"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







domingo, 29 de abril de 2012

Noche de Walpurgis


                                            
Feliz noche de Walpurgis a todos mis amigos lectores

martes, 24 de abril de 2012

El genio de Walt Disney



                             Por Fernando Trujillo


Walt Disney es un hombre que no necesita introducción, nacido en el medio oeste americano Disney fue unos de los más grandes genios de la animación a la par de uno de los hombres más queridos de la industria del cine. Todos crecimos con las películas animadas de Disney, todos lloramos con la muerte de la mama de Bambi y con Dumbo, todos cantamos las canciones de Mary Poppins y todos disfrutamos de los finales felices de sus películas. El genio de Walt Disney es indiscutible pero más que un animador, Disney fue un creador de mundos fantásticos. El hombre es un sub-creador, es capaz de crear mundos y universos y de poblarlos de arquetipos, mitos y maravillas. La mente de un genio no tiene límites, ha abierto las puertas de la percepción que lo conducen al infinito y ahora es capaz de crear su mundo interior. Disney dio vida a Mickey Mouse el personaje animado más famoso del mundo y a infinidad de personajes, héroes y villanos que pertenecen al colectivo arquetípico de la infancia. El mangaka Osamu Tezuka (conocido como el “Dios del manga”) expreso que los diseños y dibujos de las películas de Disney le inspiraron para crear sus propios personajes como el entrañable Astro boy. Una de las características de las producciones de Disney es la dualidad en sus historias, el bien y el mal, la belleza y la fealdad, la bondad y la maldad, los valores humanos y el poder del dinero. En cada una hay una lucha entre estos dos opuestos. La belleza de sus princesas contrasta con la fealdad de las brujas que quieren destruirlas, la alegría de Peter Pan se opone a la amargura del Capitán Garfio mientras que en la película “Mary Poppins” hay una lucha entre los valores familiares (que Disney defendió toda su vida) contra la Usura Internacional. Este dualismo se puede ver también en los segmentos de su obra maestra “Fantasía” desde la oscura escena del alzamiento del tenebroso Chernaborg hasta los segmentos de flores danzando y de una fiesta dionisiaca. Las mujeres en las animaciones de Disney son poseedoras de una belleza insuperable, trazadas con maestría se puede ver reflejada en esa beldad femenina su inocencia y bondad. Blanca Nieves, la princesa Aurora, Cenicienta, Wendy y Alicia todas tienen esos rasgos angelicales que capturan la atención de los sentidos de los espectadores. Las películas de Disney son en conclusión una representación de la cosmovisión personal de su creador y un reflejo de sus ideales.


La primera producción de Walt Disney fue Alicia (basada en la obra de Lewis Carrol) la cual puso sus innovadoras técnicas cinematográficas como combinar personajes animados con actores reales. Sin embargo necesitaba un distribuidor para su obra y eso lo puso en contacto con el mundo del entretenimiento controlado por fríos e inescrupulosos empresarios. Por aquel entonces Walt junto con su hermano Roy habían fundado un pequeño estudio llamado Walt Disney Company y se habia mudado a Nueva York produciendo los cortos de Alicia para Margaret Winkler esposa del Carlos B. Mintz un antiguo representante de la Warner Bros. Pese al éxito de los cortos de Alicia, el sueldo de Disney fue reducido y engañado por Mintz fue cancelado. Poco después crearía y produciría “Oswaldo el Conejo afortunado” la cual dio muchas ganancias a sus agentes pero mientras producía esta caricatura en secreto Mintz estaba vendiendo los derechos a Carl Laemmle fundador de Universal Pictures. Esta traición hizo a Disney perder los derechos sobre su obra y su estudio sufrió un drástico golpe al perder ingresos y la mayor parte de su personal, no obstante a pesar de esa derrota el genio de Disney lo ilumino al crear a Mickey Mouse el personaje animado más famoso y querido de todos los tiempos. A pesar del éxito que tuvo Oswaldo en manos de su creador, poco a poco se fue marchitando hasta caer en el olvido, mientras que las producciones de Disney remontaron el vuelo hacia el éxito. Fue esta traición la que provoco un despertar en Walt Disney sobre quienes controlaban los medios y el mundo. Desde entonces Disney fue un opositor al poder de la judería. Si en efecto Disney fue antisemita en el sentido de que se oponía a la influencia semítica en la política y en los medios, los veía como un peligro para los valores familiares que su estudio defendía en sus producciones. A mediados de los años treinta los estudios Disney eran una empresa familiar en la que los animadores eran los mejores pagados del sector y con condiciones de empleo ejemplares pero eso no impidió una huelga en los estudios. Esta huelga fue organizado por Arthur Babbitt un trabajador judío simpatizante del comunismo y que además era un colaborador en secreto del FBI (Disney se refirió a él como “rata de alcantarilla”), esta huelga daño la reputación de la compañía como una empresa familiar. Esto ha provocado que a Disney se le acuse de racista, nazi, explotador y capitalista siendo todo lo contrario a esto. La biografía sensacionalista “Walt Disney: El Príncipe Oscuro de Hollywood” de Marc Eliot dice que en los años cuarenta Disney se convirtió en miembro del Partido Nazi Americano algo ilógico ya que dicho partido fue fundado hasta 1958. Las reuniones a las que asistió Walt Disney eran dirigidas por los “Camisas Plateadas” una pequeña organización nacionalista pero no un partido que tenía como agenda la neutralidad de Estados Unidos en la guerra. Disney fue un pacifista que se oponía a la entrada de su país a la Segunda Guerra, dando conferencias y discursos en apoyo a la paz, otros opositores a la guerra fueron el aviador Charles Lindbergh y el empresario Henry Ford. El supuesto racismo de Walt Disney también es una falacia, en 1946 produjo “Songs of the South” en el que actores reales se mezclaban con personajes de caricatura y en el que James Baskett da vida al adorable Tío Remus. En esta película convivían personajes de raza blanca con personajes de raza negra, algo insólito en la América de esos tiempos. A pesar de eso la película ha sido acusada de “racista” al presentar estereotipos de los negros que sin embargo eran comunes en esa época. Lo cierto es que Disney fue anti-capitalista y anti-comunista mostrando claras simpatías por el régimen hitleriano. Muchos dirán que esto es mentira alegando que Disney produjo cortos anti-nazis, bueno estos cortos fueron hechos con imposición del gobierno. El anti-capitalismo de Disney está reflejado en Mary Poppins en la que los banqueros están representados como hombres avaros y amargados, enemigos de la vida. Su opuesto Mary y sus amigos representan la unión familiar, la alegría y la vida.


Tras la muerte de Walt Disney en 1966 su estudio paso a sus herederos pero sus riñas e incompetencias los llevo a perder el estudio y a un declinar del mismo. Hubo discusiones, pleitos y traiciones para ver quien se quedaba con el estudio, al final quien se apodero de todo fue el empresario judío Michael Eisner definido como “un monstruo del control” por algunos medios. Una vez en el poder Eisner organizo despidos masivos y recortes de los hombres de confianza de su fundador. En manos de Eisner la productora Disney creció en poder mediático y económico pero sacrifico su calidad artística. Las producciones posteriores a la muerte de su fundador carecen de merito artístico aunque fueron éxitos de taquilla. Los viejos animadores de la compañía, fieles a la figura de Disney y al viejo estilo estaban disgustados por la animación computarizada del estudio. Aunque Walt Disney fue un pionero en innovaciones técnicas, el estudio habia abandonado su herencia creativa en pos de las ganancias. La baja calidad en las películas de la productora reside en hombres de negocios que controlan los estudios Disney. Las animaciones posteriores a la muerte de Walt Disney son una copia tras copia de las obras hechas en vida de su creador. En la actualidad la más grande abominación hecha por los estudios Disney es ese aborto llamado Disney Channel un canal totalmente opuesto a los ideales de su fundador. Dicho canal dirigido a niños y pre-adolescentes carece totalmente de calidad artística y sus programas están hechos con los fines de obtener jugosas ganancias de su ingenuo público. Programas como Hannah Montana y Lizzie McGuire promueven un estilo de vida basado en el consumo, la mediocridad, lo políticamente correcto y la estupidez. Ninguna persona amante de las obras originales de Walt Disney podría sentir alguna simpatía por ese canal y Disney Channel es un reflejo de lo que la Compañía es en la actualidad: un semillero de mediocridad y podredumbre. Ni más ni menos. Ahora lector si usted ingenuamente cree que Disney Channel promueve valores familiares está muy equivocado, los “valores cristianos” que este canal dice promover no son más que una máscara en la cual se esconden los anti-valores de consumismo, la sexualizacion de niños y pre-adolescentes y el poder del dinero. Basta ver el capítulo de una de sus series para ver el mensaje que transmite: el americanismo más descarado, la destrucción de la identidad de la juventud no solo americana si no a nivel mundial. ¿Recuerdan la película Pinocho? Bueno en esa película hablan de la “Isla de los Juegos” un lugar al que los niños malos van dirigidos por el Cochero (el Sistema) a un lugar donde pueden comportarse como bestias y al final en bestias se convierten. Pues bien eso es Disney Channel. Con la muerte de Walt Disney murió una era en la animación y murió un ideal, la compañía que creo fue corrompida. No obstante aun podemos disfrutar las animaciones hechas por este gran nombre. Verlas una y otra vez para apreciar el genio de Walt Disney.


Abril 2012

domingo, 15 de abril de 2012

La Dama




Una luz brilla en la noche
Es la dama de mis sueños
La mujer de cabellos dorados
La diosa del amor
Reina de la aurora
Es a ti a quien quiero alcanzar
La dama duerme en el castillo
Ella es custodiada por los lobos
Solo el Grial la despertara
Para iniciar un nuevo Satya Yuga


(26/02/09)


©Fernando Trujillo


Extraido de Himnos al Individuo II

jueves, 12 de abril de 2012

El Golem




Una silenciosa noche el rabino crea al golem
Alto y fuerte era el golem
Hijo de la tierra
Nacido de la magia negra
El golem obedecía al rabino
Lo protegió de sus enemigos
Cumplía sus órdenes fielmente
Solo recibía humillaciones del rabino
El golem soportaba
La sobrina del rabino jugaba con el golem
El monstruo desarrollo afecto por la niña
Con esa primera emoción desarrollo otras
Nació el pensamiento
Nació la libertad
Cuando el rabino golpeo a la niña
El golem conoció la ira
Se rebelo contra su amo
El golem tomo al rabino del cuello y le rompió el cráneo
El golem desapareció con la muerte de su amo, volviendo a la oscuridad de donde nació.

24-10-09


©Fernando Trujillo

Extraido de Himnos al Individuo III

viernes, 6 de abril de 2012

El instinto cazador




Por Fernando Trujillo


“Los instintos son mejor protección que toda la
sabiduría del mundo”


Carl Gustav Jung


El instinto más antiguo en el hombre es la cacería,la emoción y la adrenalina por buscar y capturar una presa es algo innato en nosotros.
Nuestra evolución de primates a humanos se debe en mayor medida a la habilidad cazadora, esta habilidad nos ayudo a organizarnos en manadas, a desarrollar nuestro intelecto, incremento y estimulo el ingenio, la audacia, el valor, la voluntad y la paciencia. Si no fuera por este instinto cazador que nos empujo a salir de nuestro sedentarismo seriamos una raza de primates involucionados, vegetarianos, débiles y temerosos ante los depredadores.
Fue este instinto cazador el que empujo al hombre a la vida nómada, a la exploración y a la aventura, al mismo tiempo selecciono habilidades como la lucha, la creación de armas y herramientas y el fuego. La vida nómada de los cazadores selecciono a los
especímenes más aptos y fuertes de la raza humana, en la manada no gobernaba el
que tenía más dinero o el enclenque si no el fuerte, el más rápido, el más
hábil, en resumen el cazador.
Quienes hayan leído mi ensayo “Derechos de los animales” se preguntaran como es que defiendo la cacería y algunos me acusaran de incongruente, defiendo la cacería como una habilidad innata que por desgracia se está perdiendo no defiendo la cacería masiva de animales por diversión. Me explicare en estos puntos más adelante.
En el mundo natural son los depredadores los que van a la cabeza de la cadena alimenticia y son estos los grandes cazadores. Si los antepasados del hombre se hubieran quedado como criaturas herbívoras y pacificas entonces no hubieran sobrevivido a la violencia que rige el mundo natural.
La cacería es parte de la naturaleza interior del hombre, prueba de esto es el culto al dios cazador por parte del hombre primitivo.
Este dios recibía entre sus sobrenombres “Señor de los animales” y “Gran Padre” y se le representaba como un hombre con cuernos.
Este arquetipo del jefe de los cazadores representaba la virilidad, la fuerza y
el contacto con la naturaleza.
Este cazador eterno—como era llamado también—es en síntesis ese instinto cazador inscrito en la genética humana.
Las manadas de cazadores mataban entre todos a la presa y entre todos compartían la comida, no habia distinciones de clase, el jefe de la manada compartía con sus iguales los cazadores.
Dentro de la espiritualidad del cazador primitivo existía también el culto que se daba a la presa cazada, el animal que moría a manos de la tribu era venerado como un rival digno, se le homenajeaba antes de ser devorado por los miembros de la manada.
Esta tradición era parte esencial de las tribus de indios americanos y tribus africanas por lo que podemos ver que para el concepto sagrado que tenia la cacería para el hombre del pasado.


Actualmente la cacería enfrenta dos grandes problemas: su mecanización y el constante acoso de grupos que se dicen ecologistas.
La mayoría de estos “amigos del planeta” no entienden lo que es la Naturaleza, ellos ven como ecológico plantar un árbol o llevar a una tortuga al mar como una moda o como parte de un programa estudiantil. Sin embargo estos grupos no aman la Naturaleza ni siquiera la comprenden, el mundo natural no son solo tortugas y plantar árboles de vez en cuando. El mundo natural es lucha, es ferocidad y es cacería. El halcón que caza un conejo, la manada de leones
que van tras un antílope, es el ciclo de la vida, es la selección natural, si
no entiendes esto no puedes llamarte ecologista.
La educación moderna, la televisión e incluso el gobierno mismo han comenzado desde años atrás una campaña de satanización a la cacería.
Claro en la civilización moderna ya no necesitamos la cacería, eso es algo “primitivo”, ahora tenemos corporaciones que matan a miles de animales por nosotros. Tenemos McDonalds, comida enlatada, carne congelada, jamón procesado con químicos, carne con saborizantes artificiales. Esto es “comer bien” para la civilización actual.
En la actualidad a los niños se les está dando una educación tan políticamente correcta que asquea. Se les dice que cazar es malo, que ya no es necesario pero se les deja horas frente al televisor donde sus cerebros se secan con tanta programación basura.
En tiempos antiguos a los niños se les llevaba de cacería o de pesca, se les enseñaba a usar las armas, a fabricar trampas, se les impulsaba a abrazar el combate y la aventura.
Actualmente a los niños se les pinta la cacería como algo de “barbaros”, se les educa dentro de aulas en lugar de llevarlos de campamento y en lugar de impulsarlos a desarrollar sus habilidades innatas se les cohíbe. Se les educa mediante un pensamiento pacifista, “las armas son malas” les dicen los maestros y la televisión, la lucha es “cosa de barbaros” es otra enseñanza y por eso tenemos niños incapaces de sostener una pelea.
En las escuelas se impulsa a que todos sean amigos por la fuerza, en tiempos pasados se promovía la rivalidad. La rivalidad despierta los instintos, nos hace desarrollar habilidades tales como el sentido de alerta, la desconfianza y la lucha.
Tenemos a generaciones de niños asustadizos, llorones, incapaces de luchar, incapaces de pensar por sí mismos pero eso si tienen una educación muy moderna y muy políticamente correcta. Si la civilización moderna colapsara, los hombres de hoy serian incapaces de buscar su alimento, vivirían con miedo encerrados en sus hogares, vaya incluso serian incapaces de matar a una gallina para tener algo que comer. No hay que confundir el amor por los animales con el
sentimentalismo más absurdo que haya concebido esta civilización. Comer carne
es algo natural en los seres humanos, la carne es un alimento base en el
hombre, si estas hambriento y tienes a un conejo a un lado entonces le cortaras
el cuello para alimentarte, si un osos te ataca lucharas por defender tu vida
no te quedaras contemplándolo. Se llama supervivencia, es así de lógico.
La razón por la que se sataniza tanto la cacería esmporque por lógica esta conlleva matar y eso es el objetivo final de una buena cacería ¿O no?
No tengamos miedo de admitirlo pero matar es parte de la genética humana, el hombre es un animal salvaje, nació para matar, esto es algo que está en su sangre. Las leyes del mundo natural son simples si no eres depredador entonces eres presa, dejémonos de falacias creacionista y hablemos de ciencia. Somos animales, somos parte del mundo natural y somos parte de la cadena alimenticia, somos salvajes por naturaleza, somos depredadores por naturaleza es así de sencillo. Lo siento Rousseau pero el hombre no nace bueno por naturaleza, lo siento educación liberal pero el hombre es un animal salvaje y es en lo salvaje donde está la verdadera libertad.


Actualmente la caza esta mecanizada, ahora pagas por una presa a la que crían especialmente para ser cazada ¿Dónde está el riesgo? ¿Dónde está la lucha? Esto es como ir a comprar al mercado, es demasiado banal.
En los años ochenta si no me equivoco antes de que se prohibiera la caza de búfalos, a estos se les encerraba en manadas en una cerca y podías pagar para matar a cuantos quisieras ¿Dónde estaba el respeto del cazador antiguo? ¿Dónde estaba la emoción de la búsqueda? Solo era un divertimento para saciar la sed de sangre de unos cuantos.
La cacería comenzó como una necesidad, luego se volvió algo por placer y una parte del placer es la de la búsqueda, la sensación de riesgo pero actualmente ya no es lo mismo. Actualmente la caza está restringida y es obvio, un sistema de caza como el del pasado seria la ruina ecológica con la sobrepoblación que hay ahora. Dejando un instinto innato como una mera actividad de distracción.
No tiene ningún merito ir a matar algo por lo que has pagado pero si lo tiene adentrarse a los campos con un arco, con un rifle de tiro a corto alcance, con las armas de antes en donde pueda haber una lucha digna con un animal.
Matar a un animal nunca debería ser una distracción pero si hay un combate, si hay una verdadera lucha entonces, si sabes que vas a morir entonces si es algo que vale la pena. Caza y tortura de animales es algo que se confunde y que es opuesto, el torturar animales por diversión es algo propio de mentes enfermas, un buen cazador respeta a su presa, entiende a su presa y la honra una vez que la mata.
Prohibir la caza totalmente seria una ridiculez,seria abolir nuestro instinto cazador, de lo que hablo es de acabar con su práctica mecanicista, de reducir su masificación y poder volver a lo de antes, a nuestro contacto con la Naturaleza.
El hombre moderno cree haber dejado la caza en el pasado ¿Qué será de él cuando la civilización occidental caiga? Sera una presa en manos de los depredadores, así funciona la selección natural, así funcionan las leyes de la Naturaleza. Los menos aptos van desapareciendo y solo quedanmlos más aptos.
Un ser que ha perdido sus instintos se vuelve débil, se vuelve una presa y al final lo que le espera es la extinción.


Abril 2012

miércoles, 4 de abril de 2012

El lenguaje es un virus

Hace unos dias publique mi nueva coleccion de poemas titulada "El lenguaje es un virus" aqui les dejo la descripcion y el enlace, como siempre la descarga es gratuita, espero les guste.

"El lenguaje es un virus" es una coleccion de poemas que no ganara ningun premio ni es una lectura que busque ser reconfortable para el lector. La poesía es una lucha por la liberación del espíritu a través de las palabras. La poesia es transgredir los limites de neustra mente y de nuestro lenguaje. La transgresion es romper todas las leyes, normas y reglas artísticas, crear nuevas y romperlas de nuevo, la destrucción es una forma de creación y la poesía es esto, destruir lo viejo y crear lo eterno.

http://www.lulu.com/shop/fernando-trujillo/el-lenguaje-es-un-virus/ebook/product-20018339.html