"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







martes, 30 de mayo de 2017

La caída de Constantinopla y los crímenes del imperio otomano



Por Fernando Trujillo

El siguiente artículo no es una apología al racismo, no es difamación, el siguiente artículo es historia, lo digo porque los liberales y los amigos de la corrección política seguro acusaran este texto con alguno de sus epítetos sacados de la neolengua liberal.
El 29 de mayo de 1453 se dio la caída de Constantinopla, capital del imperio bizantino y con ello el final de la Edad Media y el inicio de la Edad Moderna. Fue también el final de la hegemonía cristiana en Oriente y el surgimiento del dominio islámico en la región.
Pero los turcos otomanos un pueblo musulmán de Asia Central llegaron antes, en 1352 entraron por el sureste de Europa causando el terror en los Balcanes, los otomanos estaban obsesionados con el tráfico de esclavos. Los hombres eran llevados a Egipto y castrados por médicos judíos (ya que la castración está prohibida por el Islam) para ser vendidos como esclavos o llevados para remar en las galeras turcas de por vida. Las mujeres por otro lado eran vendidas como esclavas sexuales y como parte del harem de algún líder. Constantinopla resistió los ataques otomanos por casi cien años hasta que en el año de 1453 los otomanos bajo el mando del sultán Mehmed II finalmente toma Constantinopla por medio de los cañones y arcabuces mientras que los bizantinos aun usaban arcos y espadas. Los supervivientes son capturados y vendidos como esclavos, el último emperador Constantino XI se lanza contra la invasión y perece. Los otomanos saquean, destruyen todo a su paso. Constantinopla ha muerto y ha nacido Estambul. Fue un acontecimiento funesto que conmociono a toda la Cristiandad, el Imperio Bizantino la continuación de Roma fue conquistada y con ella el ultimo bastión cristiano frente a la barbarie turca.
Fue el nacimiento del imperio otomano que durante quinientos años fue el terror de la Cristiandad, más que nada de Europa del Este done cometieron crímenes abominables, genocidios, esclavitud, todo esto aun impune.
Conocemos los crímenes de la Unión Soviética, conocemos los holocaustos de líderes comunistas como Mao y Pol Pot, en los medios y en las universidades al momento de hablar de crímenes contra la humanidad se menciona primero a Hitler y la Alemania nacional socialista, se menciona el genocidio del Congo Belga, se menciona a Pinochet y Videla pero hasta la fecha es totalmente desconocida el actuar criminal de los otomanos a lo largo de quinientos años de existencia de su imperio.
Más que un imperio los otomanos fueron una mafia que elimino etnias enteras de los Balcanes, esclavizo, en su esplendor más de un millón de europeos fueron esclavos dentro de sus fronteras, convirtieron los Balcanes, el Norte de Arica y Turquía en un inmenso mercado de esclavos.
Se suele acusar al mundo blanco de ser los mayores tratantes de esclavos y esta visión es perpetua en la historia oficial y los medios, se les recuerda en televisión, películas, libros, etc. Pero la participación de blancos fue menor, los mayores traficantes de esclavos fueron musulmanes y judíos, entre los que los turcos se destacaron como una mafia mundial al secuestrar y vender miles de esclavos, en su mayoría blancos provenientes de Europa Oriental por casi quinientos años.
No es de extrañar entonces la desconfianza y el anti-islamismo furibundo de los eslavos a diferencia de sus compatriotas occidentales, ellos sufrieron la tiranía otomana.

Iban de pueblo en pueblo. Mataban a los hombres. Violaban a las mujeres y luego las mataban, o las secuestraban para algún harén. No eran más compasivos con los niños, excepto con aquéllos que cogían para instruirlos en el Islam y entregarlos a familias turcas. Los escuadrones de la muerte se daban al pillaje, y los restos se repartía entre turcos.” (Rodríguez, 2014)
El anterior párrafo describe un hecho sucedido durante el genocidio armenio, ocurrido en el año de 1915 en el que miles de armenios fueron deportados a Anatolia donde se llevó a cabo un exterminio masivo de un pueblo.
Para ese entonces Turquía ya tenía en el poder junto al sultán a los Jóvenes Turcos una asociación nacionalista que veía en los armenios una amenaza, el partido creo batallones conformados por criminales y asesinos cuya meta era “eliminar el elemento cristiano” y así se llevó a cabo en pleno siglo XX.
El lema de los Jóvenes Turcos era “Libertad, Igualdad y Justicia” (en turco “Hurriyet, Musavaat, Adalet”), pese a que hoy en día seria vista como un partido de extrema derecha en ese entonces era un partido progresista. Nuevamente bajo los ideales de igualdad y libertad se comenten atrocidades tal como paso en la Francia revolucionaria y en la Rusia Bolchevique.
“El genocidio fue planificado y ejecutado en diversas fases. En unas pocas jornadas todos los reclutas armenios del ejército turco, unos 60.000, fueron desarmados, fusilados y enterrados en fosas comunes. Y se emitió una «Ley de Traslado y Reasentamiento» que se aplicaría a toda la población civil: los varones adultos serían fusilados, deportándose inmediatamente, sin cargar medios de supervivencia, niños, mujeres y ancianos. Huelga decir que todas sus posesiones y propiedades fueron expoliadas sin indemnización alguna. En el curso de las «marchas del hambre», dirección a Mesopotamia a través del desierto sirio, murieron en su mayor parte; sufriendo el robo de sus mínimas pertenencias y siendo violadas mujeres y niñas por gendarmes que les vigilaban y bandas de forajidos kurdos, circasianos y turcos.” (Vaquero Oroquieta, 2015)
Un dato totalmente desconocido es el hecho que los turcos fueron los primeros en aplicar campos de concentración en el siglo XX, antes que los bolcheviques o los yanquis, el imperio otomano puso campos donde concentraban a la población cristiana para una sistemática eliminación racial.
Visto desde atrás se puede decir que todo el imperio turco que abarcada medio oriente, los Balcanes, el Norte de África fue el campo de concentración más grande jamás imaginado en la historia donde el principal negocio era la venta de esclavos y el asesinato masivo de etnias enteras.
Al genocidio del pueblo armenio, se suman las matanzas que los turcos realizaron con los pueblos que se sublevaron en su contra.
La segunda mitad del siglo XIX marca una serie de revueltas y gestas de independencia en los Balcanes del dominio otomano, algunos son anexados al recién formado imperio austro-húngaro (Austria por mucho tiempo fue el principal enemigo de la hegemonía turca en los Balcanes), los turcos realizan supresiones violentas de las revueltas.
Pero ninguna es tan tristemente recordada como la Masacre de Batak ocurrida en 1876 cuando los búlgaros se levantan en armas contra la tiranía otomana, los turcos cometen una acción militar que desemboca en una cruenta matanza contra el pueblo búlgaro, asesinando a más de cinco mil vulgares entre hombres, mujeres y niños. Dicha matanza fue repudiada por el mundo occidental lo que desemboco en una guerra con Rusia y posteriormente en 1878 la independencia de Montenegro, Bulgaria, Serbia y Rumania.
Pese a que Turquía contaba con una alianza con el imperio británico este decidió no ayudar debido más que nada a la indignación de su pueblo, Rusia derroto a los turcos y tuvo la oportunidad de acabar con el imperio pero por presiones de Inglaterra que veía amenazada la estabilidad en la región no lo hizo.
Me atrevo a decir que el imperio otomano fue el mayor genocida a escala mundial, superando por mucho a los regímenes comunistas del siglo XX y al estado de Israel. Tanto las tiranías comunistas e israelí son propias del siglo pasado mientras que el imperio otomano llevo su tiranía por más de quinientos años, cometiendo sus crímenes mencionados y posiblemente muchos más de los que todavía no se tenga conocimiento alguno.
Actualmente el gobierno turco se niega a admitir estos crímenes, mientras que al mundo blanco se le ha estigmatizado y obligado a pedir disculpas infinitas, los turcos se niegan a hacerlo y niegan los crímenes del pasado.
Esclavismo, genocidio sistemático, la caída de Constantinopla fue apenas el preludio de un horror que terminaría en 1924 con la desintegración del imperio.
La corrección política imperante solo nos recuerda los crímenes del mundo blanco mas no lo de otros pueblos, incluido el turco. El actual mandatario turco Erdogan ha impulsado la corriente conocida como neo-otomanismo que funde el islamismo radical con una política expansionista agresiva, ha declarado sin tapujos que las mujeres turcas deben tener bebes en suelo europeo como forma de conquista.
Mientras en el actual Occidente se avergüenza de su historia, llaman “fascistas” a los héroes que defendieron la Cristiandad de los ejércitos islámicos, Turquía siente un cinco orgullo de sus propios héroes (más bien mafiosos), reivindican la figura del sultán Solimán—en Turquía hay una telenovela que habla de la vida y hazañas de dicho sultán—y por supuesto la conquista de Constantinopla es celebrada, mientras que en España los liberales ven la toma de Granada como un acto “racista y retrogrado”. Ellos tienen orgullo mientras que los occidentales vergüenza.
La caída de Constantinopla fue una conmoción para el mundo cristiano, podemos verla como un paralelismo del destino del mundo occidental frente al avance del fundamentalismo islámico.
Concluyo con una antigua profecía de la tradición griega sobre el porvenir de Constantinopla: Un Constantino la construyo, un Constantino la perdió y un Constantino la recuperara.
Una profecía que resulta más que interesante, si España fue reconquistada en ochocientos años, entonces aun no es tiempo, nosotros no viviremos para ver ese glorioso momento pero llegara cuando este caudillo místico haga su aparición y logre la reconquista poniendo fin a la tiranía otomana.
Entonces dejara de ser Estambul la islámica y volverá a ser Constantinopla la cristiana.

Mayo 2017


Bibliografía

Nordic Thunder (año desconocido). En defensa de los eslavos. [En red] Recuperado del blog Nordic Thunder (actualmente dado de baja)

Rodríguez, José Carlos (2014). El genocidio armenio que Turquía no quiere reconocer. [En red] Recuperado de http://gaceta.es/noticias/genocidio-armenio-08122014-2310

Vaquero, Oroquieta Fernando José (2015). Centenario del genocidio armenio. [En red] Recuperado de http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=5065

Ruiz de la Serna, Ricardo (2017). 102 años del Genocidio Armenio. [En red] Recuperado de http://gaceta.es/ricardo-ruiz-serna/102-anos-genocidio-armenio-24042017-1835

Vargas, Rodolfo (2007). Tu vida cambio cuando cayó Constantinopla (aunque no lo sepas). [En red] Recuperado de http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=292

Foto: Masacre de Batak de 1876


No hay comentarios:

Publicar un comentario