"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







lunes, 27 de agosto de 2012

Metafísica del arte moderno

Por Fernando Trujillo

“Lo más hermoso de Florencia es el restaurante McDonald’s”

Andy Warhol

Para nadie es un secreto que la CIA financio el así llamado arte moderno como un arma de guerra psicológica, artistas como Pollock, Rothko y Willem de Kooning fueron financiados y su obra promovida internacionalmente desde las sombras por una oscura organización.
Mayormente tenemos la idea de que aquí en las democracias occidentales el arte es libre pero nada es más alejado que la verdad. Cuando hablo de arte moderno me refiero a lo producido tras la segunda guerra, la mano de la CIA estuvo detrás del expresionismo abstracto, la música jazz y rock, la literatura y en general toda forma de cultura occidental.
Después de la segunda guerra el comunismo habia triunfado en la totalidad de Europa mientras que los intelectuales y artistas asociados al fascismo habían sido perseguidos, ejecutados, encarcelados y condenados al olvido.
La cultura que habia nacido en los regímenes fascistas habia sido aplastada pero aun quedaba la propaganda cultural comunista asociada al realismo soviético.
Para combatir la influencia de la propaganda soviética, la CIA invierte en la promoción de la corriente llamada expresionismo abstracto a la que internacionalmente definió como un arte puramente libre y que se oponía al totalitarismo rígido del arte soviético.
Este “nuevo arte” necesitaba fundaciones que lo patrocinaran por lo cual se crearon las fundaciones Farfield, Kaplan, Rockefeller y Ford por mencionar algunas así como el Museo de Arte Moderno cuyo co-fundador era el masón Nelson Rockefeller también miembro del oscuro consorcio llamado Club Bildberg.
Se convirtió a Nueva York en el centro de la cultura occidental, por medio de propaganda en los cines y en la televisión, propaganda que aun hoy continúa. Hecho esto se empezó con la operación de imposición cultural financiado por la CIA y la fundación Rockefeller, en complicidad con la prensa, las revistas culturales.
Se exporto este tipo de arte a la Europa occidental y el resultado es la manipulación de las mentes de generaciones de occidentales, la decadencia del arte y la imposición de un arte mundial para un gobierno mundial.

El arte de fin de siglo nace como un arte masificador, la pintura expresionista se caracteriza por no tener forma, ni estilo, es una continua sucesión de colores sin sentido, sin tema pero que si tiene una representación es un mundo sin razas, sin naciones, sin individuos y sin pensamientos solo una masa sin forma. Metafísicamente el arte moderno es el arte del Hombre-Masa, el hombre sin identidad que vive dentro del Nuevo Orden Mundial.
Es la última expresión de una época moribunda como lo es la nuestra. Un cuadro expresionista es una obra desagradable, mirarlo demasiado tiempo puede producir dolor de cabeza, angustia o un desequilibrio emocional, la sucesión de colores sin armonía tienen un efecto de repulsión en el espectador pero que al mismo tiempo lo mantienen en un estado de letargo, como si el cuadro de alguna manera tuviera un efecto psicológico que mantienen al espectador hipnotizado.
Los cuadros expresionistas están diseñados para romper la psique humana, el choque de esos colores con la vista provocaran un colapso nervioso para doblegarnos emocionalmente, esos colores a pesar de su forma caótica no están desordenados al azar, si no que están cuidadosamente puestos como una forma de arma de control mental. ¿Por qué este tipo de arte fascina? Es por la propaganda psicológica que vienen en la prensa, en las revistas de arte y por parte de unos esnobistas críticos de arte, si usted dice que este pseudo-arte es una porquería será tildado de ignorante y estúpido por parte de los esnobistas intelectualoides.
Más que hablar de obras se debería hablar de firmas valiosas, el valor artístico es nulo mientras que el valor monetario es mayor, un cuadro de Pollock viene costando alrededor de veinte millones de dólares si no me equivoco.
El triunfo del arte moderno viene por toda esta manipulación psicológica que se ejerce sobre la población, una persona que visita una galería de este tipo de arte dirá que le gusta para sentirse un hombre culto y andar por el mundo con una pose esnob.
Sin embargo el expresionismo abstracto no es el único producto de esta época decadente, el así llamado Pop art viene siendo espiritualmente hermano del primero, esta tendencia nacida en la nueva Babilonia llamada Nueva York es una manifestación de la cultura de masas propias del Nuevo Orden Mundial.
Andy Warhol habia iniciado un movimiento que rebajan el arte de un concepto eterno a un objeto de consumo, a nadie le interesa ya la calidad artística de una obra si no saber la firma y el costo monetario.
En esencia el Pop art es el arte de la sociedad capitalista, no sabemos si Warhol y su movimiento también fueron financiados por la CIA (aunque no lo dudamos) pero sigue la misma tendencia masificadora.
Latas de sopa, celebridades, el culto al americanismo y a la ciudad de Nueva York forman parte de la cultura del Hombre-Masa, el arte como un objeto mas, artistas que quieren sus quince minutos de fama. El Pop art viene siendo el arte del consumo, un arte que no crea si no que es un producto de un tiempo vacio que ya no tiene nada que ofrecer.
A pesar de este vacío y frivolidad que son el alma del Pop art este ha triunfado en las juventudes debido a ser considerado un “arte alternativo” si supieran que sus mentes están siendo manipuladas. El poder del Pop art radica en su uso de imágenes cotidianas tales como la mencionada lata de sopa, propiamente es una tendencia puramente americana que al ser exportada al resto del mundo como colonialismo cultural.
Los rostros de Marilyn Monroe, de Elvis Presley son venerados en los museos de todo el mundo, una lata de sopa ahora es un objeto de culto por parte de los Hombres-Masa con ínfulas de ser intelectuales, así de patético.
Sin embargo no solo dentro del mundo de la pintura se encuentra la manipulación, se sabe que el poderoso Club Bildberg que agrupa a los hombres más poderosos del mundo—entre ellos los Rockefeller, los Rosthfield y los Bush—financio a Bob Dylan, a los Beatles y a los Rolling Stones, la música ha sido siempre una forma de manipulación psicológica y que mejor que la música de moda. A través de mensajes subliminales se acondiciona a la gente a seguir un determinado patrón. Igualdad, pacifismo, la sensación de libertad, así se crea un rebaño que escucha la misma música, sigue las mismas modas, tiene los mismos ideales, un rebaño preparado para recibir un Nuevo Orden Mundial.
Actualmente muchos grupos y cantantes hacen con las manos el símbolo de la pirámide propio de los Iluminati, como ejemplo la cantante Madonna ha hecho referencias a ellos en sus videos y canciones, solo hay que prestar atención para verlo.
De esta manera el arte juega un papel en lo que es la creación de este gobierno mundial por medio una estrategia de propaganda psicológica que nos mantiene en letargo.

Agosto 2012

1 comentario:

  1. Hola, muy interesante todo lo que explicas aunque no comparto toda tu opinión.

    En la historia de la humanidad (y con el arte pasa lo mismo) grandes éxitos ha ido mucho veces acompañados de grandes impulsos (interesados o no) por parte de grandes personajes, países, compañías, coleccionistas, etc.... Será o no manipulación, pero siempre ha sido así.

    Comparto contigo que hay algún que otro cuadro expresionista (de esa época y de ahora) que provoca dolor de cabeza; pero el expresionismo abstracto como movimiento pictórico es muy interesante y supuso una vuelta de tuerca a la pintura.

    Gracias por tu artículo.

    Un saludo

    pd: los yankis son muy buenos en marketing y branding :)

    Antonio Basso
    www.yasoypintor.com

    ResponderEliminar