"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







domingo, 6 de abril de 2014

La esclavitud blanca



Por Fernando Trujillo

Unánimemente en los colegios, en la televisión, en el cine y en los libros de historia se habla de la esclavitud negra pero jamás se ha mencionado la esclavitud blanca. 
Dejemos algo en claro, la esclavitud es una de las cosas más repugnantes que ha podido ingeniar la mente humana, el comercio con otros seres humanos es un acto por demás atroz y que es una parte vergonzosa en la historia humana.
No obstante el querer adjudicar el negocio de la esclavitud a un solo grupo étnico resulta por demás difamatorio y parte fundamental de la campaña del marxismo cultural contra occidente. Como veremos en este texto los europeos han sido víctimas de la esclavitud tanto como los negros y otros pueblos.
Antes de continuar voy a aclarar que este artículo no es una alabanza de los europeos ni victimizar a los pueblos blancos,  ni se trata de justificar la esclavitud europea alegando que “los otros fueron peores”,  son hechos históricos, cosas que realmente sucedieron, atrocidades que no pueden quedar impunes. 
Cuando vemos o leemos sobre la esclavitud nos imaginamos al europeo con cruz en mano y látigo en la otra torturando a prisioneros negros, riendo sádicamente, imponiendo el cristianismo sobre las creencias de su esclavo. No pongo en duda de que hayan existido este tipo de personas pero jamás en ninguna película ni en ningún medio se ha hablado de que los principales tratantes de esclavos fueron árabes, judíos y otros negros.
Pondré como ejemplo al famoso Cinque protagonista de la película Amistad de Steven Spielberg, después de alcanzar su libertad Cinque se dedicó a la trata de esclavos de sus hermanos de sangre pero por obvias razones eso no se mostró en la película.
Muchos asocian la trata de esclavos negros solo a los europeos, lo cierto es que los árabes llevaron esta indignante actividad de los siglos VII a XVI por cerca de mil años con la esclavitud de 10,000 hombres todos ellos latigueados, castrados y asesinados.
Las naciones europeas han reconocido su participación en la trata de esclavos negros pero hasta la fecha las naciones árabes no la han reconocido.
La caza del hombre negro no fue el único objetivo de los tratantes árabes, sino una esclavitud silenciada y para nada conocida: la esclavitud de mujeres blancas.

La región europea más marcada por la esclavitud fueron los eslavos, las incursiones de tratantes musulmanes en estos territorios plagiaban niños y mujeres en su mayoría, los niños eran adoctrinados en el fundamentalismo islámico mientras que las mujeres—niñas en su mayoría—eran vendidas como prostitutas.
El imaginario colectivo tiene a la mujer rubia semidesnuda para un sultán gordo rodeado de lujos, de esa manera jóvenes eslavas eran vendidas a poderosos comerciantes para saciar su lujuria. Las mujeres eran la presa más fácil de atrapar, los hombres en cambio—adolescentes en su mayoría—fueron menos numerosos, estos eran llevados a trabajos forzados o en algunos casos forzados a la prostitución homosexual.
La palabra slav (eslavo) viene a significar esclavo en varias lenguas europeas y árabes, de ahí deriva la palabra inglesa “slave”. Los eslavos fueron la presa favorita de los tratantes musulmanes, estas mujeres fueron robadas de sus hogares, tomadas como botín en las incursiones turcas a los Balcanes, vendidas a comerciantes, hombres ricos e incluso sultanes y reyes como parte de su harem. Forzadas a la prostitución, violadas y tomadas como trofeo.
Uno de los intelectuales más brillantes y respetados de Estados Unidos el profesor Thomas Sowell ha afirmado en un artículo que la esclavitud de blancos fue mayor que la de negros, un crítico de la tendencia conocida como discriminación positiva Sowell ha escrito sobre el tema de la esclavitud blanca por parte de los tratantes musulmanes y africanos, práctica que persistió aun después de que en Estados Unidos fuera abolida la esclavitud. Sowell además declara –en un argumento políticamente incorrecto e iconoclasta—que el racismo nunca tuvo que ver con la esclavitud, por años los intelectuales del Sistema, los historiadores progresistas y dominados por el pensamiento políticamente correcto han relacionado ambos pero Sowell en sus propias palabras dijo “la gente era esclavizada por ser vulnerable no por su aspecto”.
Los españoles fueron otras víctimas de los esclavistas musulmanes, los piratas atacaban las costas llevándose presas para poder comerciar. El más brutal ataque de los esclavistas sucedió en Granada en 1556 en donde más de 4,000 hombres, mujeres y niños fueron robados de su hogar. Otro ataque fue por parte de esclavistas argelinos a la Bahía de Nápoles en 1544 logrando raptar a 7000 personas.
El comercio de esclavos blancos fue mucho más brutal y prolífico que el comercio de esclavos negros. No solo eran esclavos también eran infieles y por lo tanto la crueldad de los musulmanes era más extrema, el castigo favorito eran los azotes, un hombre podía recibir hasta 200 azotes que lo dejaban lisiado.
Fue principalmente en Medio oriente y en el Norte de África donde fructífero el comercio de esclavos blancos, la mayoría de estos eran humillados públicamente, vendidos a regiones del interior de África en donde les era imposible escapar.
Todo esto los puedes encontrar en el libro “Esclavos cristianos, amos musulmanes” del profesor norteamericano Robert Davies.
En la actualidad el negocio de la esclavitud blanca continua, jóvenes de Europa del Este son engañadas y vendidas por la mafia rusa, son llevadas a Israel y forzadas a la prostitución. A más de 100 años desde que en Estados Unidos se abolió la esclavitud esta práctica aun continua y está siendo ignorada de forma vergonzosa.
¿Por qué no se estudia esta parte? A la esclavitud de africanos se le dedican películas, libros, discursos, artículos peor jamás se hace mención de la esclavitud blanca, porque el tema de la esclavitud negra es redituable, es políticamente correcta, es parte de la culpa blanca.
Los europeos tienen miedo de estudiar este tema a fondo ya sea por esta culpa, por no ofender a los inmigrantes musulmanes, para no ser tachados de racistas.
El sentimiento de culpa en una raza es una patología, ninguna raza en ningún periodo de la historia ha tenido ese sentimiento, es síntoma de una sociedad enferma.
Mientras se siga santificando al hombre negro, al inmigrante musulmán y se siga teniendo esta culpa no se podrá investigar la historia libremente ni se podrá salir adelante, se seguirá estancado en una decadencia sin fin.
La trata de esclavos blancos es algo que sucedió, se puede ocultar pero no se puede negar que fue un hecho en el que todavía hay mucho que investigar. Para una libre investigación de este tema se deben de quitar la culpa y el pensamiento políticamente correcto.


Abril 2014

3 comentarios:

  1. Muy interesante artículo. El orígen de la palabra eslavo viene de "slovo" que significa "palabra", no es "esclavo". Si fueran tan amables de compartir la fuente, se los agradeceré.

    ResponderEliminar
  2. Iván
    Estás en lo correcto sobre la palabra eslavo. El artículo habla sobre el origen de la palabra esclavo. La RAE concuerda:

    (Del bajo latín sclavus, este del griego bizantino σκλάβος, derivado regresivo de σκλαβηνός, propiamente, 'eslavo', y este del eslavo slovĕninŭ, nombre que se daba a sí mismo el pueblo eslavo, que fue víctima de la esclavitud en el Oriente medieval).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. La raza blanca está teniendo a desaparecer. La natalidad en varios de los países europeos se va haciendo cada vez más baja. Y esto, sumado a que los mismos blancos están avergonzandose de su propia identidad y cultura, mientras los judíos, negros y árabes cada vez sacan más pecho por su etnia, terminará haciendo que los blancos sean una minoría, pierdan relevancia cada vez más y hasta incluso corran el mismo destino que los indígenas de américa: ser grupos pequeños, olvidados y considerados como "anticuados", que se avergüenzan de reconocer sus raíces, que no gozan ya de un estado propio sino que viven en el estado de otra u otras nacionalidades.

    ResponderEliminar