"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







viernes, 31 de julio de 2015

Una historia de fantasmas (IV): Adela Ventura



(Ir al Capitulo III)

La psicóloga del colegio había pasado quince minutos con Gabriela Rodríguez sobre la muerte de su hermano. En realidad ella era la única que hablo haciendo las preguntas de siempre “¿Cómo te sientes?”, “¿Quieres hablar de eso?” no obstante la niña no quiso hablar, permanecía callada volteando su vista hacia el unicornio de plata que estaba sobre el librero.
Carolina Martínez se habia graduado de psicología hacia dos años y aquel era su primer año en la escuela como psicóloga, los niños a los que atendía eran en su mayoría chicos problemáticos o con timidez . La mayoría de ellos inventaban historias fantasiosas sobre sus vidas y ella los escuchaba sin mucho ánimo.
Le hizo por tercera vez las preguntas de rutina, esta vez su voz sonaba un poco más apática que al principio de la sesión. Gaby respondía haciendo un gesto negativo.
-Cariño cuando quieras hablar de eso aquí estoy para escucharte, somos amigas—dijo la psicóloga despidiendo a Gaby de su oficina, la niña había entendido el eufemismo “Lárgate mocosa y no me hagas perder el tiempo”,  quince minutos escuchando a esa tipa que presumía su cargo diciéndole que eran amigas, cuando en realidad a ella le importaba un comino los sentimientos de los niños.
Cuando salió de la oficina sonó el timbre del recreo, Gaby se sentó en una banca mirando al suelo. Habían pasado tres días desde que Jeremías se suicido, su mama se la pasaba llorando mientras que su padre estaba encerrado en su cuarto después del trabajo, fueron sus padres quienes habían encontrado el cuerpo de Jeremías en la cama inerte, recuerda que su madre grito y rompió a llorar mientras que su padre agarro el teléfono para llamar a una ambulancia. Ximena estaba en una fiesta de Halloween en Tequila, Gaby se acerco al cuarto de su hermano y vio a su madre llorando sobre el cuerpo de Jeremías.
A sus once años ya sabía lo que era la muerte, sus padres y el párroco se lo habían explicado cuando era más chica. Sin embargo nunca había visto un cadáver como el que vio esa noche, sabía que Jeremías se suicido aun antes de que sus padres hablaran con ella, al ver a su hermano muerto comenzó a llorar. Su papa la abrazo y la aparto de la recamara cubriendo sus ojos.
Ximena fue la última en enterarse, llego como a las dos de la mañana a su casa y su padre le dio la noticia. Gaby quien estaba acostado tratando de conciliar el sueño escucho cuando su hermana rompió a llorar.
El funeral fue el dos de noviembre, durante el Día de Muertos, Gaby pensaba que Jeremías había escogido estas fechas a propósito para dar fin a su vida, un pensamiento que nunca le diría a sus padres.
Visitas iban y venían a la casa a dejar un asado o un pastel en señal de condolencias, sus tíos de Campeche que solo se aparecían cuando necesitaban dinero ahí estaban para “compartir” su dolor, Gaby pudo notar su falsedad desde la primera palabra.
La muerte de su hermano trastorno todo, la noche de ayer escucho como su mama culpaba a Marieke de su muerte, la familia de Marieke había ido al funeral antes de que su madre llamara perra a la ex novia de su hermano y se fueron.
Nadie pensaba que esto iba a pasar, Gaby pensaba que esto era el equivalente a despertar un día y no encontrar el sol o salir de tu casa y que pasara algo que cambiara todo. Esto era algo que rompió con su mundo rutinario, estaba acostumbrada a ver a su hermano, a escucharlo discutir con su padre y con su hermana. La gente que iba a casa a dar sus condolencias le decía a su madre que la vida sigue, lo mismo que dicen cuando alguien muere y si la vida sigue lo que no entienden es que ya nada es igual.
Se paró de la banca caminando a un sitio más solitario, un lugar donde no escuchara a los otros niños jugar, quería estar solo los pocos minutos que faltaban de recreo.
En la cancha estaban jugando futbol, podía escucharlos patear el balón e insultar, escucho como Miguel Pérez se puso a discutir con uno de los hermanos Borges por algo que a decir verdad no le interesaba,  tal pareciera que un poco de silencio era demasiado pedir.
-Hola—escucho una voz, volteo a ver y apoyada en la pared estaba Adela Ventura a la que todos apodaban Bruja. Estaba fumando y hojeando un libro de cuentos de Lovecraft.
-Hola Adela—devolvió el saludo. Adela se caracterizaba por ser una chica antisocial, tenia doce años e iba en su mismo salón. Tenia algo intimidante, una mirada oscura y penetrante, a pesar de su corta edad mostraba una madurez e inteligencia nada habituales en los chicos de su edad (una maestra afirmo que ella podía estar en una escuela para superdotados, si hubiera una en Chetumal), tenia la piel pálida, algunas pecas en el rostro y el cabello castaño, no le gustaba relacionarse con los otros niños (a los que consideraba tontos) y vivía par sus lecturas, apartada de todos los demás. los otros niños le tenían miedo y le rehuían.  Nunca se habían dirigido la palabra hasta ahora.
-Lamento lo de tu hermano, debe ser perturbador el que se haya suicidado—dijo Adela, por alguna razón pensó que eso fue el pésame más sincero que escucho en esos días.
-Gracias—respondió, Adela le ofreció un cigarro. Nunca antes en su vida habia fumado pero nunca antes un hermano se habia suicidado. Tomo el cigarro y se lo puso en la boca, Adela lo prendió, le dijo que respirara hondo y exhalara el humo.
Miro por detrás para ver si no se acercaba una maestra, hizo lo que Adela le indico, respiro hondo sin embargo termino tosiendo.
-Con la práctica mejoraras—dijo Bruja.
-Me imagino—respondió volteando de nuevo. Si era descubierta le esperaría un fuerte regaño en casa y las cosas no estaban para un reporte.
-¿Te gustaría contactar con tu hermano?
-¿De qué hablas?
-Hablo de necromancia, invocar a los muertos—respondió Adela. Gaby creyó que le estaba tomando el pelo no obstante quería volver a ver y hablar con su hermano para decirle todo lo que no le dijo cuando estaba vivo.
-Eso no es posible.
-En esta vida y en la otra todo es posible.
-No lo sé—respondió Gaby cuando sonó el timbre que indicaba el final del recreo, Adela arrojo la colilla de cigarro.
-Piénsalo y me buscas—dijo Adela. Caminaron hacia el salón, aunque la idea de invocar a los muertos resultaba aterradora, también resultaba tentadora como para ser ignorada.

Julio 2015

 ©Fernando Trujillo, todos los derechos reservados

Imagen sacada de Little Witch of Greenwich 









jueves, 23 de julio de 2015

Occidente una idea que debe ser superada



Por Fernando Trujillo

“No tengo ninguna esperanza en Occidente y ningún ruso debería tenerla…...la excesiva prosperidad y comodidad han debilitado su voluntad y su razón”

Aleksandr Solzhenitsyn

Hace una semanas en un foro de una red social (que no voy a nombrar porque no vale la pena hacerlo) surgió el tema de la legalización del matrimonio homosexual en México y uno de los participantes en dicho foro dijo “qué bueno que México se una al mundo occidental y civilizado”.  Esto me ha hecho reflexionar sobre el término Occidente ¿Qué significa hoy en día Occidente?
El término está asociado a la hegemonía de la cultura europea, en muchos de mis artículos me he referido a Occidente como parte de nuestra herencia y es cierto pero mi pregunta aun continua de pie ¿Qué significa hoy en día Occidente?
El vocablo comenzó a figurarse cuando Diocleciano dividió al imperio romano, en el imperio de Occidente y el imperio de Oriente, creando lo que era una división inexistente en el mundo antiguo. Con la caída del imperio romano de Occidente el término pasó a representar a Europa y su cultura.
La cultura de Occidente era el cristianismo medieval, la caballería, la aristocracia guerrera, el feudalismo, posteriormente seria el Renacimiento, las artes, la filosofía, la ciencia pero también fue el germen de la modernidad, de horrores como el protestantismo, el capitalismo, el racionalismo, el liberalismo, la Ilustración y el marxismo.
Al día de hoy Occidente ha adquirido nuevos significados, uno puramente económico y globalizador. En estos tiempos Occidente es todo lo que representa esa cultura global de entretenimiento y consumismo.
Occidental es el estilo de vida de los japoneses, de los surcoreanos, de los africanos, de los hindúes, que escuchan música pop, que ven Mtv y que comen en las grandes franquicias, occidentales son también los hispanos en Estados Unidos que les ponen nombres anglosajones a sus hijos y se consideran a sí mismos ciudadanos norteamericanos.
El Occidente cristiano que dio grandes aportes a la humanidad como lo son las catedrales, el arte renacentista, que forjo los reinos europeos y bajo esta fe se unieron estos pueblos para enfrentar al Imperio Otomano y vencerlo en la épica Batalla de Lepanto. Ese Occidente ha quedado destruido cuando los europeos y sus descendientes se perdieron en el materialismo y la indiferencia, cuando la fe paso a solo ser algo “retrogrado” y el relativismo moral (otro engendro de Occidente) tomo su lugar.
Occidente ha dejado de ser Europa, ha dejado del cristianismo, ha dejado de ser todo aquello que lo hizo grande para ser el monstruo globalizador, el gran parasito que destruye las identidades de los pueblos.

En la actualidad Occidente es la hegemonía norteamericana en el mundo, es la OTAN, es la Unión Europea, es Israel, es los derechos humanos, es el feminismo, el marxismo cultural, el lobby LGBT, el animalismo de PETA y otros grupos similares, es todas las modas y subculturas urbanas engendradas para destruir la identidad de un pueblo.
¿Cuál es el opositor a este Occidente? Es todo aquello que es cultura, identidad, ética, espiritualidad, es todos aquellos países considerados retrogradas y amenazados por la hegemonía global.
Es Rusia con su idiosincrasia conservadora, su iglesia ortodoxa, su fuerte sentido militar y patriótico en sus habitantes, sus cosacos, los eslavos endurecidos y rudos tras años de terribles dictaduras comunistas.
Es Corea del Norte, opuesto a su gemelo capitalismo con su estricto militarismo y patriotismo. Con esto no quiere decir que apoye el régimen de Corea del Norte sino que es un ejemplo de lo que es opuesto al Occidente moderno.
Estos dos regímenes se han mantenido fuera de Occidente, fuera de la “línea correcta” mientras que en las naciones en las que se ha implantado este modelo parasitario ha ido devorando su espíritu y cultura.
Pongamos el ejemplo de Japón, el modelo occidental implantado en Japón en 1945 ha destruido sus tradiciones, su espíritu samurái y lo ha vuelto un país hundido en la degeneración y el consumismo desbordado por la subcultura otaku*
Por supuesto India, Irán, Egipto, África no son occidentales (por más que el mundo globalizado así los quiera hacer ver) y ha sido este modelo el que los ha dejado en la ruina moral y económica.
¿Cómo hacer frente a Occidente? Primero rechazar este término, rechazar esta idea ya caducada que solo sirve para los intereses de una derecha neoliberal rancia, cambiarlo por europeidad y euro descendiente en los casos de Europa y América.
Intelectuales como Alain de Benoist, Juan Pablo Vitali, Claudio Finzi y Guillaume Faye quienes rechazan el vocablo Occidente como termino opuesto a Europa, gestar una nueva idea que se oponga a la posmodernidad occidental.
¿Es Iberoamérica Occidente? Nuestra América está representada por el criollo autentico hijo de esta tierra, por el gaucho, el charro mexicano, por el caballero portugués y por el mestizo, por los monjes que educaron a los indígenas en la fe católica, por los hombres que forjaron sus grandes ciudades, sus tierras y sus naciones.
América es el español, el portugués, el italiano, el francés y también es el indígena maya, el mixteca, el aborigen del Amazonas. No somos Occidente, somos Europa y somos la América pre-colombiana. Con esto no estoy dando un mensaje de multiculturalismo, cada una de estas etnias tiene su propia identidad y su propia conciencia racial que debemos respetar y mantener en un equilibrio.  
La cuestión real que se debe plantear es si existe otra cultura, algo que se oponga al Occidente político moderno, estamos en la fase terminal de una cultura, tal como Roma lo estuvo miles de años antes de sucumbir ante los bárbaros, tal como lo estuvo también el Egipto de los Ptolomeo antes de caer ante Roma. Los nuevos bárbaros están representados por el Estado Islámico, por esos eslavos “retrogradas” e “incultos”, por los norcoreanos mientras que en Occidente el pueblo y los gobernantes festejan por la aprobación del matrimonio gay en todo Estados Unidos.
No sabemos si esta nueva cultura que sustituirá a Occidente será la Cuarta teoría política de Dugin (que personalmente no lo creo) o algo que todavía no alcanzamos a visualizar pero lo que sí es un hecho es que se debe rechazar el termino Occidente, defender nuestra identidad cultural y en el caso de los europeos luchar por la identidad de ellos y sus descendientes en todo el mundo.
El fin de Occidente se está acercando pero todo final traerá un nuevo comienzo, después de la edad oscura vendrá una nueva edad, no sabemos si será algo bueno o malo pero será diferente a este Sistema.

Julio 2015

*Véase para más detalles mi texto Japón, de país samurái a país kawai)

                  

miércoles, 8 de julio de 2015

Sobrepoblacion y tercermundismo




Por Fernando Trujillo

“Para estabilizar a la población mundial, debemos eliminar a 350.000 personas por día. Es horrible decirlo, pero igual de malo es no decirlo”
Jacques Coustea, 1991

Un problema que la sociedad del siglo XXI se niega a ver es el problema de la sobrepoblación, tal vez las personas lo ven pero no les importa o tal vez es una realidad que se niegan a ver.
El termino sobrepoblación se aplica cuando una especie ha excedido su número de seres vivos en un espacio vital, este término no solo se aplica a la especie humana sino a cualquier especie animal.   
Como especie hemos llegado a un punto en el que hemos excedido el número de habitantes, las grandes ciudades acaparan a millones de seres humanos viviendo en diminutos departamentos, encerrados en complejos edificios, viviendo en la miseria en callejones, encerrados en guetos donde la criminalidad y la prostitución son una forma de vida.
Ciudades como Nueva York, Ciudad de México, Berlín, Londres, Paris albergan millones de vidas humanas y cada año nacen más humanos que trabajaran encerrados en oficinas, que procrearan irresponsablemente, cada año vienen masas de inmigrantes a Europa a vivir en las grandes metrópolis de ese continente, viviendo en barrios cada vez más peligrosos, desplazando a la población autóctona a otras áreas, cada vez hay menos empleos, menos cupo en las universidades y más criminalidad como una forma de vida.
El fenómeno de la sobrepoblación viene acompañado del tercermundismo, son precisamente los países del tercer mundo los que sufren del problema de sobrepoblación, países como Brasil, Haití, Republica Dominicana, Nicaragua, México son ejemplos de países hundidos en el tercermundismo y con un grado cada vez más alto de sobrepoblación.
En el caso de Brasil las favelas albergan grupos humanos en pobreza extrema que recurren al tráfico de drogas, al asalto, a la violación, al secuestro—como es retratado en esa magnífica película Ciudad de Dios—dando rienda a sus instintos más viles y bajos, siendo una masa deshumanizada y que cometería los actos más crueles por dinero.
Otro ejemplo de país sobrepoblado es India, una nación que fue milenios atrás bajo el sistema de castas una de las más grandes civilizaciones de la historia. Es hoy un país con millones de habitantes viviendo en chabolas hechas a base de desperdicios, mendigando en calles sucias, bebiendo agua sucia, el rio Éufrates se encuentra lleno de basura, de heces fecales, de cadáveres descompuestos.
Esta horrible realidad no es nada lejana a la realidad de Haití o a las zonas más pobres de la Ciudad de México. No estamos lejos de un tipo de vida como el de India o algún país de África aunque la gran mayoría de los mexicanos no lo acepten.
En México tenemos la falsa noción de que somos un país que progresa, creemos que todo el Distrito Federal es únicamente la Calle Reforma o Polanco, creemos lo que vemos en las guías turísticas de Guadalajara y Monterrey como ejemplos de ciudades modernas y a la vanguardia, modernas y de “mente abierta”.
Casas hechas a base de basura, pobreza, el crimen como forma de vida, violaciones de mujeres y niños, todo eso ocurre en las zonas más marginales de México pero sobre todo existe un problema de sobrepoblación en estas zonas. Cada vez hay más embarazos de adolescentes de clase baja, mujeres solteras que viven en los guetos, familias numerosas que no tienen como sostenerse económicamente y este no es solo un problema de educación, culpa del estado, es una total falta de conciencia.
A mayor sobrepoblación viene una mayor urbanización, deforestación de áreas verdes, mayor necesidad de alimentos, mayor criminalidad y por supuesto una mayor tercermundizacion. Simplemente estamos llegando a un punto en el que (parafraseando al ecologista radical Pentti Linkola) el exceso de vida nos va a matar a todos.
¿Por qué los países de occidente se niegan a ver esto? Tal vez demasiada propaganda políticamente correcta en sus cabezas pero también porque tienen miedo, porque ven en países como Haití y la India un reflejo de su futuro.

¿Cuál es esta propaganda políticamente correcta? En la televisión, en medios electrónicos e impresos se muestra el estilo de vida de los habitantes de las zonas más pobres del mundo como festivo, alegre, colorido, más bello—básicamente lo que están haciendo es acostumbrar al hombre a un futuro tercermundismo global—mientras los reporteros o presentadores expresan su admiración por este estilo de vida.
Porque expresar horror o hacer una crítica sería considerada “insensible” y “racista” por la agenda política que gobierna el mundo occidental ya que a ellos no les conviene que veamos el lado crudo (y verídico) de estas zonas.
Las elites financieras de occidente quieren una sobrepoblación hundida en el tercermundismo, sin identidad racial, social, una masa entregada a los bajos instintos que consuma y que viva sin propósito, solo esclavos idóneos para trabajar en corporaciones con sueldos míseros.
Estas elites traen masas de inmigrantes del tercer mundo a Europa como una especie de “tierra prometida”, no lo hacen por bondad sino porque los inmigrantes tienen salarios más bajos, trabajan más horas, básicamente una masa esclava del capital, esta inmigración masiva genera choques raciales, violencia cultural, perdida de una identidad y por supuesto una tercermundizacion del mundo occidental.
En las grandes ciudades europeas ha aumentado la violencia entre grupos raciales, la pobreza y marginación de vecindarios enteros mientras que los lemmings (blancos) viven en una zona de confort ignorando la cruda realidad que le acecha.
A mayor sobrepoblación también baja la calidad humana, millones de habitantes y ninguno vive sin propósito, el genio y el talento se van perdiendo, van siendo marginados mientras que la mediocridad, la ignorancia y la maldad van aumentando.
Volviendo a México existe un alto índice de madres solteras en las zonas más pobres del país, zonas habitadas por niños con padres ausentes que se divierten torturando animales, jugando a ser secuestradores y en algunos casos llegando a asesinar a niños más pequeños (como el infame caso de Chihuahua).
Hijos de madres solteras que nacen sin propósito, condenados al abandono de la figura paterna y la desunión familiar, niños abandonados en las grandes urbes orillados a la delincuencia, a mendigar y a la prostitución. Tal es el futuro de nuestro país.
Tenemos en el país 120 millones de habitantes y el número va aumentado, ciudades como el Distrito Federal y Monterrey van creciendo ocupando áreas verdes, urbanizando bosques y terrenos naturales, desplazando a especies animales todo en nombre de la creciente marea humana. El alimento, el trabajo, el estudio, la zona urbana simplemente ya no da para más habitantes, existe en nuestro país un alto índice de desempleo y de desnutrición al que el incompetente gobierno no sabe cómo contrarrestar.
La filosofía humanista y de derechos humanos a nivel mundial han hecho un tabú la eugenesia, la eutanasia, la esterilización humana, el control de natalidad forzado como métodos “nazis”. En nuestra sociedad es impensable hablar de ellos, es impensable hacer una apología de ellos sin que se te acuse de “fascista”.
Porque en nuestra sociedad bienpensante es totalmente “fascista” emplear un estricto control de natalidad en el ser humano aunque sea para combatir el problema de la sobrepoblación a nivel mundial.
Si estos métodos “incorrectos” no comienzan a aplicarse de manera efectiva entonces tendremos un futuro tercermundismo global pero ninguno de los gobiernos democráticos-capitalistas las aplicaría.
Lo que hombres como Costea, Linkola, ecologistas, científicos y sociólogos han advertido se está haciendo realidad. El exceso de vida nos está matando.
México tiene una seria crisis de inseguridad, de pobreza que se agrava con el fenómeno de la sobrepoblación, ciudades pequeñas como Mérida y Chetumal comienzan a ser metrópolis con una mayor urbanización y por supuesto una mayor concentración humana con todos los problemas que eso conlleva.
En nuestro país la educación sexual ha sido un fracaso que en lugar de prevenir embarazos no deseados los ha aumentado, como dije no todo es culpa del gobierno o la falta de educación sino una total falta de conciencia, de control natal que ha dado como resultado una generación de niños de padres adolescentes sin futuro.
Si en México no se resuelve esta crisis entonces nuestro porvenir será el de aquellos barrios marginados que nos negamos a ver y en muchos años el futuro de la humanidad será una aldea global tercermundista y sobrepoblada.


Julio 2015