"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







viernes, 31 de octubre de 2014

El Poder del Patriarcado (XI): Tribu vs Civilización



Por Fernando Trujilllo

Uno de los más mas grandes problemas de los grupos anti-sistemas es que son demasiado incluyentes en su discurso.
Es común en esta clase de grupos escuchar frases como “unidos venceremos”, “Todos juntos podemos destruir al enemigo” y demás frases que son incluyentes con las mayorías, este discurso se asemeja al que utilizan movimientos pacifistas, grupos estudiantiles de izquierda y colectivos que predican la tolerancia con gays y mujeres.
Esto incluso afecta a colectivos que hablan de derechos de los hombres, son demasiado blandos con el feminismo y el LGBT, defendiendo incluso un “verdadero feminismo” al que eluden positivo e igualatorio, a lo que ellos ven como una tergiversación de este feminismo utópico le llaman con nombres como “feminazismo” (sic) o “hembrismo”. Todo esto para mantener una postura políticamente correcta.
Todos estos ejemplos que acabo de mencionar sirven—ya sea de forma consiente o inconsciente—a la civilización matriarcal, sus ideas igualatorias y pacificas son parte del espíritu del matriarcado, no representan amenaza alguna para esta.
Las ideas de conciencia global, despertar de la humanidad, cambiar el mundo con canciones hippies y consumiendo peyote todas pertenecen a la teosofía y al new age ambas producto de la espiritualidad matriarcal.
Ninguna de estas ideas es peligrosa para el matriarcado burgués pero una sobre todo si lo es: la idea de tribu.
Anteponiendo a la idea de “todos unidos” ponemos la idea de tribu, mi tribu, mi gente, mi clan frente al mundo burgués.
Esta es la idea de “nuevos barbaros” del escritor Jack Donovan, la idea ancestral de Mannerbund que existía en las sociedades patriarcales.
Este concepto debe cobrar importancia en una civilización sobrepoblada con mega urbes contaminadas, pobladas por lemmings, blancos degenerados y multiculturales.
Es demasiado utópico pensar que una ciudad como el Distrito Federal, Londres, Nueva York o Madrid vaya a tener un despertar social y unidos armen una revuelta.
No, todas estas mega-urbes están pobladas por personas obesas, degenerados sexuales, amigos de la tolerancia, hombres estrongenizados, seres sin ética que veneran el dinero y la sociedad de consumo. Ninguno de los habitantes de las grandes urbes va a tener un despertar espiritual o social, mucho menos patriarcal.
La consigna “pueblo unido” es solo una falacia, todos estos movimientos como Occupy Wall Street, Occupy London, las revueltas masivas en Egipto y las manifestaciones estudiantiles solo eran berrinches de una burguesía acomodada, a esa gente que marchaba con sus máscaras de Guy Fawkes, con sus consignas incluyente solo les interesaba tener una sociedad del bienestar, no estaban interesados en una revuelta real ni en destruir el Sistema solo en que el estado les de derechos y bienestar.
Todo este lenguaje incluyente es parte del espíritu del matriarcado, recordemos que la madre ama a todos sus hijos por igual, los incluye, es igualatoria, de la misma forma que estos grupos “antisistema” quieren una sociedad igualatoria.
Paremos el lenguaje democrático, no todos somos iguales, no va a haber una revolución global en el que las masas van a pelear por sus derechos—idea utópica muy arraigada a la izquierda—lo que va a haber va a ser una guerra entre la tribu contra la civilización.
Y está sucediendo.
El Batallon Azov contra la civilización rusa de Putin, los autodefensas mexicanos contra el estado, los Boers contra el estado negro africano, Amanecer Dorado contra el estado usurero que oprime Grecia.
En Estados Unidos los preppers van almacenando armas para el día que el estado prohíba su uso a los ciudadanos libres, hay muchas de estas tribus que son más cada día en ese país.
Los motociclistas americanos que en septiembre de 2013 marcharon para oponerse a una manifestación por la tolerancia con el islam, mientras que esta última tuvo una incipiente recepción, la marcha anti-islamica de los motociclistas con sus quemas del Corán y su patriotismo los supero por dos millones.
Todos claros ejemplos del resurgir del mannerbund en la época del individualismo y la estrongenizacion.

¿Qué es la tribu?
Un sistema organizacional en el que un grupo de seres humanos, un conjunto reducido tienen algo que los une, ya sean lazos sanguíneos, culturales, éticos, espirituales y raciales.
El concepto de tribu fue el primer sistema de organización surgido del caos pero su forma y su función es más cercano a la naturaleza, al hombre como animal, como parte del orden natural.
En el mundo animal el tribalismo se da en especies como los leones o lobos, manadas unidas por un macho alfa, cazan juntos, el macho alfa se une a la hembra alfa, los más fuertes perduran y los más débiles perecen.
El concepto de tribu es propio del patriarcado, el comportamiento tribal es propio de la genética humana. Mi tribu frente a la tuya, mi raza frente a tu raza, mi clan frente a los otros clanes. Es parte de un comportamiento sano el defender lo que es tuyo, en tener un sentido de propiedad.
En la civilización matriarcal ocurre lo opuesto, “todo debe ser compartido”, de ahí vienen las ideas de promiscuidad, de sexo libre, de abrir fronteras, de abrazar a pueblos extranjeros, es incluyente y esta actitud es peligrosa al alojar a enemigos internos.
En la mentalidad tribal patriarcal existe el concepto de familia, el hombre es el patriarca de su propio clan, de su gens, es el jefe al que se le debe respeto y obediencia, es el guerrero, el hombre ascético y sabio.
En la mentalidad matriarcal no existe un concepto de propiedad y las familias son desunidas, en esta forma se da el concepto de “familias alternativas” de parejas del mismo sexo y donde el hijo es un mero entretenimiento.
La idea de tribu es propia del patriarcado, incluso en civilizaciones como Esparta o Roma continuaban teniendo esa espiritualidad tribal del patriarcado primigenio.
La civilización es producto de la agricultura, del sedentarismo y por lo tanto del matriarcado, comienza la esclavitud del hombre, nace la clase mercader, se dan la esclavitud y surge un tipo de hombre egoísta y decadente.
La relación entre los sexos en el tribalismo patriarcal es dominante e impera el sentido de propiedad, el hombre domina por medio de la fuerza y la mujer es pasiva y dulce, la mujer es propiedad de un hombre y viceversa, él es su hombre y ella es su mujer. Las mujeres mas bellas pertenecen por derecho a los guerreros, a los hombres con mejor calidad genética para engendrar hijos.
Contrario en la mentalidad matriarcal existe el “amor libre”, todos se acuestan entre todos, prima la mujer promiscua y superficial, se da el lesbianismo, las orgias, la poligamia que es propio de civilizaciones decadentes.
En la tribu hay hermandad, hay camarería en la lucha, hay pocos pero todos ellos con una alta calidad genética. En la civilización son millones, desunidos, egoístas, degenerados y con una calidad genética deficiente.
A pesar de que en la actualidad la propaganda matriarcal hable del sentido de propiedad, de familia y de sangre como construcciones sociales, estos instintos siguen presentes y resurgen de alguna manera. Los niños de un barrio que se enfrentan a golpes con los de otro vecindario, es un ejemplo de esto.
El tribalismo es parte de la naturaleza del hombre, esa actitud de reunirse en manadas, de uniones de sangre y honor, esa idea se contrapone al individualismo del matriarcado.
La verdadera rebelión contra el mundo burgués no está en una fantástica “unión cósmica” sino en el concepto de tribu, en el poder de los hombres, el poder que ha de resurgir si se quiere que la raza sobreviva a la decadencia.
La tribu está compuesta por aquellos hombres que están orgullosos de su masculinidad, que creen en los valores de sangre y honor, que defienden el derecho de los ciudadanos a portar armas, aquellos que han dado la espalda al racionalismo y vuelto al instinto.
Por último el tribalismo es abandonar el pacifismo impuesto por la sociedad matriarcal y volver al derecho natural a la violencia, a luchar por nuestra supervivencia y destruir el matriarcado burgués.

Octubre 2014


Referencias

Jack Donovan "Volviéndonos los nuevos bárbaros"

"¿Que es el tribalismo blanco?" pt 1  Tribalismo blanco







2 comentarios:

  1. los verdaderos guerreros saben y respetan a una mujer fuerte y a la vez dulce, la mujer no es mero objeto para ser ''propiedad'' , eso de la mujer como un mero objeto es producto del sistema que busca ridiculizar a la mujer y al hombre, y como eres hombre solo hablas por tu género, te falta crecer y aprender más. Pero vas bien

    ResponderEliminar