"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







jueves, 19 de enero de 2017

Conan como símbolo de masculinidad



Por Fernando Trujillo

Conan el bárbaro personaje creado por Robert E Howard en el año de 1932 dentro de la revista pulp Weird Tales es la creación más famosa de su autor, tanto que después de la prematura muerte de Howard Conan continuo teniendo aventuras de la mano de autores como Sprague de Camp, Michael Moorcock y Roy Thomas quien lo introdujo al mundo de los tebeos de la mano de Marvel Comics.
Conan ha influido también en diversas historias, parodias, desde su creación ha pertenecido al panteón de héroes pulp y de la cultura pop actual.
Howard creo muchos grandes personajes como Kull de Valusia—barbaro anterior y prototipo de Conan—el puritano aventurero Solomon Kane, el líder picto Bran Mak Morn, bien este articulo puede titularse Kull como símbolo de masculinidad o algún otro personaje pero elegí a Conan por ser el más reconocido.
No es mi intención escribir un artículo relatando el origen y trayectoria del bárbaro cimerio, para eso están otros ensayos y libros muy interesantes, sino analizar al personaje como un símbolo de masculinidad dentro de un mundo posmoderno.
Los héroes viriles que poblaron las revistas pulp tales como Tarzan, Flash Gordon, Doc Savage y el antes mencionado Conan se han desvanecido, los héroes de la generación Tumblr son manginas, psicópatas como el Joker de Suicide Squad, los personajes trastornados de American Horror Story, prototipos de las nuevas masculinidades patrocinados por las feministas. Los héroes blancos y viriles ahora resultan “retrógrados” y “ofensivos”, reliquias de una época pasada recordada por las feministas y sus manginas como una época “oscura”.
El arquetipo heroico del hombre posmoderno es el geek, el hombre feministo, los superhéroes que luchan por los valores globalizadores de igualdad, democracia, multiculturalismo y feminismo como los Vengadores de la franquicia cinematográfica de Marvel, los superhéroes marginados y perdedores que luchan contra la normalidad y quieren imponer una igualdad forzada como los X-Men. Héroes posmodernos portadores de valores globalizadores.
Es por eso que Conan es un símbolo de masculinidad, existen otros ejemplos por supuesto pero vamos a centrarnos en el bárbaro cimerio.
Conan es un seguidor de Crom, un dios de la guerra de su tribu que no acepta plegarias sino lucha, que otorga valor al hombre al nacer y nada más, el hombre tiene que arreglárselas por sí mismo.
Así Conan vive de la guerra, no le debe nada a ningún dios, vive por la lucha, por el botín, las mujeres, el vino, es el hombre libre que ejerce su propia ley frente al mundo.
Conan no pelea por valores globalizadores como la igualdad, ha vivido en una época brutal donde solo la espada rige, todo lo que conoce es la lucha para sobrevivir a un mundo hostil.
El bárbaro es el hombre primordial, el que estuvo antes de la civilización y volverá cuando esta colapse, Conan no es el símbolo de un hombre de los años treinta sino que es un arquetipo que va más y más lejos, hasta el principio cuando no existían los grandes edificios, más lejos, cuando el hombre vivía y moría por la lucha, vivía en un terreno hostil y solo sobrevivía gracias a la lanza y la espada. No tenía nada más que su voluntad.
Generalmente cuando hablamos de masculinidad nos remontamos a la época de los cincuenta, los años treinta, si fue una buena época para el hombre pero la decadencia ya había comenzado en ese entonces, silenciosa pero estaba presente en el hombre occidental, la decadencia no llego de golpe sino que fue germinando en el hombre del siglo XX de forma silenciosa.
En la época en la que Howard escribió sus historias veía un hombre atado por la civilización burguesa, perdiendo su energía en trabajos mecanizados e inútiles, viviendo dentro de grandes ciudades sometido por hombres enclenques que tenían un título de estudios superior al de ellos.
En masculinidad era superior el proletariado que trabajaba en las fábricas que el burgués que vivía cómodamente, esto lo vio Jack London un antecesor de Howard y por eso se unió a la causa socialista, por eso escribió historias y ensayos reivindicando al proletariado blanco frente al capitalismo.  
Si, la decadencia del hombre había empezado desde mucho antes, por eso Howard escribió sobre épocas pretéritas, épocas anteriores a lo que conocemos como historia donde el hombre dotado de una férrea voluntad masculina podría ser libre y conquistador.
Conan es un símbolo de la masculinidad primordial, anterior a la civilización, el hombre pretérito portador de una virilidad incorrupta, superior que le permitió sobrevivir a un mundo hostil y frente a enemigos tan violentos como él.
En este sentido Conan es el símbolo de nuestros antepasados como barbaros, símbolo de la masculinidad primigenia que hemos olvidado.
Los jóvenes ahora buscan espacios seguros en Internet donde no hieran sus sentimientos, buscan como héroes a asesinos en serie, trastornados mentales, suicidas, geeks, drogadictos y perdedores con superpoderes.
Conan es la anti-tesis del superhéroe que todo lo consigue con sus poderes, Conan si quiere algo lo consigue con su espada, toma a las mujeres que quiere—hoy seria visto como un machista o un misógino—las seduce como un macho alfa, mata sin piedad a sus enemigos, sin pensar en los derechos humanos o en comprender sus sentimientos.
Por eso Conan es la anti-tesis del héroe posmoderno, Conan es el arquetipo del poder masculino, por eso la generación Tumblr que tanto ama lo vintage jamás tendrá a Conan como héroe. Porque representa todo lo que ellos temen y odian.
Necesitamos reivindicar a Conan como símbolo de todos los hombres, como un arquetipo heroico en un mundo en ruinas.
Necesitamos activar el arquetipo barbero para luchar contra el estado, para tener una vida libre, para pelear contra la invasión jihadista, contra las hordas antifascistas y cuando la civilización colapse, necesitamos ser Conan.
Leamos las historias de Howard, si tenemos hijos leámosles las historias de Conan, invitemos a jóvenes a acercarse al mundo creado por Robert Howard para que se involucren en su lectura, no digo que hagamos de Conan y los mitos de Howard algo mainstrem porque sería contraproducente pero sí que a los que estén a nuestro alrededor, familia (sobre todo jóvenes, niños y adolescentes) a leer la vitalista literatura de Bob Dos Pistolas (como cariñosamente lo llamaba su amigo Lovecraft) y alejarlo de las películas de superhéroes de Hollywood y de Tumblr, descubrirán un mundo fascinante.
Ya Jack Donovan en sus ensayos reivindico a Crom como una forma de espiritualidad masculina, por eso busquemos en Conan un símbolo de masculinidad sana dentro de una cultura plagada de basura.
Conan es el símbolo del hombre libre, aventurero, violento, el hombre que su espada es su ley y conquista, Conan es el símbolo del hombre antiguo y el hombre nuevo que vendrá cuando el mundo civilizado colapse.
Conan es la virilidad, está en todo hombre esperando a ser liberado.

Enero 2017



lunes, 9 de enero de 2017

Todo es una conspiración



Por Fernando Trujillo

“El secreto de los Illuminati es que no sabes que eres miembro hasta que es demasiado tarde para salirse.”

Robert Anton Wilson

La semana pasada en México han sucedido una serie de disturbios, saqueos, actos de violencia irracional impulsados por el aumento del precio de la gasolina (coloquialmente llamado “gasolinazo”), las redes sociales se han llenado de noticias falsas, acusaciones por parte de grupos de izquierda de infiltrados del gobierno, en cada protesta organizada por colectivos de izquierda siempre termina en disturbios y violencia inmediatamente sus portavoces salen con la excusa de que no fueron ellos, sino que la culpa la tiene la mafia del poder (termino para llamar al gobierno mexicano) para dejar mal a estos colectivos.
No se duda que puedan haber infiltrados en movimientos políticos pero actos masivos de vandalismo y saqueo son algo que no pueden ser controlados, estos saqueos son una forma irracional de reacción frente a un sistema pútrido, no es una forma de lucha contra el capitalismo sino reafirmar tu condición como esclavo del capitalismo.
La izquierda mexicana se lavó las manos como siempre, culpo de todos estos destrozos a supuestos infiltrados, tal como los gobiernos de Maduro y otros líderes de izquierda hacen con manifestaciones, oposición política, culpándolos de ser infiltrados de Estados Unidos (llamado el Imperio). Cuando las cosas se salen de control o no tienen una respuesta se recurre a un enemigo imaginario.
Las teorías de conspiración tienen una doble función social, por un lado mantienen con un halo de omnipotencia a las elites bancarias, por otro lado son una forma segura de ver el mundo. Bajo la primera premisa, la conspiranoia mantienen al Sistema neoliberal como un ser omnipotente capaz de manipular todos los acontecimientos mundiales, generador de todas las revoluciones, de todos los hechos, ataques terroristas, nada puede escapar a su control (hay un episodio de South Park que lo explica de forma sencilla), entonces todas las organizaciones terroristas, rebeldes, todos los movimientos, manifestaciones son obra suya y por lo tanto derrocarlo es imposible.
Las teorías de conspiración siempre han existido pero es en la era de las redes sociales, del Internet donde han encontrado su hogar, a diario se difunden noticias falsas de portales falsos, se distorsiona información en beneficio de ciertos colectivos, se postea fotos falsas, manipulaciones, hipótesis sin fundamento nacen y se esparcen ante millones de crédulos que las comparten sin cuestionar.
Sucede un atentado terrorista islámico, entonces cientos de teorías aparecen en un momento diciendo que fue un montaje de la CIA, el Mossad, la ultraderecha (elija el organismo que quiera) para explicar un hecho violento y que no comprendemos.
El atentado del once de septiembre es uno de los favoritos de los conspiranoicos, alegando que un autoatentado, que fue equis grupo para tener poder, para librar una guerra por el petróleo, no se duda que el atentado fuera una excusa para iniciar una guerra pero cada teoría alrededor del atentado mismo va de lo poco posible a lo absolutamente absurdo. Blogs, noticias, portales en línea de muchos autodenominados “expertos” han hablado de esta supuesta conspiración con cada vez menos credibilidad.
Los atentados terroristas son la excusa perfecta para inventar una teoría de conspiración, una vez que pasa entonces aparecen noticias y blogs de estos “expertos” hablando de complicadas y absurdas maniobras, compartiendo fotos trucadas, hablando de que incluso no sucedió y que tanto victimas como terroristas eran actores que realizaron un montaje, aunque cueste creerlo mucha gente lo piensa.
La conspiranoia llega a niveles de máximo ridículo cuando sus creyentes (fieles a grados casi sectarios) buscan mensajes masones e Illuminati en videos de Lady Gaga, en las películas de determinado director de Hollywood, en anuncios, caricaturas, los Simpsons, esta gente vive rodeado de conspiraciones.
El guionista de tebeos Alan Moore explico muy bien cómo funcionan las teorías de conspiración:

“Lo más importante que he aprendido sobre la teoría de la conspiración es que los teóricos de la conspiración creen en ella porque es más que reconfortante. La verdad es que el mundo es caótico. No es la conspiración de la banca judía, ni de alienígenas grises, ni de reptiloides de doce pies de altura que controlan desde otra dimensión. La verdad es más aterradora, nadie tiene el control. El mundo carece de timón.”

Aquí va la segunda función de estas teorías, son reconfortantes, nos sentimos bien al saber que todo está controlado, que existe un orden, nos decimos a nosotros mismos que el terrorismo y todas las cosas malas a nuestro alrededor son obra de un ente invisible que lo controla todo, así las protestas en México que terminan en saqueos son culpa de supuestos infiltrados, esto dice que no fue nuestra culpa como pueblo sino de un ente invisible que lo controla todo.
En cierta manera esta segunda función inconscientemente te hace amar a tu opresor, no hay caos, solo orden y ese orden lo asegura ese ente invisible.
El mundo es un caos, la naturaleza es un caos pero mis teorías de conspiración me mantienen en una zona segura donde hay un orden que lo controla todo.
A todo esto ¿Existen conspiraciones? Por supuesto que existen, en toda la historia ha habido conjuras, golpes de estado, alianzas secretas con sus niveles de complejidad pero la excesiva conspiranoia resulta no resulta solo ser hilarante sino nociva.
El más grande daño causado por la conspiranoia es negar la voluntad humana, la voluntad de un pueblo para rebelarse contra su opresor, la voluntad de una nación para poder salir adelante sin el factor dinero.
La conspiranoia afirma que nada puede hacerse sin dinero negando de esta manera la voluntad y continuando reafirmando el precepto materialista que únicamente lo económico mueve la historia.
Los teóricos de conspiración acusan a los movimientos nacionalistas de ser infiltrados sionistas, nada nuevo ya que muchos teóricos de la conspiración piensan que Hitler fue un espía británico y un sionista cuyo objetivo fue crear el actual estado de Israel. A este respecto el antisionismo puede resultar nocivo ¿Por qué? Sabemos que las elites bancarias son sionistas, sabemos que las elites de Hollywood son sionistas, sabemos que pertenecen a logias masonicas pero el antisionismo más que beneficioso resulta perjudicial, los mantiene unidos bajo una misma ideología y puede caer en la conspiranoia, como mencione muchos antisionistas piensan que Hitler fue un sionista encubierto.
La conspiranoia es enemiga de los nacionalismos, parece que el último fin de esta tendencia es una aldea global, un mundo sin fronteras ni identidades donde toda la humanidad viva unida, bajo su mirada los nacionalismos son parte de los Illuminati, reptilianos, sionistas o gringos que no quieren una humanidad multicultural sin fronteras.
La más grande victoria de la tendencia conspiranoia ha sido negar la voluntad humana y reafirmando el dominio de lo económico sobre ella.
En este sentido las teorías conspirativas en Internet cumplen su cometido como forma de control social, mantienen al ser humano sumiso ante un ente omnipotente, dan seguridad de que todo es parte de un orden, da la sensación de que todos los disidentes contra el Sistema están controlados, no hay escapatoria de este orden.
El gran error del ser humano del siglo XXI es creer que el mismo es librepensador, se siente intelectual por leer portales “alternativos” de Internet, por compartir teorías de conspiración en el trabajo o la universidad, cree que todo lo que sucede es parte de un intrínseco plan que solo los “despertados” como él pueden entender pero en realidad es el tipo de humano más manipulable de toda la historia.
Si tú lo contradices entonces te etiqueta de dos maneras: eres un infiltrado o eres un ignorante que no lee la “verdad” oculta en blogs de dudosa reputación de la red.
El Internet ha sepultado la Verdad entre tanta desinformación, entre tanta basura conspiranoica que uno ya no puede diferenciarla o descubrirla.
Lejos de la conspiranoia la verdad puede ser dolorosa, los pueblos europeos se llenan de inmigrantes más que por la financiación de las elites plutocráticas (la cual es real) es por la debilidad de los pueblos, el sometimiento del pensamiento políticamente correcto y la ineptitud de sus políticos, los saqueos y fracasos de las manifestaciones en México se deben más a un pueblo sin ética y sin unión nacional más que a supuestos infiltrados. Se busca culpables externos para autocomplacernos y decirnos que no tenemos la culpa.
No es ninguna teoría conspirativa, es un ciclo histórico que se cumple.
Illuminati, reptilianos, el Yunque, los yanquis, la ultraderecha, Donald Trump, Hydra o el Heteropatriarcado, póngale el nombre que quieran a su conspiración en la que decidan creer, si necesitas un enemigo imaginario para sentir seguridad entonces eres un cobarde.
Lo cierto es que el mundo es un caos y en las cúpulas de poder existen elites bancarias interesadas en acumular más dinero y poder manteniendo un falso orden mientras tu estas ocupado leyendo un portal “alternativo” y creyendo que eres un “despertado”.

Enero 2017


lunes, 2 de enero de 2017

La Guerra de las Galaxias, propaganda y cultura de masas




Por Fernando Trujillo

La mundialmente famosa saga de películas La Guerra de las Galaxias es amada por todos, crecimos con sus personajes, su música, su historia, es parte de la cultura universal, todos crecimos viendo y amando La Guerra de las Galaxias, compramos sus juguetes, jugamos los videojuegos basados en la saga, leímos sus tebeos, hasta el día de hoy esta saga fílmica creada por George Lucas y comprada por la compañía Disney es una máquina de hacer dinero.
Puedo resumir mi sentir acerca de esta serie de esta manera: si de niño no te gusto o no viste La Guerra de las Galaxias no tienes corazón, si te gusta después de los treinta entonces no tienes cerebro.
¿Por qué afirmo esto? Para nadie es un secreto que Hollywood es una industria de propaganda ideológica, ya trate este tema hace casi tres años con un texto llamado Metafísica de Hollywood en el que brevemente hablo de como la maquinaria de Hollywood sirve como una anestesia al hombre moderno y una poderosa arma de propaganda.
Es un dato poco conocido que todas las películas de Hollywood pasan por una revisión por parte de agencias como el Pentágono o la CIA, ellos aprueban los guiones, revisan y editan el contenido, lo financian y le dan todo el apoyo mediático. Los guiones que no tienen esta aprobación no reciben este masivo apoyo o no es permitida su distribución. Esto no es una fantasía conspiranoica, esto es real.
Menciono este dato para conocer cómo funciona las películas de la saga, el mes pasado se estrenó a nivel mundial la película Rogue One: A Star Wars Story como parte de una serie de películas financiadas por los estudios Disney.
La nueva entrega de la saga fílmica ha tenido críticas muy positivas que alaban el tono oscuro de la misma y ha sido vista por círculos progres como una alegoría a la oposición a la administración Trump haciendo paralelismos entre el reciente presidente de ese país y el Imperio, no es nada nuevo, la serie siempre ha tenido un claro matiz propagandístico orientado hacia los valores democráticos y con la compañía Disney hacia el liberalismo cultural.

Si recuerdan, las primeras películas de la serie fueron estrenadas a finales de los setenta, por esa época el mundo pasaba por la etapa final de la Guerra Fría, hay claros paralelismos entre los hechos relatados en la saga y la situación mundial de esa época (y la actual).
La valiente república democrática de los Jedi enfrentándose al autoritario Imperio de los Sith, la Republica presentada en el universo de las películas no es como la republica romana sino la representación de una república democrática moderna, el mundo libre mientras que su opositor el Imperio es un gobierno totalitario y militarista que reprime al individuo, en ese entonces era claro que los Jedi simbolizaban al mundo libre liderado por Estados Unidos mientras que su opositor era una síntesis entre el Tercer Reich y la Unión Soviética.
En la mente del espectador se presenta entonces la republica con sus valores de democracia, igualdad y diversidad (todos los rebeldes son humanos de diferentes razas, sexos y razas alienígenas) mientras que su opositor el Imperio se asocia a la represión, el totalitarismo, la dictadura y el hombre blanco, en todo el bando imperial solo hay hombres blancos, ninguna mujer y solo humanos, se da a entender que existe un racismo contra los alienígenas, salvo por Jabba el Hutt y su pandilla de mafiosos (que no son parte del Imperio sino aliados) todos los villanos son humanos, hombres y blancos.
El Imperio en su matiz tradicional representa el Orden, la Jerarquía, la Unidad bajo el mando de un monarca sagrado. En La Guerra de las Galaxias el Imperio resulta una mezcla exagerada y grotesca del régimen nacional socialista, el comunismo soviético y el imperio romano, los uniformes, las formas de los cascos, sus marchas militares todos recuerdan al Tercer Reich, por otra parte si uno distingue bien el atuendo del emperador Palpatiane vera que tiene similitudes con el vestuario del emperador romano Augusto en su atuendo sacerdotal.
A este respecto la figura del emperador tiene un símbolo sagrado, luminoso, como un representante del poder divino y terrenal, en la saga fílmica de Lucas se invierte este arquetipo de forma aberrante para hacer ver la figura imperial como representante de las tinieblas y el mal.
Otro aspecto a tratar en el universo de la Guerra de las Galaxias es la religión, al parecer la única religión (o la más conocida por lo menos) es la creencia en la Fuerza, una energía universal o algo así que mueve al universo pero salvo por la orden Jedi y su antagonista los Sith parece que nadie cree en la Fuerza, no existen templos, no existen ritos ni sumos sacerdotes, no existe una teología de esta Fuerza y al parecer salvo los Jedis y los Sith no hay ninguna creencia en la Fuerza por parte del resto del Universo.   
Esto me recuerda un poco a las “religiones” new age, los hijos de la teosofía, seudo-religiones modernas que niegan dogmas y una fe establecida para hablar de “buenas vibras” o una “energía universal”, todas ellas acusadas de ser creaciones de la ONU para abolir las religiones tradicionales y crear una sola fe para el Nuevo Orden Mundial.
Recordemos nuevamente que la saga fue creada a finales de los setenta cuando el new age y las sectas seudo-orientales estaban (y aún siguen) de moda.
En las precuelas dirigidas por George Lucas más tarde se habla de los miclodians, partículas que componen la Fuerza despojando a esta de un elemento espiritual y dándole un matiz más racional. De esta manera el universo de La Guerra de las Galaxias es un universo ateo, racional, sin dioses ni una espiritualidad ancestral.

Las películas de La Guerra de las Galaxias con su propaganda tienen un nuevo capítulo con la adquisición de Disney, ahora como parte de la agenda del liberalismo cultural.
La nueva heroína Rei es una Jedi para el público feminista e incluyente, en la séptima entrega de la saga el héroe viril Han Solo ahora un hombre viejo, muere de forma deshonrosa asesinado por su psicótico hijo Kylo Ren.
Porque dentro de todo Han Solo era un símbolo de heroísmo y masculinidad, parte de los buenos si pero un arquetipo retrogrado al que matan para darle protagonismo a Rei la heroína feminista.
Disney también en una decisión que molesto a los fans de antaño quito todas las representaciones de la princesa Leia como esclava de Jabba, ese atuendo icónico ha sido suprimido por la agenda feminista y políticamente correcta.
Donde se mueve la saga ahora es en resaltar los valores feministas, incluyentes, multirraciales (con personajes de atuendos islámicos por ejemplo) y democráticos del liberalismo cultural al mundo.
En Rogue One se muestra un lado más oscuro de los rebeldes donde una facción de rebeldes más extremista es más despiadada, mata sin remordimientos a soldados imperiales, tal como en Bastardos sin gloria de Tarantino.
Esta facción es llamada Partisanos nombre que se le da a los guerrilleros y que ineludiblemente alude a los partisanos italianos que se dedicaban a matar, violar y torturar a la población italiana que no simpatizara con ellos durante la Segunda Guerra.
Los rebeldes republicanos están conformados por personas de varias razas, esto en las nuevas películas es más marcado que en las primeras, así en la mente del espectador surge la sociedad multirracial como buena mientras que un Imperio con una homogeneidad racial como el mal.
En la nueva entrega hay similitudes entre los rebeldes y los grupos jihadistas que asolan medio oriente, la Primavera Árabe, brutales, dispuestos a autosacrificarse por derrotar al Imperio, por otro lado la heroína Jyn Ergson me parece que la diseñaron justo en la campaña de la heroína de los progres gringos Hillary Clinton, el grupo rebelde esta con ella creando un cierto paralelismo entre ambas.
Rogue One resulta ser la película más ambigua de la saga, los rebeldes son mostrados como tan faltos de piedad como el Imperio y sin ninguna ideología clara, siguen a ella en lo que es una esperanza vacía.
Darth Vader en toda la saga y sobre todo en esta última se afirma como un símbolo del totalitarismo, para Battercup Dew del sitio Counter-Currents Vader es “una perfecta expresión de los Ideales Fascistas, una brillante expresión de la suprema tecnología Aria y de masculinidad agresiva” todo lo que un progre odia.
¿Llamaría a boicotear la saga? No sirve de nada hacer un boicot a un producto que tiene millones de seguidores, solo quedarías como un “hater” típico. Si vas o no vas a verla eso no cambia el resultado.
¿Diría que la vean? Háganlo, sepan distinguir el grano de la paja, disfrútenla si son fans pero no olviden que esta saga es producida por el enemigo de los pueblos, el mundialismo, la globalización, la destrucción de las identidades por la sociedad multirracial.
Todos toman a los rebeldes como ejemplos de valores progres, tomemos como ejemplo a Darth Vader y los chicos malos como nuestros símbolos, somos el lado oscuro, representamos el Orden, la Masculinidad, la Violencia y el Imperio por supuesto.

Enero 2017


Fuentes: