toda la delincuencia, la corrupción y la inseguridad se resuelvan con una rosa blanca. Es ahí donde el programa “La Rosa de Guadalupe” cumple su cometido de entretener y dar una falsa esperanza a su público.
Este programa maneja de forma irresponsable temas como la trata de blancas, el narcotráfico, el secuestro, el embarazo no deseado y el bullyng de una manera poco realista, absurda y donde todo se resuelve gracias a los milagros de la rosa. Televisa usa a su favor la fe de los mexicanos para ganar mucho dinero, para tener los raitings más altos y vender figuritas de la Virgen.
El programa de “La Rosa de Guadalupe” no es una telenovela propiamente dicha pero tiene los mismos elementos entre los que destacan un sentimentalismo barato, valores morales y finales felices para un pueblo apático.

La temática de las telenovelas está claramente inspirada en el cine de Ismael Rodríguez y sus películas sobre “Pepe el Toro”, en ellas Rodríguez sentó las bases del melodrama mexicano: el mismo sentimentalismo, los valores cristianos y morales como símbolo del bien, la pobreza asociada al bien, el culto a la figura materna (propio de civilizaciones decadentes), la sociedad mexicana ha sido educada por el cine de Ismael Rodríguez por generaciones destruyendo cualquier espíritu de lucha. El público de las telenovelas es el mismo que veía las películas de Rodríguez y sufría con Pedro Infante, el mismo publico que se identifica con el protagonista pobre y de buen corazón que al final triunfa contra las adversidades.
Esta identificación de la pobreza con el bien es propia del judeo-cristianismo que enlaza al pobre y al humilde sobre los aristócratas y fuertes de espíritu. México al ser un país con mayoría católica se identifica con los personajes y sus dramas personales.
Esta historia del pobre que gracias a su esfuerzo y honestidad llega al triunfo económico se puede ver en las historias de los futbolistas más aplaudidos del país.
Hemos escuchado infinidad de veces en programas deportivos y revistas a los futbolistas hablar de su origen humilde, de su trabajo constante y de cómo son famosos gracias al trabajo duro.
Es la historia de Chicharito Hernández y de cientos de futbolistas que acaparan las revistas deportivas, los segmentos de noticieros y estas historias mueven los sentimientos de los mexicanos. Los futbolistas más famosos, guapos, cotizados eran personas como cualquier otro y han logrado el triunfo, esa es la consigna con la que se captura la atención de las masas.
Historias de telenovela para un país de telenovela. El amor del pueblo mexicano por las telenovelas y su televisión en general llevo al triunfo electoral de Enrique Peña Nieto.
Hombre atractivo, endiosado por Televisa, amado por centenares de mujeres histéricas y con una vida mediocre, casado con una reina de telenovelas como Angélica Rivera.
El triunfo de Peña Nieto habla mucho sobre el nivel de cultura del mexicano y lo mucho que idolatra su televisión.
Las masas se conmovieron viendo su “boda de telenovela” en el Vaticano, hicieron más caso a la propaganda de Televisa antes que a los setenta años de corrupción del PRI. México quiere un mundo de telenovela, que todos sus problemas se resuelvan con milagros, ser potencia mundial por puro milagro, los mexicanos quieren ser primer mundo pero su pensamiento es el de un ser mediocre.
Así mientras viven y mueren en la pobreza, en el desempleo, en la inseguridad seguirán teniendo una televisión que los saque de su triste realidad. Este primero de Julio México eligió la baja cultura, la mediocridad y un mundo de telenovela sobre la cultura.

Noviembre 2012

viernes, 2 de noviembre de 2012

El miedo a la muerte



Por Fernando Trujillo

Un sentimiento que ha dominado esta época llamada modernidad es el miedo a la muerte, el hombre de esta época busca escapar de la muerte, para ello ha recurrido a la medicina moderna y a la ciencia. Este miedo a la muerte es síntoma de una civilización sin espíritu, temerosa y materialista, una época marcada por el racionalismo y el avance de la ciencia.
  El hombre de la antigüedad (es decir pagano) veneraba a la muerte como parte de la naturaleza, la veía con una mezcla de temor y respeto, para el pagano la muerte no era el final, era la liberación de su espíritu, era ascender a un mundo superior a este.
La llegada del judeo-cristianismo cambio esto, la idea del miedo a la muerte fue introducida a occidente por la nueva religión. La muerte estaba asociada a la maldad y al pecado, algo a lo que temer y huir.
Este elemento es heredero directamente del judaísmo más ortodoxo en donde se cree que la muerte es un final definitivo, el espíritu no existe y después de la muerte desaparecemos.
Esta idea fue tomada por diversas filosofías racionalistas que dieron como resultado el miedo a la muerte por el hombre moderno.
De esta manera el hombre desarrollo ese miedo hacia la muerte, la ciencia y el racionalismo mataron la idea del espíritu y la eternidad convirtiendo al hombre en un ser patético, consumista, petulante y miedoso.
El judeo-cristianismo hizo su labor en satanizar a las deidades que representaban a la muerte con demonios e incluso con el diablo mismo. Un ejemplo seria a la deidad celtica Samhain asociada al diablo y la corrupción de la diosa nórdica Hel a la que posteriormente a la cristianización de los nórdicos se le agrego una “l” de mas dando origen a la palabra “Hell” (infierno en ingles), los pueblos indo-europeos ya tenían un diablo y un infierno.
Tanto Samhain como Hel representaban a la muerte como parte del ciclo de la vida en sus respectivas culturas.
Samhain era el último día del año celta y el comienzo del invierno, la muerte de un ciclo pero después de la cristianización paso a ser una fiesta “diabólica” asociada al satanismo.
Las festividades asociadas a la muerte fueron convertidas en algo morboso y aterrador, idea que aún persiste en nuestra civilización.
Para escapar de la muerte la medicina moderna ha creado costosas maquinas para preservar la vida, ha dado lugar a la industria del trasplante de órganos, ha creado píldoras y tratamientos para retrasar la vejez.
La obsesión es preservar la vida a como de lugar, un hombre en coma es dejado en ese estado, un hombre que sufrió un accidente y ha quedado cuadripléjico es conservado de esta manera, a un hombre o una mujer no les importa tener el corazón de un cerdo con tal de seguir viviendo.
Leí en una revista de ciencia hace mucho tiempo que en laboratorios se estaban desarrollando maquinas para hacer más longevos a los hombres ¿Cuál es el propósito? Es sencillo, llegar a cumplir más de cien años y continuar viendo televisión, tomando coca, comiendo comida transgénica y pagando deudas.
Un hombre cuadripléjico que dese morir se le debe dar una muerte piadosa ¿Cuál es su propósito de seguir vivo? Es mejor aplicarle una muerte honorable que obligarle a continuar una vida sin propósito. Sin embargo la obsesión por la vida ha llevado a la medicina y al hombre a tratar de crear métodos anti-naturales para escapar de ella. No importa cuánto traten de hacerlo al final la muerte llegara.


Para el pagano la muerte es una liberación, era superar la condición humana y liberar su espíritu, en busca de esta liberación el pagano se lanzaba a la batalla, la guerra para los paganos no tenía la concepción monstruosa que nosotros le damos si no que era ascender a un plano superior.
Los nórdicos le llamaban Valhalla por ejemplo y así varios pueblos indo-europeos tenían un plano superior al que iban los guerreros.
Esta idea fue recogida por el catolicismo medieval de corte gibelino (es decir paganizado) dando como origen a la idea de que los caballeros al morir en guerra santa alcanzaban la liberación y ascendían al Paraíso. En varias doctrinas budistas la muerte es una ilusión más y detrás de ella se encuentra el Nirvana.
El hombre moderno huye del combate, tantas ideas de corte pacifista lo han hecho ser una criatura sumisa y cobarde. Combate significa muerte y es mejor ser un hombre normal viviendo una vida común en lugar de querer aspirar a un nivel superior.
En nuestra cultura la muerte es vista como algo oscuro, algo que marca un final definitivo, esta idea está presente incluso en los cristianos más devotos que ven la muerte como producto del pecado original. Antes del supuesto pecado original la muerte ya existía como parte del ciclo cósmico, este universo en realidad es uno de los muchos que ha habido, el universo ha nacido y ha muerto por innumerables eones.
No puede haber vida si no hay muerte, incluso en la ciencia esta el concepto de Entropía, el caos que se va expandiendo por el universo hasta devorarlo.
Dentro de la tradición hindú esta Shiva el destructor quien como su nombre dice es quien destruirá este universo cuando llegue el momento, esta destrucción dará paso al renacimiento, a un nuevo ciclo. No puede hacer un renacimiento si no hay destrucción primero, de esta forma Shiva es parte del ciclo cósmico.
En la actualidad quien mejor retrata a la muerte es Neil Gaiman en sus novelas graficas “Sandman” y “Death: The High Cost of Living”, aquí la Muerte es una joven hermosa, simpática, compasiva y sabia que cumple su papel como parte del ciclo de la vida.
“La muerte es el alto costo de la vida” es la premisa de la segunda historia en donde ella toma un día de descanso (uno en cada cien años) se hace amiga de un adolescente suicida en medio de reflexiones sobre el sentido de la vida y la muerte.
Ese sentido como parte de un ciclo se ha perdido en nuestra era, todos quieren escapar a la muerte, todos quieren vivir más años una vida consumista y sin espíritu.
La verdadera muerte para los paganos era una muerte sin gloria, era el olvido de su pueblo, era que su estirpe y su sangre desaparecieran.
Para el hombre moderno estos conceptos no tienen valor, están “superados” desde su perspectiva racionalista.  Quizás por eso el hombre de la modernidad teme tanto a la muerte, porque sabe que su vida no vale nada, no ha hecho nada que merezca la pena y sabe que al morir será olvidado, tal vez por eso busque en la ciencia una forma de escapar.
El hombre moderno sin espíritu ni sangre está destinado a morir pero el hombre de raza no morirá jamás porque su espíritu es eterno.

Noviembre 2012

sábado, 27 de octubre de 2012

Seppuru


El último samurái dio su discurso
Pero el ejército no escucho
Japón no escucho
Este ya no era su mundo
Todo lo que amaba habia desaparecido
Tragado por el mar de la modernidad
Solo habia un camino
Seppuru
Ritual de liberación
La muerte no es el final
Es el camino a la Eternidad
El samurái no muere
Vive en la memoria de un pueblo
Vive en la sangre de los héroes
Y en la poesía
El samurái empuña su espada
Sangre derramada
Sangre de héroes
Tripas se escurren por el acero
En un charco de sangre
Las últimas lágrimas
Seppuru
Rito de honor y muerte
Un espejo que se rompe
Una máscara que cae
Jóvenes samurái muertos
En batalla
Jóvenes desnudos y despedazados
Las olas del mar
Bomba atómica
Se cierra el telón con la muerte del imperio

28-08-12

©Fernando Trujillo

domingo, 21 de octubre de 2012

Grecia y su revolución



Por Fernando Trujillo

A partir del año 2010 Grecia ha emprendido una revuelta contra el mundo capitalista, en los medios han circulado fotos que muestran a un pueblo bravo y enfurecido lanzarse a las calles a pelear por sus derechos. Starbucks incendiados, bancos profanados con grafitis y saqueados y multitudes furiosas enfrentándose a la policía son hechos que muestran la ira de un pueblo sometido por un gobierno inepto y la banca mundial. Los griegos no quieren más promesas democráticas, no quieren continuar enriqueciendo a una elite conformada por banqueros que ni son griegos ni son europeos.
Grecia está harta, su pueblo se ha levantado contra este sometimiento y ha marchado a las calles no como una protesta pacífica si no como una horda furiosa peleando por sus derechos.
El resto del mundo mira horrorizado las protestas en Grecia, la situación del país ha sido calificada de anarquía por los medios sin embargo y como veremos las protestas en Grecia van más allá de los disturbios anarquistas. ¿Qué es lo que causa horror? Para el hombre burgués esto es un acto de “vandalismo” contra las normas del “bienestar” como lo entiende la burguesía.
He escuchado comentarios que decían  <<mejor vivir aquí que estamos bien que en Europa que está hecha un caos>> La gente tiene miedo a luchar, miedo a la libertad, prefieren vivir bajo la idea de una falsa prosperidad, de una vida pagando una deuda externa, pagando intereses a los bancos, sufriendo por el alza de precios en la comida y en la vivienda pero donde tienen entretenimiento que los mantenga anestesiados.
El horror del hombre occidental se debe a ese miedo a luchar, a perder su bienestar digno de lastima, a que le quiten esa “paz” que goza bajo el régimen capitalista.
Grecia está furiosa, Grecia quiere librarse de esa farsa llamada Unión Europea y de los banqueros parásitos. Se podría decir que Grecia ha emprendido una revolución europea es decir anticapitalista, y contra la influencia yanqui que ha dominado a Europa desde el final de la Segunda Guerra. Otros países que se han unido a esta revolución han sido España e Islandia pero mientras que el segundo ha logrado un triunfo de manera pacífica en España la represión policial hacia el pueblo ha sido violenta y dura. En Grecia el pueblo le ha perdido el miedo al gobierno y a la policía, aun desarmados los griegos se lanzan a golpes contra los opresores.
Un pueblo sin miedo es un pueblo libre que lucha contra la opresión y el pueblo griego no tiene nada que perder.

Las protestas comenzaron cuando las elites plutocráticas planearon recortar el gasto público, como salarios y un aumento de los impuestos como medidas de austeridad a cambio de un rescate para la deuda griega.
En realidad no se quería salvar a Grecia si no a los bancos y a los dueños de estos quienes fueron los que provocaron la deuda.
El pueblo no quería pagar la deuda de una elite, no quería sacrificar su patrimonio para salvar los bancos así que comenzaron a marchar, a arrojar bombas molotov y a incendiar autos.
Décadas bajo la bota del capitalismo destruyeron el patrimonio de Europa y de occidente en general pero los griegos se alzaron hartos de mantener a unos parásitos, hartos de la usura y el engaño.
Esto nos da como ejemplo que revolución es acción y no pacifismo, una revolución pacífica siempre será aplastada por el Sistema, una revolución violenta perdurara, golpeara los bolsillos de la elite y hará temblar al gobierno.
Por el contrario una revolución que tenga como estandartes las flores y la paloma blanca de la paz está condenada al fracaso, a la burla y a que sus mismos participantes al final la abandonen. Acción es vida, pacifismo es muerte.
Ejemplos de revueltas pacificas serian la denominada “revolución de las flores” en Estados Unidos donde jóvenes hippies cantaban al amor, la paz, el sexo libre, no violencia y entonaban canciones de protesta de Bob Dylan pero el único resultado fue un movimiento que murió velozmente, en cuanto terminaron los sesenta los “hijos de las flores” volvieron a casa, dejaron su atuendo en un baúl, estudiaron una carrera y se convirtieron en parte del Sistema.
En México las protestas contra el PRI y la reforma laboral no pasan de manifestaciones pacificas, los jóvenes regalan flores a los soldados y se dedican a abrazar a los mismos policías que los golpean con sus macanas.
Las revoluciones pacificas no pasan de manifestaciones, regalar panfletos que luego estarán en un bote de basura, canciones de protesta, regalar flores a los militares que te dispararan y quejarte por las redes sociales.
Mientras que en México la amenaza de la reforma laboral solo ha puesto en marcha manifestaciones pacificas, en Grecia las medidas de autoridad despertaron la rabia del pueblo griego que salió a las calles a reclamar los derechos que le pertenecen.
En el pacifismo se piden derechos como si un mendigo, en una revolución verdadera esos derechos se reclaman, se ganan por medio de la acción.

Este año mediante el crecimiento de las protestas, Grecia ha sido testigo del auge del partido Amanecer Dorado.
Partido de ideología nacionalista, anticapitalista y de tercera posición, este año ha logrado un apogeo que le dio la victoria en las pasadas elecciones al parlamento griego.
Al mismo tiempo que la derecha y la izquierda se pelean por el poder, Amanecer Dorado ha ayudado a los ciudadanos griegos, ha organizado eventos en los que se regala ropa y comida a los necesitados. Mientras los partidos de izquierda y derecha abren las puertas a la inmigración masiva, los nacionalistas han puesto primero al nativo griego antes que al inmigrante.
Las revueltas anticapitalistas y el auge de Amanecer Dorado no son hechos aislados si no parte de una revuelta contra el mundo neoliberal y democrático, el inicio de lo que puede llegar a ser una revuelta europea total.
A cuatro meses de las elecciones de Junio el apoyo al partido ha crecido el doble, con toda y la nefasta propaganda capitalista, con los ataques terroristas que han sufrido en sus cedes el partido se ha convertido en un movimiento imparable.
La gente ya esta hastiada de la charlatanería política de los partidos de izquierda y derecha, de las falsas promesas que hacen en las elecciones, los europeos están hartos de la colonización yanqui, de pagar a la banca mundial una deuda que causo una elite y han encontrado en el nacionalismo una esperanza.
Este año Amanecer Dorado ha abierto el primer banco de sangre solo para griegos, anuncio la apertura de una delegación en la ciudad de Nueva York, una oficina de empleo solo para griegos y tenían planes de abrir una franquicia en Australia (mismos que fueron rechazados por el parlamento australiano) sin embargo en poco tiempo han hecho lo que los partidos oficiales no han hecho, es decir ayudar al pueblo.
Es demasiado pronto aún para decir saber si Amanecer Dorado triunfara por completo, solo podemos estar atentos a los acontecimientos pero aun así una nueva revolución se ha puesto en marcha y es imparable.
Mientras nosotros continuamos nuestra vida cotidiana, pagando deudas a los bancos y creyendo que vivimos en libertad en Grecia las revueltas continúan, la violencia como un rechazo al capitalismo y a la usura.
Mientras Amanecer Dorado crece en apoyo y los manifestantes marchan contra las injustas medidas de austeridad podemos estar seguros de lo siguiente, Grecia está furiosa y Grecia es la voz de Europa.

Octubre 2012

domingo, 14 de octubre de 2012

El Cristianismo



Por Alain de Benoist

Al establecerse en Europa, en una cultura que, cuando apareció, ya tenía tras de sí dos o tres mil de años de existencia, el cristianismo contribuyó enérgicamente a su transformación. Aportaba en efecto "novedades" inauditas. En primer lugar la idea de una humanidad universal, compuesta de individuos iguales esencialmente en tanto que dotados con un alma en igual relación con Dios. Luego la distinción, heredada de los hebreos, entre un ser no creado, necesario y perfecto, y un ser creado, contingente e imperfecto. Colocados como abismalmente distintos, el mundo y Dios debían por lo tanto pensarse separadamente.

El mundo perdía al mismo tiempo su autosuficiencia y su calidad de ser: no sólo ya no era el lugar de lo divino sino que, siendo imperfecto, podía legítimamente garantizar la esperanza de su mejoramiento. Desacralizado, lo existente tal como es, el todo se encontraba sometido a un deber-ser. Se añadía el concepto de una salvación, que se mantenía sobre todo como especie de compensación: confortar el individuo de su pertenencia a este mundo imperfecto. Se añadía aún una concepción de la historia como creación terminada, es decir, como sistema irreversiblemente orientado hacia el futuro. Y finalmente la idea de pecado, combinada a la de una corrupción original, hereditaria. Estas nuevas ideas contribuyeron a hacer de Europa lo que pasó a ser progresivamente: un mundo ajeno a si mismo.

El cristianismo también aportó una intolerancia de una clase nunca vista. Esta intolerancia, ligada a los nuevos conceptos de dogma, herejía y conversión, le han caracterizado desde sus principios. Toda la primera literatura cristiana no es más que un largo grito de odio, de apelaciones a la prohibición, a la destrucción, al saqueo. Más tarde, en todas partes donde tuvo el poder, la Iglesia persiguió. Estas persecuciones, asociadas a las cruzadas, a las conversiones forzadas, a la lucha contra los herejes, los indígenas, los paganos o los judíos hicieron víctimas a decenas de millones. Con la Inquisición, la exigencia de conformidad se extendió hasta el ámbito privado, creando el modelo de todas las futuras "policías del pensamiento".

La modernidad vio la transferencia sistemática de todos los grandes conceptos teológicos a la teoría del Estado. El modelo de la "monarquía de Dios", transpuesto en el sistema papal, inspiró todas las formas del absolutismo político. El universalismo moderno, que extiende por todas partes el reino de lo mismo (igualitarismo), también es mérito del cristianismo. El universalismo cristiano personifica un elemento de estandarización igualitaria contra un universo concebido en términos de pluralidad: "Quien destruye los cultos nacionales destruye también las particularidades nacionales y ataca al mismo tiempo el Imperium romanum que respeta a los cultos y particularidades nacionales" (Celso).

El mundo moderno nació de un movimiento dialéctico. Por una parte, se emancipó de la religión, que envió al ámbito privado como mera opinión individual, atrayéndose así, inicialmente, la hostilidad de la Iglesia. Del otro, se construyó a sí mismo por medio de un proceso de secularización de ideas cristianas reflejadas de forma profana, es decir, sobre una interpretación "mundana" de los valores inscritos en la fe cristiana y en su concepción del tiempo.
El cristianismo significó históricamente una prepararación para la llegada de la modernidad, por lo tanto termina con ella su papel estrictamente religioso. Esto es lo que explica el carácter paradójico de la situación actual del cristianismo: al mismo tiempo que decae como creencia, triunfa como ideología. El mundo contemporáneo apenas cree ya en Dios, pero sigue más que nunca pensando en categorías cristianas. Se puede, por lo tanto, hablar de una "monoteización" de lo social. El cristianismo puede denunciar el indiferentismo o el materialismo del que ha sido víctima hoy, pero nunca reconocerá que él mismo lo ha generado. Finalmente, la modernidad no es más que la última de las enfermedades cristianas.

lunes, 8 de octubre de 2012

Necrofilia


Yo solo te puedo amar si estas muerta
solo te quiero a mi lado
tu cadáver me inspira amor
tu cuerpo desnudo es pasión
cuando estas viva me haces daño
viva destruyes mis sentimientos
tu placer es romperme el corazón
tu deseo es verme sufrir
tu me rompes el corazón
por eso te amo muerta
deseo tu cadáver
deseo tu alma
soy tu dios
soy tu diablo
amada muerta soy tuyo

©Fernando Trujillo

Extraido de Himnos al Individuo

(28/04/06)

martes, 2 de octubre de 2012

Lluvia sobre Tlatelolco


Hoy hace un día soleado
La milicia a Tlatelolco ha llegado
Los estudiantes marchaban en la plaza
Comienzan los disparos
Los golpes y el gas lacrimógeno
Estudiantes asesinados
Desnudados y golpeados
Bajo la lluvia
Mujeres violadas
En las cárceles
Los estudiantes corren
Y los policías dispararon
Llueve sobre Tlatelolco
La sangre se mezcla con el agua
Las pancartas en el suelo junto a los cuerpos de estudiantes
Jóvenes torturados
Jóvenes muertos
Su sangre en la banqueta
Sus cuerpos en la calle
Llueve sobre Tlatelolco
La marcha ha sido reprimida
Y México está listo para las Olimpiadas

©Fernando Trujillo

26-09-12

lunes, 1 de octubre de 2012

Genocidio blanco en África, una barbarie silenciosa



Por Fernando Trujillo


El día tres de abril del presente año fue asesinado Eugène Terre'Blanche líder de la resistencia afrikáner en Sudáfrica, fue golpeado y apuñalado en la madrugada en su granja por un hombre y un joven de quince años que trabajaban para él, ambos de raza negra.
Mientras el mundo cantaba el famoso Waka waka de Shakira y las naciones se preparaban para el Mundial, mientras toda la mercadotecnia relacionada con el Mundial (la canción de Shakira, el pulpo Paul, camisetas de las distintas selecciones, etc.) se vendía y Sudáfrica se presentaba como una paraíso multicultural, un genocidio oculto a los ojos del mundo se lleva a cabo, es la matanza de granjeros blancos en África.
Desde la abolición del sistema del apartheid en 1994 cerca de 3000 granjeros blancos han sido asesinados en Sudáfrica, las violaciones de mujeres blancas y la inseguridad han ido en aumento desde entonces.
Muchos de los granjeros blancos han emigrado a Europa ante el caos racial en el que se ha convertido su patria pero muchos otros han decidido quedarse a defender la tierra que les vio nacer. Se ha llamado a Sudáfrica “El País del Arcoíris” debido a que sus gobernantes presumen de ser un paraíso multicultural, el sueño de Mandela de crear un país donde todas las razas convivieran se convirtió en una pesadilla multicultural en poco tiempo.
La realidad del país es que los crímenes contra blancos no han cesado, el Sida ha ido en aumento al mismo tiempo que la pobreza.
Familias blancas han sido masacradas por hordas de vándalos negros. Entre los años 1994 y 2001 el crimen violento ha aumentado en un 33% y los asesinatos a agricultores blancos está creciendo constantemente desde 1991. En el año 2004 el gobierno publico estadísticas que indican que el crimen ha bajado pero se ha demostrado que esas cifras fueron manipuladas, el país es uno de los más violentos del mundo y su tasa de criminalidad es mucho más alta que las estadísticas que publico el gobierno. Los grupos supremacistas negros llaman a exterminar a los blancos, en los mítines de estos grupos se toca la canción Matad al bóer, una canción famosa durante la resistencia al apartheid y con un alto contenido racista, otra canción famosa es Traedme mi ametralladora una canción zulú que incita al racismo y la violencia contra los Boers.
Estos grupos radicales incitan a asesinar a los Boers, arrebatarles las tierras en las que han trabajado y violar a sus mujeres. Lo que está ocurriendo en el continente negro no son simples problemas raciales ni crímenes menores, lo que está ocurriendo es un genocidio contra la población blanca de África y se está extendiendo por todo el continente.
¿Aun crees que Sudáfrica es el paraíso multirracial donde se canta Waka waka? Los afrikáners que han decidido permanecer en su tierra se han aislado por completo de la población negra, tienen miedo a la violencia contra ellos pero se han quedado para defender sus tierras, para proteger el suelo en el que han trabajado y han amado.

En Zimbabue el dictador comunista Robert Mugabe ha ordenado exterminar a la población blanca, hacia finales de los años noventa Mugabe promovió la invasión de fincas privadas, en manos de colonos blancos. De las 4500 fincas comerciales que existían hace 8 años, y que constituían más de la mitad de la tierra cultivable en el país, sólo sobreviven, sin haber sido invadidas o expropiadas, unas 400. Pero desde que las fincas les fueron arrebatadas a los blancos y entregadas a los negros estos las han olvidado demostrando su falta de interés en ellas, estas tierras sin cultivar se han ido erosionando con el paso del tiempo.
La economía del país que venía de la agricultura ha caído dejando a Zimbabue en la pobreza. El hambre y el Sida acampan en el país, la moneda de Zimbabue es la más devaluada del mundo ¿Dónde está el “gran héroe comunista” Rober Mugabe? Mientras su pueblo vive en la miseria el dictador y su esposa viven en una fastuosa mansión rodeados de todos los lujos.
Mientras su pueblo no tiene que comer, el dictador come langosta acompañado de champaña, el típico comportamiento soberbio de todos los dictadores comunistas. El gobierno genocida de Mugabe es apoyado por el gobierno de Hugo Chávez, el gobierno cubano y por el gobierno de la China maoísta sin olvidar claro está la complicidad silenciosa del mundo capitalista. Es conocida la frase de Mugabe contra la población blanca: Nuestro partido debe seguir sembrando el miedo en el corazón del hombre blanco ¡Nuestro peor enemigo! Las purgas contra la población blanca son algo cotidiano en Zimbabue. La población blanca en Zimbabue era de 200,000 hombres antes de la llegada de Mugabe al poder, después de su llegada se redujo hasta 20,000 blancos debido a las matanzas del dictador. Pero no solo contra la población blanca se ha ido Mugabe si no también contralas etnias ndebele y matable de las que se cometió un genocidio de 30,000 personas por la excusa de que ellos se negaban a apoyar a un ser tan despreciable como Mugabe.
El holocausto blanco tanto en Zimbabue como en Sudáfrica forma parte de los genocidios políticamente correctos del mundo democrático, estos incluyen también dicho sea de paso el genocidio palestino, tibetano y kurdo por citar algunos, de esos jamás se habla en los medios de comunicación.
Cuando estaba esa moda del Mundial jamás se toco el tema en los medios de los crímenes contra los afrikáners, muchos dirán que era una celebración y no había por que tocar un tema tan polémico como ese pero es real, este holocausto es algo real no importa cuánto intenten ocultarlo. Los afrikáners tanto de Sudáfrica como de Zimbabue se han mantenido en pie pese a toda la campaña racista en su contra, pese a que han sido olvidados por el mundo occidental ese que dice abanderar los derechos humanos.
La ONU, los distintos organismos de derechos humanos de América y Europa, los defensores de los derechos humanos, los oportunistas y las celebridades de izquierda han guardado silencio sobre este hecho.
Ninguno de los medios de comunicación liberales, ningún periodista, ni el presidente ganador del premio nobel Barack Obama, nadie ha hablado de la tragedia de los afrikáners.
Todos esos intelectuales, todos esos actores y cantantes “defensores” de la libertad y los derechos del hombre, todos esos que se dicen benefactores de la humanidad han guardado absoluto silencio. Caso similar pasó cuando durante las olimpiadas de Beijin, el gobierno chino comenzó a reprimir duramente las manifestaciones budistas, nadie hablo, todos callaron y los que hablaron no les prestaron atención.
¿Dónde está Steven Spielberg? Ese que tanto hace películas del holocausto judío, le gusta abrir la boca para hablar en defensa de la igualdad y la libertad pero respecto al holocausto blanco y al genocidio palestino se ha quedado callado.
¿Dónde está toda esa pandilla de liberales, izquierdistas y héroes del establishment? Hablando cuando les conviene, de los temas que les conviene. ¿Habrá alguna vez un concierto a favor de los hijos de agricultores asesinados? ¿Habrá un documental que exponga los crímenes contra la población bóer? ¿Algún productor hollywoodense invertirá en una película que hable del genocidio afrikáner? No lo creo, no creo tampoco que la ultra feminista Susan Sarandon hable en nombre de todas las mujeres y niñas blancas violadas por negros.
El Movimiento de Resistencia Afrikáner ha querido emanciparse de Sudáfrica y establecer una nación independiente pero esto les ha sido imposible debido a la negativa del gobierno sudafricano de concederles su independencia. ¿Por qué a los judíos se les ha dado una tierra y a los afrikáners se les niega? Porque a diferencia del pueblo judío ellos no tienen una poderosa influencia en el mundo occidental.
Algunos me preguntaran por que un joven mexicano como yo habla del holocausto bóer, me preguntaran porque me interesa la situación de los afrikáners si no soy sudafricano.
Porque soy un joven que sabe de esa tragedia y no piensa quedarse callado como el resto del mundo, porque como escritor es mi deber denunciar los crímenes del mundo democrático, por que guardar silencio es la actitud de los cobardes y los ignorantes.
Porque soy de los que piensan que hay que poner un alto a esta barbarie, porque estoy harto de la hipocresía de occidente ante esta tragedia y por que como diría Ezra Pound el que no expresa sus ideas es porque sus ideas no valen nada o el no vale nada, mis ideas valen y mi persona vale.
Cuando asesinaron a Eugène Terre'Blanche creyeron que con eso derribarían el movimiento afrikáner, se equivocaron, los agricultores blancos están más unidos que nunca y mas fuertes pero ante todo están dispuestos a luchar hasta emanciparse del gobierno sudafricano y construir una patria independiente, libre y prospera. Un lugar libre de la violencia, el racismo, el odio y terror.

Noviembre 2010

Publicado en Aztlan Biosocialismo el día 28 noviembre 2010

martes, 18 de septiembre de 2012

Ecología y Revolución


Por Fernando Trujillo


La naturaleza es una entidad viva, el hombre primitivo sabia eso y sentía respeto y temor por ella. La naturaleza tiene un lado cruel y un lado bondadoso que se manifiestan ante nuestros ojos con el nacimiento de un borreguito y la muerte violenta de un ciervo a manos de un depredador.
Los paganos sentían una devoción por la madre naturaleza a la que veían como una entidad sabia, un conjunto de un todo: vida y muerte, creación y destrucción.
Todo pertenece a un Orden, a un equilibrio. El hombre moderno lo ha roto. Cientos de años de progreso tecnológico han cortado el lazo que existía entre el hombre y la naturaleza. Vivimos en una sociedad rodeada de cemento, no tenemos necesidad de cazar ya que podemos ir a un super mercado a comprar carne congelada, si nos aburrimos podemos ver la televisión para ver el futbol o ir a un centro comercial de compras, no tenemos necesidad de caminar ya que nos podemos mover en nuestros autos y cada minuto se inventa algo nuevo para hacer la vida más sencilla.
Según los teóricos del progreso lineal hemos evolucionado de vivir en las cavernas, en hostiles periodos primitivos a vivir en la mejor civilización de la historia donde todos los problemas están solucionados y donde la felicidad radica en consumir más productos materiales; el mejor auto, el mejor televisor, la mejor computadora, comer en el restaurante de moda, etc.
Cualquier falla en el sistema de luz que cause un apagón de luz provoca el pánico absoluto en los pobladores de las ciudades más modernas del mundo.
Cualquier indicio de una enfermedad lo que hace es causar el pánico más irracional en la población, todo se cierra o se ordena el uso de un tapa bocas.
La sociedad moderna ha dado a luz a generaciones asustadizas, débiles e incapaces de luchar por su supervivencia. Lo que ha resultado de la civilización moderna es contaminación, deforestación, caza indiscriminada de criaturas en peligro de extinción.
El hombre de la Modernidad le ha declarado la guerra a la naturaleza sin embargo a pesar de ese progreso industrial que tanto presume el hombre moderno el todavía sigue sujeto a las leyes de la naturaleza. La civilización moderna es débil y todo en la naturaleza tiene que morir. Es tiempo de una revolución ecológica.
Mirémonos de frente, vivimos dentro de cementerios de cemento y concreto llamado ciudades, trabajamos en empleos repetitivos y aburridos, la población mundial aumenta año con año sin control lo que significa más expansión de la civilización moderna a costa del reino animal, más deforestación y más urbanización sobre la tierra.
 A esta pesadilla la llamamos progreso, los bosques que son parte esencial del ecosistema están siendo destruidos, paisajes verdes llenos de vida ahora están poblados de industrias contaminantes, muchas industrias alegan que replantan los arboles que fueron cortados pero esos árboles tardan años en crecer y fortalecerse como los bosques viejos. La mentalidad moderna cree que esos bosques, junglas, desiertos y llanuras están alejados en los confines del mundo y que no tienen nada que ver con nosotros.
Estamos equivocados, la naturaleza está presente en cada momento de nuestras vidas, eternamente estaremos unidos a ella. Por desgracia esas junglas y pantanos están cada vez más cerca de las ciudades, la urbanización va acabando con esos ecosistemas cada vez que la población crece.
Dentro de unos años la Selva Lacandona, el Amazonas y el Himalaya serán ciudades modernas con casinos, restaurantes de comida rápida y antros en donde grotescas canciones de rap sonaran a todo volumen en donde antes sonaba el canto de las aves.
Una revuelta ecológica se opone a la industrialización, la urbanización y al desequilibrio natural que está sufriendo el planeta. La revuelta ecológica es parte de la revuelta contra el mundo moderno. La revuelta ecológica plantea recobrar el contacto del hombre con la naturaleza, recuperar el equilibrio perdido en siglos de progreso.
Sin embargo nuestro ecologismo no debe ser un ecologismo wannabe de aquellos ecologistas pro-sistema que predican un ecologismo vacio, hippie, muy acorde con el pensamiento del sistema democrático, mismo sistema que es financiado y sostenido por las corporaciones e industrias que destruyen el planeta. Queremos un ecologismo radical, violento y viril. Nosotros no creemos en las pancartas sino en las armas.

A las empresas solo les interesa el dinero que ganan con la muerte del medio ambiente, por más que digan que se adaptan para ayudar al medio ambiente esto es mentira.
Presentan soluciones fáciles que no atacan el problema de raíz y el problema son las industrias mismas. ¿Somos tan ingenuos como para creer que comprar productos ecológicos salvará la tierra? ¿Somos tan tontos como para pensar que un concierto contra el calentamiento global nos salvará? Nosotros no nos vamos a creer semejantes patrañas promovidas por las mismas empresas que contaminan el planeta.
Muchos ecologistas se mueven por la compasión, aman la parte bondadosa de la naturaleza pero desprecian su parte cruel, estos individuos tienen una moral simplista (y aún cristiana) de la vida.
La naturaleza es ajena a la moral humana, es ajena a cualquier dualismo o sentimentalismo patético. El carnívoro caza porque es su naturaleza no porque sea malvado, en la naturaleza los animales débiles son los primeros en caer en las garras de un depredador, el débil muere y el fuerte triunfa esto es una ley natural ajena a todo maniqueísmo.
Las enfermedades surgen para controlar poblaciones densas y mantener el equilibrio dentro de un ecosistema. Muchas especies animales tienen sistemas para regular su tasa de nacimientos y evitar problemas como la hambruna.
Como se puede ver todo en la naturaleza tiene su porque, nada es casualidad y nada es movido por un sentimiento, cualquier cambio dentro de un ecosistema por pequeño que sea puede causar un desequilibrio temible. La naturaleza no es una anarquía donde gobierna la absoluta libertad, eso es un invento. La naturaleza es un Orden completamente jerarquizado, los animales tienen una jerarquía natural en la que es el Macho Alfa el que gobierna en cada manada.
Dentro de una manada es este Macho Alfa el jefe no es la mayoría quien decide lo que se hace demostrando que solo el ser superior es el indicado para ser el jefe y esto se aplica a las sociedades humanas también.
La belleza de la naturaleza consiste en ese Orden, desde contemplar un hermoso paisaje hasta la más sangrienta persecución de un borrego por un lobo todo es parte del ciclo de la vida, parte de la grandeza de la naturaleza. Un verdadero ecologista ama a la naturaleza en sus dos facetas, a la naturaleza se le ama en todo su ser o no se le ama no hay medias tintas.
Una verdadera revolución ecológica propone soluciones radicales para salvar la vida, no queremos organizar un concierto contra el calentamiento global (¿Sabrán esos “ecologistas” que el ruido contribuye a dicho calentamiento?) ni tampoco abrazar causas propiamente burguesas de los pseudoecologistas políticamente correctos, a nosotros nos vale Al Gore o recolectar firmas para cerrar un KFC mientras hay otros diez millones abiertos en todo el mundo.
Queremos propuestas reales, que realmente cambien el mundo ese es el objetivo de toda VERDADERA revolución que se aprecie de serlo. Abolir la tecnología y las industrias, cerrar las fábricas, volver a la agricultura sin usar químicos o transgénicos.
Abolir el uso de la vivisección, prohibir las corridas de toros y todo lo que conlleve el sufrimiento de un animal, frenar el desarrollo nuclear y la ciencia moderna. Volver a un estilo de vida primitivo de caza y recolección de alimentos, volver a la agricultura.
Eliminar a la sobrepoblación mundial. Sobre la sobrepoblación el biólogo finlandés Pentti Linkola afirma: “¿Quién echa de menos a todos aquellos que murieron en la segunda guerra mundial? ¿Quién echa de menos los veinte millones ejecutados por Stalin? ¿Quién echa de menos a los seis millones de judíos de Hitler? Israel está superpoblado; en asia menor la superpoblación provoca luchas por unos pocos metros cuadrados de desierto. Las ciudades de todo el mundo fueron reconstruidas y rellenadas hasta el tope con gente hace tiempo, sus iglesias y monumentos restaurados, para que la lluvia ácida tenga algo que destruir. ¿Quién añora el potencial procreador desperdiciado de aquellos que murieron en la segunda guerra mundial? ¿Necesita el mundo otros cien millones de personas en este momento? ¿Hay escasez de libros, canciones, películas, perros de porcelana, floreros? ¿No es suficiente con mil millones de madres amantes y mil millones de dulces abuelas de cabellos grises?”
Estas palabras pueden resultar chocantes para mucha gente, la mentalidad humanista de los últimos tres siglos predica que mientras más seres humanos allá la convivencia será mejor, más gente podrá disfrutar la vida y habrá más obras literarias, más películas y más cultura.
Lo que resulta de la sobrepoblación es más urbanización como dije antes, más criminalidad, más pobreza y por supuesto más contaminación. Se debe frenar el exceso de vida en este planeta antes de que irónicamente este exceso de vida nos termine asfixiando. Cada vez hay un aumento en la población humana y la gran mayoría de esta población no contribuye a la sociedad. La gran mayoría vive para satisfacer sus deseos, esto es parte de un sistema creado para satisfacer los deseos de sus individuos sin que ellos aporten algún esfuerzo.
Dentro del sistema capitalista los seres humanos se reproducen como gusanos y se comportan como parásitos. En el reino animal aquellos animales que no aportan nada son rápidamente eliminados, ¿Por qué no puede hacerse lo mismo en las sociedades humanas? ¿Por qué seguir conservando a los parásitos? Desde que las ideas del cristianismo y la ilustración hicieron aparición se paso a considerar toda vida humana sagrada.
La vida es un privilegio reservado a los más fuertes, este mundo no es un cuento de hadas como la visión democrática quiere hacer ver, solo los más fuertes tienen el derecho a gobernar y a sobrevivir, y eso los que nos dominan lo saben.
La tecnología ha pasado a dominar al ser humano en lugar de ser el hombre quien la domine. Nos hemos vuelto dependientes de la tecnología, no podemos estar lejos de un televisor, un auto o una computadora.
Estar sentados se ha vuelto una actividad nata mientras que habilidades como la caza, el valor o la fuerza van desapareciendo.
Las profecías de Orwell y Huxley se han vuelto realidad. Lo que proponemos es limitar el uso de la tecnología, acabar con la sociedad del deseo de la democracia, crear un nuevo estado.
Proponemos un estado vigoroso que haga valer la revolución ecológica, un estado gobernado por un Macho Alfa que no tenga miedo de la opinión de las mayorías ni se deje llevar por las encuestas.
El nuevo estado debe mantener un estricto control sobre la tecnología, sobre la ciencia, sobre la población. Limitar todas estas cuestiones nocivas para el planeta, limitar las industrias o cerrarlas definitivamente. Únicamente serán aprobadas las industrias o los inventos que ayuden al planeta, todo lo que perjudique al medio ambiente serán prohibidos.
En pocas palabras volver a dominar la tecnología, la cacería se realizara únicamente para alimento de la población o en defensa personal en caso de ser atacado, estará estrictamente prohibido la cacería con fines deportivos.
El estado dará prioridad a los mejores individuos sobre los peores. De esta manera se tendrá un control sobre la natalidad, limitando la más irresponsable de todas las libertades en el mundo moderno, la libertad de procrear.
El estado que se propone en estas líneas debe recuperar el equilibrio perdido en más de tres siglos de democracia industrial.
Por supuesto este estado es un sueño en el mundo moderno, un gobierno que adopte esta media y otras que omití seria repudiado por las masas ignorantes, la humanidad hedonista prefiere una democracia que ofrezca pan y circo antes que un estado totalitario que ofrezca soluciones radicales con resultados efectivos.
La conclusión es que debemos tomar las armas de una vez, armar nuestra revolución ecológica, las mentiras se han derrumbado y todo se muestra ante nuestros ojos como es, vivimos en una tierra baldía llamada Modernidad en donde la naturaleza a nuestro alrededor ha muerto. La naturaleza lo es todo, es nuestra madre, nosotros somos sus hijos y pertenecemos a ella.
Nuestra revolución tiene que tener una conexión con la naturaleza, revivir el espíritu del hombre primitivo sobre el humanismo y la democracia.
Al leer estas líneas podemos tomar las armas, enfrentarnos al mundo moderno y luchar por la madre tierra o podemos ignorar esto, continuar creyendo que vivimos en la sociedad perfecta y seguir sentados frente al televisor viendo el nuevo episodio de Geys Anatomy mientras a nuestro lado tenemos una máscara antigás.

Diciembre 2009


Publicado en el Frente Negro nro. 2 el 22 de enero del 2010