"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







viernes, 24 de junio de 2016

Pedagogía para destruir



Por Fernando Trujillo

Introducción

La educación ya no es como antes, he escuchado esa frase muchas veces, muchos creen que esto es un cambio positivo, que con todas esas reformas y esos expertos hablando de una nueva pedagogía se llevaran a cabo cambios para mejorar como sociedad. Nuevo no significa mejor, eso es algo que muchos no entienden.
La educación ya no es como antes, antes por lo menos se educaba, con todas las deficiencias que pudo haber tenido el viejo sistema educativo por lo menos cumplía el propósito de educar, ahora todo eso se ha perdido. Esta nueva pedagogía tiene un propósito y no es educar, sino destruir.
La educación puede ser un arma muy poderosa, estoy de acuerdo con eso, puede cambiar el mundo para bien o para mal, pero la educación no solo sirve para mejorar sino también es un arma para destruir y eso se está llevando a cabo en la moribunda civilización occidental.
La pedagogía ha ido evolucionando pero contrario a lo que piensan muchos no para bien sino para cada vez más crear generaciones de niños y jóvenes mansos, apáticos y neuróticos, sin carácter para enfrentarse al mundo real.
Antes en una escuela se enseñaban valores, se era firme con el menor en el momento en que este cometía una mala acción, se creía en la disciplina, ahora con esta nueva pedagogía y este ejercito de expertos de “mente abierta” las cosas han cambiado, ahora a los niños no hay que exigirles nada, deben de formar su personalidad como se les dé la gana, alzarles la voz es un acto de violencia infantil que puede destruir su autoestima y convertirlos en seres humanos acomplejados y frustrados, ya no se puede aplicar un castigo sin que al profesor le acusen de maltrato infantil y se le despida de su puesto, tampoco se puede reprobar a un alumno (en el caso de México) por ser considerado un trauma para ellos.
En los colegios de Estados Unidos durante la década de los cincuenta se enseñaba a los niños el uso de armas, ahora en esta nueva pedagogía los niños no deben usar armas de juguete, se deben prohibir los juegos violentos en un histérico afán de prohibir cualquier cosa que sea considerada violenta.
Toda esta pedagogía para destruir tiene sus raíces en las teorías del pediatra Benjamín Spock quien en sus libros habla sobre como los padres no deben corregir a los hijos para no traumarlos, sus ideas han sido una fuerte influencia en esta pedagogía insana que organismos internacionales han estado implantando en las naciones occidentales.
Le siguieron las nuevas corrientes pedagógicas de la mano Paulo Freire y su pedagogía critica, Peter McLaren y su pedagogía influenciada por el marxismo. Cabe preguntarse ¿Qué rumbo va tomando la educación? Todas estas corrientes pedagógicas y psicológicas solo han llevado la pedagogía a la autodestrucción.







Una agenda políticamente correcta

Acorde con los tiempos en los que vivimos dentro de las aulas se ha implantado nuevas corrientes pedagógicas influenciadas por una agenda políticamente correcta: igualdad forzada en el aula, pacifismo, un rechazo a la disciplina y a los valores éticos considerados ahora retrógrados.
En la búsqueda de igualdad ahora se premia por igual a todos los niños, a los que estudian como a los que no se esfuerzan, en las competencias se dan medallas iguales para todos aun si uno llego de último lugar en una competencia, porque dar un primer lugar seria traumático para aquellos que no se esforzaron y podría destruir su autoestima. En esta igualdad forzada se premia por igual a todos y como siempre el talento, el genio y los que mejor estudian quedan relegados.
El mensaje es da igual si te esfuerzas o no, al final serás reconocido como ganador porque dentro del paradigma educativo actual todos son ganadores, todos tienen premio, nadie puede sobresalir.
Dentro de esta agenda está la supresión de los instintos masculinos, a los varones ya no se les permite comportarse de acuerdo a su género, las actividades consideradas violentas están poco a poco siendo estigmatizadas.
Se busca que todos sean amigos, se busca anular las rivalidades entre niños, se busca anular sus instintos. Por más que los pedagogos lo nieguen pero tanto varones como niñas siempre se van a sentir identificados con sus géneros, los niños les va a atraer más una pistola o una espada de juguete mientras que las niñas se sentirán atraídas por muñecas y juegos de té, no se puede cambiar esta naturaleza.
Ahora se busca que los niños jueguen con muñecas, que las niñas jueguen futbol al lado de los varones, se niega totalmente los instintos en la búsqueda de la corrección política.
Antes en el recreo se jugaba a policías y ladrones con armas nerf y pistolas de juguete, ahora esto es considerado retrogrado, algo que debe ser cambiado para no hacer apología de la violencia.
Regañar a los hijos es considerado un acto de violencia porque podría arruinar su autoestima, que dos niños se hablen con insultos aunque sea de forma amistosa es visto como actos de violencia, los pedagogos quieren que todo se resuelva con diálogos y palabras bonitas pero al final la realidad es otra.
En algunas escuelas de Estados Unidos se busca prohibir el futbol americano debido a los casos de lesiones cerebrales sin embargo esta es una excusa y detrás se encuentra esta agenda que busca la desvirilizacion del hombre.
Ahora los expertos se escandalizan si un niño dibuja un personaje de algún videojuego violento, si juegan videojuegos, si juegan con soldaditos, todas estas actividades alarman a los psicólogos y a la escuela, se llama a los padres y se busca que el varón vaya a terapia a anular esos instintos “retrógrados”.
Se busca una total anulación de los instintos violentos pero reprimirlos ha causado un daño mucho peor, la violencia gratuita entre alumnos y los tiroteos en escuelas norteamericanas muestran que reprimir la violencia lleva a resultados nefastos.
“¿Qué sitio queda hoy para los chicos, y más generalmente, para los hombres? Cuando todo es juzgado, pensado y pesado con la mediada de la compasión y del sentimiento, cuando el principio de precaución se ha convertido en norma y que se tiene el riesgo cero por toda ambición, cuando las mujeres quieren ser idénticas a los hombres y que las madres llevan al Estado ante un juzgado porque sus hijos han caído en combate, en resumen, en una sociedad feminizada y castradora, se puede entender que los hombres se sientan de más y se refugien, unos en la homosexualidad, otros en la afirmación de si por la violencia gratuita o incluso en la fascinación de un Islam viril y dominante.” (Gatellier, 2015). La violencia al final siempre sale, nunca se va por más teorías pedagógicas que intenten negarlo, los varones de forma consciente o inconsciente siempre van a buscar la violencia, lo masculino y mientras más se reprima la buscaran en las tendencias más retorcidas.

El maestro sin autoridad

Dentro de esta pedagogía crítica la figura del docente es la más perjudicada, el maestro antes era una figura a la que se le debía respeto, obediencia, un transmisor de conocimientos y una figura de autoridad.
En la actualidad el papel del maestro esta reducido de ser una figura de autoridad a ser solo un mero guía, porque en la nueva pedagogía los estudiantes crean su propio aprendizaje, el profesor solo está ahí para guiarlos porque son los mismos estudiantes quienes aprenden como se les dé la gana.
¿Suena ridículo no es así? Un grupo de niños no pueden aprender por si mismos así como un ejército no puede regirse a sí mismo o una comunidad no puede gobernarse por ellos mismos.
La figura del maestro queda anulada en esta nueva pedagogía, es un elemento anticuado para el pensamiento posmoderno.
Al docente se le ha despojado de autoridad, un estudiante puede agredir a un profesor y únicamente se le llamara la atención sin consecuencia real alguna, un padre de familia descontento puede menospreciarlo y pobre del maestro que responda porque puede ser denunciado ante la secretaria de educación.
El docente ya no puede aplicar un castigo porque perderá su trabajo, a los niños no se les debe castigar para no herir sus sentimientos, no se les puede alzar la voz, en estos tiempos el maestro ya ha perdido su autoridad y el respeto de la comunidad.
¿Por qué es importante la figura del maestro? Dejemos algo en claro, en la enseñanza no existe una igualdad, el concepto del docente como amigo del estudiante es un absurdo, existe una jerarquía, el maestro es la autoridad, es quien transmite los conocimientos, el alumno por otra parte es quien recibe este conocimiento, es el “sujeto receptivo”.
En esta relación maestro-alumno debe de existir una relación de respeto mutuo y amor a la educación, no importa si el profesor está por encima jerárquicamente del alumno o los deberes y obligaciones de cada uno, debe de existir una relación de respeto mutuo.
Por desgracia en la actualidad de las aulas esto no es de esa manera, los alumnos pueden grabar al maestro sin su consentimiento, subirlo a las redes sociales a manera de burla, pueden desafiar al maestro de forma grosera y el docente no puede actuar como se debe porque cualquier acción que toma será considerada como “violencia hacia el alumno”.
Autoridad, jerarquía, disciplina son ideas enemigas en la pedagogía critica, forman parte de un vocabulario “fascista” a ojos de los autodenominados expertos que son ellos principalmente quienes han creado la situación actual en la que el docente es una figura de mofa frente a padres y alumno.
“Si no hay voluntad política, la comunidad escolar debe reaccionar. Su reacción será insuficiente, pero es posible, que, al menos sirva para evitar la parálisis del poder político y le induzca a tomar medidas. Mientras los principios que rijan la enseñanza estén derivados de la mitología anti autoritaria progresista, no habrá solución al problema. Así pues, de lo que se trata, por encima de todo, es de “cambiar el chip”, desandar lo andado por la vía muerta de lo “progre” y reimplantar el realismo y el sentido común en la enseñanza.” (Mila, 2010).

Lógica e instinto

Nos han bombardeado por años con frases acerca de la educación, como es importante tener más educación y cultura, las frases de Mandela y Einstein sobre la importancia de la educación para cambiar el mundo.
La famosa línea de una canción de Calle 13 donde dice “cuando se lee mucho se dispara poco” es repetida y tomada como filosofía entre círculos progresistas.
Lo cierto es que la educación y la cultura solo son ideas artificiales, las corrientes pedagógicas ignoran la naturaleza pone límites, que existen personas con más potencial que otros, que por encima de la cultura y la educación está la genética.
Actualmente toda la educación en las primarias y secundarias está orientada hacia la lógica, a triturar las mentes de los estudiantes con operaciones lógicas y matemáticas, datos inútiles que al final solo forman un tipo de ser humano sedentario y manso.
En este sistema educativo se ignora el instinto humano, ya hemos visto como la agenda política busca anular los instintos masculinos, en este sistema los alumnos deben permanecer encerrados en cuatro paredes memorizando datos inútiles, realizando tareas tediosas y mecanizadas, desperdiciando el potencial intelectual y físico.
La creatividad, el ímpetu de la juventud, el ansia de aventura es aplastado en las escuelas, todo ese potencial genético está encerrado en las aulas aprendiendo operaciones lógicas y realizando tareas sin sentido.
Antes de las matemáticas y las operaciones lógicas se debe buscar cultivar el instinto, formar niños con carácter, con liderazgo, claridad mental y no una horda de borregos sedentarios. La pedagogía ha tomado el camino de la lógica y ha buscado borrar el instinto, deshumanizar al ser humano y volverlo una máquina con un pensamiento limitado, un trabajador más sin alma y sin espíritu.
En China, en Rusia, en Corea del Norte, en Ucrania y en el Estado Islámico se educa a los niños en las armas, se les entrena para combatir, se les enseña a pelear, a sobrevivir en terrenos hostiles, ellos han orientado su propia pedagogía hacia el instinto.
Nos horrorizamos por estas noticias, al ver estos videos nos sentimos indignados pero nuestros niños son verdaderos monstruos, son caprichosos, prefieren un Ipod sobre un animal, son sedentarios, tiránicos con los adultos, capaces de cometer un asesinato si no tiene la consola de videojuegos bajo el árbol de navidad.
Lo que nuestros “expertos” jamás han entendido es que la cultura y la educación son ideas artificiales, son entidades efímeras que irán cambiando y desapareciendo con el pasar de los años pero lo único que perdura es el material genético, el instinto y el espíritu humano, son estos elementos los que se deben cultivar para la supervivencia de un pueblo, para hacer mejor a una nación, el poder humano no la repetida memorización de datos inútiles. 


Conclusión: ideas y alternativas contra esta pedagogía de la destrucción.
-Ante el deterioro del sistema educativo hay más familias optando por el sistema homeschooling para educar a sus hijos en sus creencias y no que el sistema político inculque las suyas. En México este sistema aún está en una fase de desarrollo pero en Estados Unidos más familias y parejas disidentes (nacionalistas, tribalistas, paganos y cristianos conservadores por citar unos) buscan educar a sus hijos en sus principios y no recibir las ideas del liberalismo cultural.
-Anulación de los colegios mixtos, varones y niñas tienen que ser educados en colegios diferentes, ser educados de acuerdo a su propia naturaleza para desarrollar sus propias habilidades y capacidades.
-Regresar al docente su autoridad perdida, el maestro debe volver a ser la figura de respeto y firmeza entre los estudiantes. Sancionar y castigar severamente a quienes le falten al respeto al profesor.
-Los niños deben ser separados de su familia a cierta edad para ser educados en academias tal como se hacía en sociedades como Esparta. De esta manera no estarán atados a la figura materna y podrán madurar junto con otros estudiantes de su edad, eliminando la dependencia hacia los padres.
-Brion Gysin y William S. Burroughs propusieron que a los estudiantes se les pagara por estudiar desde muy temprana edad, mientras más avancen en sus estudios más dinero obtendrán y de esta manera romper la dependencia económica con la familia.
-Enseñar boxeo, artes marciales, técnicas de supervivencia, lucha para poder controlar el instinto violento y no dejarlo a la deriva. De esta forma podrán entender esta violencia sin reprimirla, conviviendo con ella y así evitando esos funestos arranques de ira (como disparar en las escuelas).
-Inculcar en los niños el espíritu de aventura, cazar un animal salvaje, cabalgar en una pradera, atacar un colegio enemigo y robar la bandera, inculcar un amor por la vida y no un amor por el sedentarismo.
Estas son algunas ideas contra esta pedagogía de la destrucción, algunas pueden ser contradictorias y otras complementarias pero es necesaria una pedagogía disidente contra la pedagogía política que actualmente domina.
El camino que la enseñanza ha tomado solo nos está conduciendo a un mundo futuro con adultos caprichosos, insanos y frustrados, sin sueños y sin carácter. Este es el camino de esta nueva pedagogía, crear una civilización de adultos mansos ante el Sistema, una generación sin instintos y endeble con miedo a la aventura, al riesgo, a la disidencia. La situación de las escuelas está empeorando y el futuro no promete cambiar en algo, algunos docentes valientes se mantienen en pie, otros aceptan esta pedagogía y muchos han decidido no tomar este camino o renunciar ante las políticas contra su profesión. Mientras esta enseñanza progresista persista solo tendremos una generación vacía, acostumbrada a sus caprichos e indefensa ante un mundo en el que solo sobrevive el más apto.
Diciembre 2015

Referencias

Pavón, Ana (2015). Pedagogos demagogos. El Cadenazo [En red] Recuperado de http://elcadenazo.com/?p=6506
De Gatellier, Claire (2015). La educación en un mundo feminizado. El Manifiesto: periódico político y socialmente incorrecto. [En red] Recuperado de http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=5079
Mila, Ernesto (2010). A por ellos: la catástrofe de la enseñanza. [En red] Recuperado de http://infokrisis.blogia.com/2010/090802-a-por-ellos-la-catastrofe-de-la-ensenanza....php
Europa soberana (2013). Heartland el corazón de tierra firme. Recuperado de http://europasoberana.blogspot.com.es/2013/08/heartland-el-corazon-de-tierra-firme.html



martes, 14 de junio de 2016

La Decima Musa



Por Gabriele D’ Annunzio

¿Cuál es esta Musa? En el curso de un viaje a Grecia, al oráculo de Apolo en Delfos, el poeta se había quedado extasíado ante la estatua de una mujer joven en cuyo basamento se leía: ENERGEIA. D´Annunzio narraba así a Benoist-Mechin la impresión que aquello le produjo:

“Era una Musa, me dije con una iluminación súbita; la Décima Musa, ¡la Musa Energía! La Antigüedad no la había reconocido porque aquella época estuvo limitada y como cerrada en sí misma. La Antigüedad no cantaba alabanzas más que de las obras acabadas. La Décima Musa es la de los tiempos modernos, la del futuro, la del porvenir. Sus hermanas son estáticas, sólo ella es dinámica. Sin ella Clío se inmovilizaría y Melpómene estaría muda. Ella inspira las revoluciones y los “coups de force” victoriosos, todo lo que no existe aún y aspira a nacer.

Es la Musa del esfuerzo, del dinamismo creador, la Musa de las comunidades emergentes y de los pueblos en génesis. Inspira las fuerzas misteriosas que yacen en el fondo de las colectividades humanas y actúa en ellas como la levadura, asegurando su ascensión. Es lírica, porque todo lo que en el mundo hay vivo es poesía: el canto, la danza, el trabajo, el combate.

En fin, esta Musa es la Imaginación, es decir, la percepción consciente de lo que podría ser. Sin ella las multitudes no serían sino tristes agregados de individuos, aplastados por la opresión y la mentira. Ella infunde a los Estados la fuerza necesaria para hacer que los pueblos que gobiernan alcancen a ser lo que realmente deben: una plenitud ascendente. Hasta aquí el mundo no ha conocido más que nueve."

Pintura: Charles Emile Auguste Durand