"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







miércoles, 11 de mayo de 2016

Trump y otros políticos incorrectos



Por Fernando Trujillo

Cuando el multimillonario Donald Trump comenzó su carrera por la presidencia norteamericana, sus primeras declaraciones fueron contra los migrantes mexicanos y las políticas migratorias liberales en su país. Todos pensábamos que era un “payaso de los medios”, que pronto se retractaría y que nadie le haría caso, pero todos nos equivocamos, porque lo que percibimos como algo que destruiría la carrera de cualquier político, como un acto para llamar la atención fue tan solo el inicio del ascenso del fenómeno Trump.
¿Por qué? Vemos a Estados Unidos (y en general todo el llamado primer mundo) como un país donde las políticas feministas, pro-gay, de inclusión racial y multicultural han triunfado, donde el ateísmo es un dogma oficial en la educación, donde en algunos estados se puede fumar marihuana libremente. Entonces ¿Por qué el fenómeno Trump es algo imparable? Las declaraciones políticamente incorrectas de Trump acerca de inmigración, feminismo y la represión de la libertad de expresión en nombre de la dictadura políticamente correcta han hecho a Trump un candidato intolerable para los medios que lo atacan constantemente.
El mismo partido republicano ha buscado modos de frenarlos, los necons—la elite sionista y plutocrática—le retiro su apoyo y es que la severa política anti-migracionista de Trump pone en peligro sus intereses. Los necons—abreviatura de neoconservadores—pese a que públicamente se muestran como anti-migracionistas, son una elite financiera que busca mano de obra barata a la cual explotar, los migrantes ilegales son un gran negocio para ellos y por eso las políticas de Trump los tienen inquietos.
Pero volvamos a la pregunta ¿Por qué el fenómeno Trump es imparable? Como se mencionó los grupos necons y republicanos se han desligado del candidato, no son millonarios quienes aprueban a Trump sino el mismo pueblo norteamericano. Irónicamente es esta tendencia políticamente correcta impulsada por grupos feministas y de derechos humanos los que crearon a un personaje como Trump, en una universidad un estudiante negro puede acusar de racismo a su profesor y provocar su despido solo por ser reprobado, una mujer puede levantar una denuncia falsa contra un hombre y provocar que lo despidan, que lo encarcelen, una pareja gay que se sienta ofendida por un mal gesto de un empleado de alguna tienda puede hacer que despidan al empleado y que la tienda le pague una indemnización que la lleve a la bancarrota. el pueblo norteamericano está harto de la pesadilla políticamente correcta en su país, de estas políticas represivas, de no poder practicar su fe en lugares públicos por miedo a ofender las creencias extranjeras, en donde un comentario o una palabra te pueden llevar a la cárcel. Quienes van a votar por Trump no son pretenciosos universitarios liberales ni actores de Hollywood con alto poder económico, sino gente común y corriente hastiada de toda esta política liberal que lejos de crear un mundo mejor ha creado una pesadilla orwelliana.
Fenómenos como el de Trump están sucediendo en todo Occidente, algo está pasando que están surgiendo políticos incorrectos en Europa, políticos odiados por la prensa pero que van ascendiendo pese a todos. Le Pen y el Frente Nacional, la popularidad y apoyo de Vladimir Putin, Viktor Orban, todos ellos incorrectos para la mentalidad liberal y todos ellos con apoyo masivo de sus pueblos.

En Francia la prensa no deja de comparar al Frente Nacional con el partido nazi, no deja de hacer similitudes (todas ellas estúpidas) entre Marine Le Pen y Hitler. La misma Marine Le Pen comparo la migración masiva de musulmanes con la ocupación nacional socialista, algo que por supuesto desato la controversia en los medios, así que de neonazi no tiene nada. En una Francia multicultural, liberal y que da la bienvenida a hordas de inmigrantes musulmanes que después asaltan, violan y repudian a los franceses autóctonos, entonces el Frente Nacional se convierte en la única oposición ante esta mentira políticamente correcta.
En los últimos meses Francia ha sufrido dos atentados terroristas por parte de fundamentalistas islámicos, uno más sangriento que el anterior y tanto el gobierno como la prensa hablan de paz, de tolerancia, las fotos con los colores de la bandera francesa son colocados por millones (de idiotas) en sus perfiles de redes sociales.
La prensa lejos de hablar del problema islámico advierte sobre el resurgir de la ultraderecha europea, están más asustados del nacionalismo de ese odio antieuropeo y esa sed de sangre de los movimientos islámicos.
En las pasadas elecciones francesas y tal como Houllebecq predijo en Sumisión, los partidos de derecha e izquierda se unen contra el Frente Nacional.
No hace falta ser un genio para darse cuenta que las elites mediáticas y culturales de Occidente son de izquierda, solo hay que ver quienes triunfan en el arte posmoderno y en el cine tienen ideas feministas, multiculturales y antifascitas. Estos medios ven el avance imparable de las chicas Le pen y Trump con desesperación y no dudan en emplear todos sus recursos para atacarlos.
Marion Le Pen la sobrina de Marine Le Pen, joven y carismática ha despertado esa antipatía de la prensa, el titular del periódico Nice-Matin “Tous contre elle” (Todos contra ella) con Marion en la portada alzando el brazo en un peculiar saludo incorrecto refleja cómo la prensa está alarmada.
“Vuestra UE tiene sesenta años. Nuestra Europa cuatro milenios” ha expresado Marion de una forma tajante que muestra su mentalidad alejada del paradigma multicultural y correcto.
En Rusia mientras tanto Vladimir Putin su presidente es otro quien tiene el odio de la prensa occidental por sus políticas anti-gay, Putin pese a que los medios lo han calificado de nazi o “nuevo Hitler” dista mucho de serlo. Putin ha prohibido cualquier manifestación nacionalista, pero el hecho de prohibir la propaganda LGBT es motivo para ser el blanco del odio mediático pese a que en su gobierno la violencia contra la gente homosexual es duramente penada. Rusia no es anti-gay por Putin, esto es un error que muchos cometen, Rusia y toda Europa Oriental son pueblos que rechazan el liberalismo cultural impuesto por las elites financieras, son pueblos conservadores a los que la dictadura comunista por muchos años les censuro su identidad y su fe, no van a permitir que otra dictadura disfrazada de libertad venga a hacer lo mismo.
Es en Europa Oriental—totalmente diferente a su contraparte occidental—más concretamente en Hungria donde ha surgido la figura de Viktor Orban, primer ministro, conservador y líder del partido Fidesz quien ha defendido su país de las políticas pro-migracionistas de la Unión Europea, Orban acusa directamente al magnate George Soros de esta crisis de refugiados y de su llegada masiva a Europa.
En un discurso que pasara a la historia, Orban hace una proclama en defensa de los pueblos europeos y acusa a esta las elites ocultas de ser quienes están detrás de la inmigración masiva para destruir Europa.
Orban declara: “La tarea que aguarda al pueblo húngaro, a las naciones centroeuropeas, y a las demás naciones europeas que no han perdido todo el sentido común, es derrotar, reescribir y cambiar el destino que se nos ha asignado”
Mientras en Austria en las pasadas elecciones presidenciales Norbert Hofer candidato nacionalista del FPO salió primero con 36% según los resultados parciales. Hofer trabajador e ingeniero aeronáutico ha expresado su rechazo a las políticas migracionistas, a abrirle la puerta a millones de refugiados, a las políticas de la invasiva Unión Europea. El candidato del Sistema, un profesor universitario marxista ha amenazada de que en caso de ganar los nacionalistas en la segunda vuelta, rechazaría cualquier resultado y llamaría a nuevas elecciones, pisoteando al pueblo austriaco y su voluntad.
En todo el hemisferio occidental el ascenso de hombres como Trump, como las Le Pen, como Hofer y Orban muestran el rechazo a esas utópicas políticas liberales que hablan de un “mundo mejor” pero que han impuesto una feroz dictadura sobre el pueblo.
Los pueblos ya están hartos de no poder expresarse libremente, de tener miedo a ser demandados por gays y mujeres abusivas, están hartos de vivir una mentira utópica y de tener que reverencias al islam mientras los jihadistas asesinan a sus familias en cada atentado. No quieren a esa elite intelectualoide hablando de imponer nuevas políticas de inclusión forzada y de prohibir la venta de armas.
Al final estos políticos incorrectos han resurgido por toda esta corrección política, por el liberalismo cultural que ha creado la tiranía más aberrante que el mundo ha conocido.
El ascenso de lo incorrecto va en avance, va aumentado, los medios tienen miedo y no dejan de tergiversas encuestas y haces una campaña de odio contra los políticos incorrectos.
La utopía de un mundo animalista, feminista, pacifista sin fronteras y de igualdad ha fracasado frente a la realidad. La incorreción política ha regresado y con mas fuerza que nunca.


Mayo 2016

1 comentario:

  1. Queria compartir esto en facebook pero no encuentro como hacerlo...

    ResponderEliminar