"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







lunes, 28 de marzo de 2016

La noche de los justicieros



Por Fernando Trujillo


“Los superhéroes eran personajes que no distaban mucho de los asesinos en serie, de los fascistas solitarios y desquiciados, de los chiflados narcisista y delirantes, que apenas y si estaban por encima de la escoria a la que perseguían día y noche. ¿En que se habían convertido los modelos estadounidenses?”

-Grant Morrison “Supergods: Héroes, mitos e historias del comic”


El domingo termine de ver la segunda temporada de Daredevil, aparte de extraordinaria no tengo otro adjetivo para calificarla. Si bien las películas del universo Marvel me parecen basura con muchos efectos especiales y tramas vacías, las series que desarrollan a través de Netflix me han parecido más que interesantes con su estética oscura, urbana y brutalmente realista. Porque el universo creado a través de Hell’s kitchen es un lugar crudo, amoral, poblado de criminales sin escrúpulos y héroes (o mejor dicho antihéroes) dispuestos a todo con tal de que la justicia triunfe. No hay capas, no hay chistes ni villanos ñoños sino detectives privados alcohólicos, víctimas de violación, jefes criminales despiadados, policías corruptos y antihéroes. Tal universo televisivo me remite a los años ochenta cuando los comics comenzaban a tener su época oscura y realista. La época de Daredevil y Punisher.
Uno de los argumentos centrales de esta temporada es el conflicto moral entre Daredevil y Punisher, cada uno tiene su propia visión de la justicia y métodos diferentes. Pero antes de entrar en el tema veamos un poco de historia.
Punisher hizo su debut en los setenta como un enemigo de Spider-man, Daredevil lo hizo en los años sesenta creado por Stan Lee. No obstante ambos alcanzaron su consagración durante los ochenta aquella época oscura en donde los comics fueron teniendo tonos más realistas, los vigilantes empezaron a ser más violentos y amorales y el Comic Code Authority fue quedando atrás. Las historias de Punisher fueron bien recibidas por un publico harto de superhéroes moralistas y queriendo a un nuevo tipo de héroe que acribillara a villanos reales tales como mafiosos, violadores, pedófilos y asesinos en serie, mientras que Daredevil fue revitalizado por Frank Miller quien además añadió a su novia la asesina despiadada Elektra y la organización de ninjas místicos La Mano.
Frank Miller estableció la compleja relación entre Daredevil y Punisher en un arco argumental llamado “Child’s play” en donde ambos persiguen a un vendedor de drogas pero mientras Daredevil cree en la ley, Punisher cree en una justicia más atávica y por lo tanto más brutal.
El guionista de comics Grant Morrison califica a Punisher como “antihéroe de derechas” y esto tiene cierto sentido viniendo de la mano de Frank Miller a quien sus colegas (incluyendo al británico Alan Moore) han acusado de fascista, xenófobo, homofobo y misógino. Lo que lo vuelve una personalidad incomoda en el mundo del comic.
Los personajes de Miller son justicieros perseguidos por el estado, amorales, sin respeto por las buenas costumbres e incluso acusados de fascistas (Batman es llamado fascista por los medios en Dark Knight Return), su ultimo personaje The Fixer es un superhéroe que pelea contra terroristas musulmanes y ha sido acusado de islamofobia.

Durante esta segunda temporada uno de los temas centrales es el sentido de justicia, Punisher llega a Hell’s kitchen masacrando y torturando a mafiosos irlandeses, motocicletas y mexicanos. Su sentido de justicia es el más puro y más primitivo, ojo por ojo y diente por diente pero se enfrenta a Daredevil quien cree en la ley dentro del sistema y quien busca detenerlo. Matt Murdock (la identidad del diablo de Hell’s kitchen) tiene un sentido de justicia más moderno, una justicia dentro de los parámetros de la civilización con su burocracia, sus juicios y leyes. Pero este mundo es imperfecto, hombres poderosos pueden comprar la ley y muchas veces los criminales son puestos en libertad.
Daredevil es un católico devoto, durante uno de los primeros capítulos de esta temporada le habla a Punisher de cómo cree en las segundas oportunidades, en la redención y como al matar a un hombre le quitas su derecho a cambiar. La respuesta de Punisher es matar un matón en el tejado. Daredevil tiene una cosmovisión cristiana y más optimista, todos incluso los criminales pueden ser perdonados y redimidos, la cosmovisión de Punisher es más darwinista y pesimista, no hay dioses a quienes rezar, solo un mundo violento en el que sobrevive el más apto.
En la búsqueda de hacer justicia los vigilantes se van enfrentando, vemos como Daredevil es un hombre que puede sentir culpa mientras que Punisher es un hombre atormentado y que no guarda ningún remordimiento por aquellos a quienes mata.
Daredevil vendría a representar la civilización occidental cristiana, la ley y el orden como medios para garantizar un estado seguro mientras que Punisher es el anarca, el hombre que impone su propia ley, el bárbaro que viene a representar el caos y barbarie que se esconden bajo los cimientos de la civilización.
Punisher es el Caos mientras que Daredevil es el Orden, el primero vendría siendo el equivalente a esos barbaros paganos que ejercían la ley por el hacha mientras que el segundo vendría siendo esta superación de la barbarie a través del cristianismo que trajo la civilización, el arte y la ciencia.
Caos y Orden son dos fuerzas que antagonizan y al mismo tiempo se complementan, no puede existir un caos perpetuo así como no puede existir un orden perpetuo.
Pese a que Daredevil cree en la ley, la policía y el estado desconfían tanto como de Punisher, viéndolo como una amenaza que actúa fuera de la ley. Daredevil es un anarca frente a este sistema, sabe en el fondo que la ley no es justicia y que es manipulada por lo que sale por las noches a impartir su propia justicia. El Orden que representa tiene su otra mitad en un Caos que intenta controlar y que desata golpeando y rompiendo huesos a los criminales.
¿Qué vendría a representar Elektra? La asesina Elektra Natchios, antigua novia de Matt Murdock tiene métodos similares a Punisher, es una criatura hermosa y letal la cual entra en estados de frenesí que la llevan a aniquilar a sus oponentes, algo a lo que Murdock se resiste. La relación entre Elektra y Daredevil es similar a la que tiene con Punisher, Elektra es una representación femenina del Caos frente a la representación masculina del Orden.
Elektra es una valquiria oscura, una diosa del caos que ama la violencia y el derramar la sangre en la batalla, Murdock pese a este rechazo se siente atraído y alejado de ella.
Elektra es el opuesto a Karen Page la secretaria de Nelson and Murdock, mientras que Karen es una persona compasiva, valiente, de nobles sentimientos como una Eva arquetípica, Elektra es una seductora y despiadada asesina, como una Lilith arquetipica.
La relación entre Daredevil y Elektra vendría siendo una unión de los opuestos, el amor de Murdock sublima el caos interior de Elektra, mientras que ella lo estimula a pelear contra La Mano. Aquí vemos como Orden y Caos se van complementando logrando una unidad cósmica, un equilibrio que les permite luchar contra sus enemigos.
Llega un momento avanzada en la serie en la que Daredevil va perdiendo la fe, la civilización se desmorona y aflora la barbarie, Murdock va liberando el caos interior y expresa brevemente su deseo de matar, Punisher le advierte: Una vez que cruzas esa línea ya no puedes regresar rojo.
Pese a sus diferentes métodos tanto Punisher como Daredevil pueden colaborar juntos, formando un complemento entre el Orden y el Caos, un equilibrio delicado pero que les permite enfrentar a sus adversarios.
Entonces existen tres elementos en esta segunda temporada: el Caos (Punisher), el Orden (Daredevil) y el equilibrio (Elektra), es en el amor que siente por Matt Murdock cuando Elektra encuentra un equilibrio, una reconciliación entre el Orden y Caos interior.  
Dos elementos unidos a través de un equilibrio en la búsqueda de justicia en una época oscura.
Podría catalogar a Punisher como un anarco-fascista, un hombre que representa los valores más primitivos frente a un estado corrupto y podrido, una definición en la que también entrarían el Batman y el Oliver Queen (Flecha Verde) de Dark Knight Returns.
El anarca es el verdadero conservador, alguien que porta los valores eternos en medio de la decadencia, que no responde a ninguna autoridad artificial solo a la autoridad venida de la naturaleza. Muchos personajes de Miller entrarían en esta categoría así como otros personajes ficticios tales como Jax Teller de Hijos de la Anarquía y Tyler Durden de El Club de la Pelea.
En un mundo de impunidad con el crimen, derechos humanos y donde en Estados Unidos la momia Bernie Sanders amenaza con un control de armas estrictos es cuando los justicieros, los vigilantes enmascarados. Batman, Flecha Verde, Daredevil y Punisher resurgen como arquetipos de lucha frente a un estado políticamente correcto.
Al final Punisher está ganando.


Marzo 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario