"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







domingo, 20 de septiembre de 2015

Una historia de fantasmas (VI): Marieke II

                                                                 



                                                        (Ir al Capitulo anterior)

No debió terminar de esa manera pensó Marieke mirando la foto que se había tomado con Jeremías en la playa, derramo una lagrima sobre la foto. Cuando había iniciado su noviazgo se había construido muchas ilusiones, pensaba reformar a Jeremías, tal vez casarse saliendo de la prepa, había muchos planes y muchas historias que nunca concluyeron.
Lo había odiado por la forma en la que la insulto en el parque y lamentaba que esa fuera la última vez que lo viera. Estaba dentro del restaurante La Buena Vibra que se especializaba en hamburguesas y pastas.
Hubo un tiempo en el que La Buna Vibra era un lugar de moda, las familias iban seguido, los chicos de la prepa y la secundaria se reunían a tomarse una malteada y relajear pero cuando llegaron los Burger y los McDonalds junto con los Italian Coffe, Cinepolis y el Starbucks entonces la popularidad del lugar decayó.
Todavía había algunas familias que se reunían y viejos amigos que de vez en cuando iban a tomar una malteada—que habían bajado de calidad—pero la gloria que alguna vez tuvo la Buena Vibra se había ido.
-¿Quieres algo de tomar Marieke?—era Renard Boucher, su familia era la dueña del restaurante y de otros negocios en la ciudad. Era un muchacho de diecinueve años, de piel negra, alto y con musculos, acepto tomar un café, Renard le pidió a Andrea que preparara un café americano.
-Lo lamento Marieke, sé que lo amabas.
-Gracias—claro que lo amaba aunque en los últimos meses su relación comenzaba a fracasar estrepitosamente, por más que lo pensaba no sabía en qué momento todo había comenzado a derrumbarse. Se había refugiado en los brazos de Arturo y en los de Renard mismo aunque el muchacho era cuidadoso con eso.
La ciudad aún no se reponía del escándalo de Kalimba y esa chica Dayana, a meses de terminar ese lio aun persistan ecos de lo sucedido. Marieke había conocido a esa muchacha y siempre le había parecido una persona de lo más corriente.
-Si puedo ayudarte en algo—claramente la estaba seduciendo, Renard tenía fama de ser un mujeriego, se había acostado con muchas chicas la mayoría de ellas turistas. Tanto Renard como Jeremías sentían una mutua antipatía, Jeremías lo consideraba un imbécil, en una ocasión a Renard se le ocurrió coquetearle a ella en el antro y Jeremías casi le cae a golpes.
Andrea Paz una chica poco agraciada se acercó con el café, Marieke aparto las manos y se levantó. Saco un billete de cincuenta dejándolo en la mesa.
-Guarda el cambio.
-Marieke lo siento si te ofendí….
-Nos vemos luego Renard—le dijo saliendo del restaurante, no sabía que la había ofendido si el que intentara seducirla o esa mirada de cretino que a veces tenia.

Después de irse de la Buna Vibra Marieke se fue a caminar al parque, eran casi las cinco de la tarde, tenía mucho que pensar,  pensaba que si se hubiera acercado más a Jeremías el no habría muerto pero no se sentía con confianza, no después de lo que había sucedido.
En julio había ido a Mérida en compañía de Jessica y Lila para hacerse un aborto, tenía dos meses de embarazo y tenía miedo de lo que pudiera suceder,  les pidió a sus amigas que la llevaran con un médico que le hizo un legrado a la hermana mayor de Lila dos años antes.
Pensaba que esto solucionaría sus problemas pero se sentía muy deprimida, ni las vacaciones ni las fiestas pudieron hacerla olvidar lo que había sucedido.
Cada vez que miraba a una pareja con un niño pensaba en el hijo que pudo haber tenido, pensaba en una niña de rubios cabellos que pudo haber cargado, pensaba en ella y Jeremías con su hijo en el parque.
Ese pensamiento la hizo llorar, todo se había roto y jamás volvería a estar bien, sentía que había echado todo a perder.
No tenía caso llorar o añorar algo que no sucedió, sin embargo tenía ese deseo ahogado en su interior. Era algo que no podía evitar.
Se limpió las lágrimas,  se quedó un rato en la banca del parque para calmarse un poco, no quería que sus padres ni nadie en su casa la vieran así.  Vio a dos niños pasar con sus Ipods, uno de ellos era el hermano menor de Arturo y el otro era un niño de nombre Miguel Pérez, ambos se detuvieron al verla llorar.
-Hola Marieke ¿Estas bien?
Ella asintió con un gesto, Miguel era muy amigo de su hermana menor Sara así que ya lo conocía, Esteban el hermano de Arturo le jalo el brazo para que se fueran, era un chico prudente e intuyo que ella quería estar sola, Miguel hizo un gesto de despedida y se fueron.
Marieke se levantó de la banca y continuo caminando hasta llegar a su auto, se encerró un momento esperando a que dejara de llorar.
Puso una canción de Zoe en el estéreo, a Jeremías no le gustaba ese tipo de música y siempre discutían por eso, él quería poner el soundtrack de Trainspotting y ella quería poner a Zoe y Motel.

Esbozo una sonrisa más de resignación que de gracia, no tenía otra opción a decir verdad,  puso la llave y encendió el auto, lo único que quería ahora era llegar a su casa y encerrarse en su cuarto a ponerse a escuchar sus viejos álbumes y recordar los buenos momentos con Jeremías el resto del día.

Septiembre 2015

 ã Fernando Trujillo, todos los derechos reservados

sábado, 12 de septiembre de 2015

Neón Génesis Facebook




Introducción

El siguiente artículo continúa la línea de la semana pasada sobre Facebook y las modas que cada temporada saturan esta red social. Rubén Lara el autor es mi hermano y gran amigo personal que para su artículo ha usado la serie de anime Evangelion como modo de ilustrar la perdida de identidad en la red social.
Rubén es cazador, pescador, naturalista, admirador de Jacques Costeau y criminólogo, ha escrito artículos de pesca, dado pláticas sobre cacería.
Su texto a continuación es una crítica hacia esa pérdida de identidad en las redes sociales, hacia la masificación en un Pensamiento Único que atrapa a las mentes, en el que se comparte el contenido de moda sin analizarlo, sin cuestionar su origen, sin plantearse las cuestiones alrededor. Solo compartir para seguir la línea, la moda entre los amigos, continuar con el juego de redes sociales.
Como señale en mi artículo la semana pasada, se pasó de Charlie Hebdo a poner foto de perfil con el arcoíris, ahora esto del niño kurdo (que no era sirio por cierto) es un Charlie Hebdo recargado en el que las masas no cuestionan la foto, solo la comparten y aceptan su historia como un mandamiento casi divino.
Sin más preámbulos los dejo con el artículo de Rubén, una reflexión sobre este fenómeno escrito de una forma original y que nos invita a pensar.

Fernando Trujillo

Neón Génesis Facebook

Redes sociales pérdida de la identidad individual y como un anime lo pudo ilustrar hace 20 años

Las semanas pasadas han estado colmadas en el Facebook por una serie de fenómenos relacionados con la propagación de contenidos, se le ha llamado a los contenidos de este tipo “virales” siendo estos los más notorios el tiroteo en un periódico, un león que fue cazado y la foto morbosa de un niño ahogado. Todo esto movido por la necesidad de los usuarios de compartir dichos contenidos en una búsqueda desesperada del sentimiento de “hacer su parte” nada más lejos de la realidad, siendo que la única motivación para compartir es que alguien ya lo ha compartido antes, es la exageración del “Yo también”, el deseo impuro de no quedarse atrás.

Hace algún tiempo unos 20 años aproximadamente apareció una serie de animación japonesa titulada “Neon Genesis Evangelion” que además de ser una joya de la animación tanto fílmica-mente como por su argumento nos ha regalado una de las más majestuosas ejemplificaciones o ilustraciones de lo que ocurre en Facebook estos tiempos. Decidí tomar prestados los conceptos de este anime por lo acertado que son, si aún no la han visto es necesario hacerlo a fin de comprender mejor lo que explicare a continuación.
Primero explicare un concepto que he tomado de la serie por ser de gran utilidad: Su nombre en inglés es "AT Field" (Abreviación de Absolute Terror Field) siendo traducido al castellano como "Campo de Terror Absoluto" o en su traducción alternativa como "Campo de Absoluto Terror".
El Red Cross Book lo define como una barrera física dotada de gran poder defensivo capaz de reducir en gran medida la efectividad de las armas de los enemigos, siendo extremadamente difícil de atravesar por métodos convencionales.
Visualmente, el campo AT es presentado como una barrera invisible en el aire que al ser contactada exhibe octógonos concéntricos de luz anaranjada parpadeante. Dicho de manera poética el campo AT es "la región sagrada que no debe ser invadida por nadie, la luz del alma, es el muro del alma que todos tienen".

En este punto ya puedes verle forma a lo que trato de decir, al usar Facebook o alguna red social es menester que despliegues tu “campo AT para internet” para que de esta forma no seas invadido por ideas que aparte de no ser las tuyas propias solo buscan colonizar tu mente tal como lo haría una bacteria.

¿Pero que es lo que ha ocurrido?

En la serie el llamado Proyecto de Complementación Humana tiene comienzo: todos los humanos pierden sus campos AT y se deshacen en LCL (un líquido similar al mar primordial del que se generó la vida en la tierra). Se muestra como la aparición de un mundo solitario donde todas las almas están unidas en una sola entidad. Entonces Shinji (el protagonista de la serie), en un momento de lucidez, cuestiona por primera vez esa visión del mundo, y decide que es mejor dar marcha atrás y permitir a los humanos vivir en cuerpos separados, a pesar de que ello implique el riesgo de ser herido por otras personas. Shinji admite que siempre huyó de los demás, y abraza la esperanza de que las personas puedan algún día entenderse entre ellas; los humanos renacerán del LCL solo si son capaces de imaginarse a sí mismos como individuos separados, y Shinji afirma que, a pesar de no saber dónde está la felicidad, vivirá como él mismo en adelante. Es pues que lo que para mí está aquí representado es el estado actual de las redes sociales, ya los usuarios hasta temen expresar su perspectiva individual y se muestran tal como lo plantea la serie ya disueltos, no en LCL si no en un vasto, turbio y degenerado mar lodoso que es el “like& share” cambiando la foto de perfil a un filtro de colores en la manera más vil de sumisión, en la entrega de la propia voluntad solo por la búsqueda de aprobación.

Rubén Lara

Septiembre 2014


viernes, 4 de septiembre de 2015

Facebook, el gran mercado de las modas




Por Fernando Trujillo

Bienvenido a Facebook, este es el gran mercado de las modas, por favor elija el tema de moda, causa social, noticia que quiera usar como estandarte.
Tenemos Charlie Hebdo, tenemos una foto de perfil de arcoíris para celebrar el matrimonio homosexual en Estados Unidos aunque usted sea anti-yanqui el resto del año, tenemos al león Cecil y por supuesto tenemos el tema del momento: la foto de Aylan Kurdi el tristemente célebre niño ahogado.
Dejemos algo en claro, la muerte de un niño, de cualquier raza o religión es algo terrible, algo que conmueve y deja una herida en la sociedad. Pero lo que se ha hecho con este niño ha sido más abominable aun, exhibir su cuerpo muerto en la red social más superficial que ha existido, sin pudor y sin respeto por la familia o el mismo niño, para que la chusma se regocije compartiendo, dándole un “me gusta” y como forma de aparentar que son personas buenas, con conciencia social.
La gran mayoría después de compartir esta foto clama porque Europa abra las puertas a los refugiados de Medio Oriente y claro estos usuarios tienen una total ignorancia en temas de geopolítica.
Acusan a la población europea de las guerras en Oriente pero jamás mencionan que dichas guerras están financiadas por el dinero de Estados Unidos, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Israel, Turquía a esos ni los mencionan en sus tan sabiondos comentarios.
No es mi intención hablar en este momento de un conflicto tan complicado como lo es lo que está sucediendo con Siria, el Estado Islámico, las guerrillas, conflictos tan complicados de entender y en donde todo lo que nos muestra la prensa—tanto la “disidente” como la del Sistema—esta manipulado.
En mi artículo La inquisición digital hable de como las redes sociales funcionan como una inquisición para que la chusma pueda juzgar, difamar y humillar a una determinada persona, esto es similar solo que ahora la masa de usuarios que comparte la foto del niño ahogado se sienten indignados por una guerra que solo conocen a través de pequeñas notas en medios virtuales pero que desconocen la total magnitud de la misma.
Las redes sociales son el gran mercado de las modas, en el que el trendig topic de la semana será compartido, imitado, se le harán memes, se rediseñara la imagen, se usara como foto de portada o de perfil pero lejos de crear conciencia solo genera morbo y amarillismo.
Todo este circo sentimentalista está totalmente manipulado, tal como la foto del arcoíris fue un experimento de Facebook, este es otro donde se maneja los sentimientos de los usuarios, dirigirlos en una causa.
La foto de un niño ahogado genera un alto impacto en el usuario, se comparte la foto con un texto conmovedor y entonces tendrás a miles de usuarios alrededor del mundo que no cuestionan, que no piensa, que solo dan un “like” y comparten. Esto no se trata de solidaridad con un pueblo o con un niño, esto es pura mercadotecnia.
Pongamos un ejemplo de cómo funciona este gran mercado, si le tomaran la foto a un toro muerto en una corrida, le ponemos al toro de nombre Eugenio, subimos la foto a la red social con un texto que diga “este toro fue acribillado a tiros por unos campesinos borrachos ¡Solo porque se negó a pelear! Basta de maltrato animal, denunciemos ¡Justicia para Eugenio!” Bien los usuarios no se tomaran la molestia de investigar si esto es real o no, inmediatamente comentaran la foto indignados, la compartirán entre sus amistades, estos las compartirán en sus muros, las compartirán en grupos animalistas y antitaurinos, pronto habrá memes con el cuerpo del toro y la leyenda “¡Justicia para Eugenio!” boom ya tienes un tema de moda en la red social.
Todos estos temas de moda tienen por objetivo dirigir la conciencia de las personas hacia una causa, grupos de poder manipulan por medio del sentimentalismo e ideas aparentemente buenas juegan con las mentes de miles de personas a través de redes sociales. Grupos pro-gay, pro-feministas, antitaurinos, animalistas y grupos de gran poder que se esconden en estas asociaciones.
Detrás de esta foto mediática, de esta campaña se encuentran élites financieras que son las que quieren a los refugiados, a las olas de inmigrante y no las quieren porque tengan un gran corazón. Los que quieren que se abran las fronteras son los dueños de bancos, de grandes capitales, mismos quienes financian las guerras, mismos quienes explotan los países de estos refugiados y los quieren porque son mano de obra barata, son peones en la tercermundizacion global y por varios motivos oscuros.
Tal como paso con Charlie Hebdo y como el león Cecil esta moda va a pasar, será sustituida por otra, en dos semanas nadie se acordara de los refugiados, ni de Siria ni de Aylan Kurdi porque ya no será del interés popular.
Esta foto ha sido explotada hasta el hartazgo y quienes la explotan no tienen respeto por la muerte de un niño ni por la familia, solo compartir el tema de moda en una red global de forma superficial.
Si, este es un gran mercado y las peores tragedias, han sido empacados de manera frívola para una masa frívola y carente de ética.


Septiembre 2015