"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







miércoles, 15 de marzo de 2017

Hispanos e irlandeses



Por Fernando Trujillo

Esta semana se celebra el Día de San Patricio la fiesta nacional de Irlanda y aprovechando esta celebración con cerveza y buena música escribo este texto para hablar de la hermandad entre la hispanidad e Irlanda, porque ambos pese a sus diferencias raciales tiene muchas similitudes culturales y religiosas que los unen.
Los hispanos somos descendientes de la raza mediterránea (italianos, griegos, portugueses, etc.) mientras que los irlandeses son pertenecientes a la raza nórdico-roja pero a ambos nos une una misma religión, la Catolicidad, nos une un espíritu de fiesta y un amor por la cerveza propios de la fe católica, es esta misma afinidad religiosa la que llevo al heroico Batallón de San Patricio a abandonar las filas norteamericanas y pelear al lado de los mexicanos en la guerra entre Estados Unidos y México.
El Batallón de San Patricio fue una unidad militar dirigida por John Riley y conformada en su mayoría por irlandeses pero en la que también militaban polacos, canadienses, escoses e italianos, la gran mayoría católicos.
Ahora la deserción del Batallón no debe ser vista como una traición, sino como un acto de lealtad no hacia una bandera sino hacia una misma fe, lo que los irlandeses hicieron fue llevado por un ideal más alto que las naciones.
Pero ahí no acaban las similitudes, los irlandeses al igual que los hispanos han sido siempre discriminados por los anglosajones, es desconocido el hecho que los británicos traficaron con esclavos irlandeses en Norteamérica, también es conocido el racismo hacia los irlandeses en Estados Unidos e Inglaterra donde eran considerados inferiores.
No es de extrañar entonces que el Batallón haya decidido pelear al lado de los mexicanos con quienes tiene más en común que con sus opresores anglosajones. 
Tanto los hispanos como los irlandeses somos dados a la fiesta, a los excesos, a la violencia en muchas ocasiones gratuitas, ambos pueblos somos dionisiacos en el sentido que nos gusta la ebriedad, la guerra, el amor intenso, no somos de medias tintas sino que amamos u odiamos con una pasión extrema. Exclamamos a todo pulmón ¡Muera la Inteligencia! ¡Viva la muerte! Y nos lanzamos a la batalla. Todo ese espíritu de fiesta contrasta con el puritanismo anglosajón.
Ese espíritu de fiesta también está presente en los italianos, los portugueses y los griegos todos pueblos hermanos de la hispanidad. Cuando hablo de espíritu de fiesta no solo me refiero a la ebriedad, al alcohol sino a la lucha, a la guerra, a las corridas de toros, a los excesos. En ese sentido los poetas italianos (y primeros fascistas) D’Annunzio y Marinetti manifestaron ese espíritu de fiesta en sus textos y en sus proclamas a favor de la guerra.
Tanto irlandeses como hispanos somos desenfrenados, somos católicos y compartimos un mismo enemigo en este caso la oligarquía anglo-sionistas de Estados Unidos e Inglaterra, ambas naciones conforman la Pérfida Albión.

Irlanda por mucho tiempo ha buscado su independencia de Inglaterra, misma que le ha sido negada a través de la historia, en el año de 1916 se dio el Levantamiento de Pascua en el que republicanos irlandeses se levantaron en armas contra los británicos mismo que fue sofocado y sus líderes fusilados.
El domingo 30 de enero de 1972 irlandeses marcharon contra las detenciones ilegales de civiles por ser sospechosos de pertenecer al IRA, el ejército británico ataco y masacro a catorce civiles desarmados.
El racismo anglosajón en Estados Unidos—el falso racismo como lo llamaría Savitri Devi—no solo incluía a negros sino también a mexicanos, irlandeses, italianos y españoles que eran vistos como inferiores por el anglosajón.
La lucha del pueblo irlandés es también la lucha de los pueblos hispanos por su libertad, esta batalla ha sido constante a lo largo de la historia moderna y en todas ellas el IRA ha sido la manifestación de ese espíritu de guerra por la libertad.
El IRA o Ejercito Republicano Irlandés surgió de las milicias irlandesas surgidas a partir del Levantamiento de Pascua y posteriormente en 1919 fueron considerados el ejército de la República de Irlanda. Desde entonces ha habido divisiones y posteriores organizaciones que claman ser herederos de la original. Por ejemplo están el IRA provisional de carácter nacionalista y el IRA Oficial de carácter socialista, ambos nacidos en 1969.
Durante la Guerra Civil Española católicos irlandeses pertenecientes a la Brigada Irlandesa se unieron al Bando Nacional para luchar contra el comunismo financiado por la Unión Soviética, Inglaterra y Estados Unidos, de la misma forma que cien años atrás el Batallón de San Patricio apoyo a los mexicanos, una misma fe los unió y se demostró nuevamente la hermandad entre hispanos e irlandeses.
Durante la Segunda Guerra el IRA apoyo a las potencias del Eje pero Irlanda oficialmente no entro a la guerra debido a la amenaza de Churchill de destruir la isla.
Durante los años sesenta y setenta suceden diversos disturbios entre la policía británica y el pueblo irlandés, disturbios que como el ya mencionado domingo sangriento causaron pérdidas humanas y abusos policiales.
Esta es parte de la historia no solo del IRA sino también del pueblo irlandés por su libertad y de la misma manera de los pueblos hispanos.
La lucha de Irlanda también es nuestra lucha, las ansias de libertad y nuestro desprecio a la usura internacional sino de tener nuestra patria, nuestras costumbres y nuestro rechazo al actual sistema globalista.
Por esto en el Día de San Patricio debemos recordar la hermandad de ambos pueblos, la lucha de ambos pueblos contra las oligarquías anglo-sionistas, la fe que nos une y el espíritu de fiesta que compartimos.
No es únicamente un día para tomar cerveza sino celebrar el heroísmo, la hermandad y una misma fe que nos une, es una fiesta que une a dos pueblos libres que pelearon y pelearan hasta el final.
Alcemos la cerveza por nuestros héroes, por nuestra lucha y por nuestra victoria en un futuro, por una libertad en que tengamos fe llegara pronto.


Marzo 2017