"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







domingo, 26 de mayo de 2013

Los Aspectos Ocultos de la Inteligencia Artificial



  Por Michael Szul 

 Escúchame con atención cuando te digo que la inteligencia artificial no vendrá de algún científico del gobierno encerrado en un laboratorio de algún secreto y remoto complejo en medio de las montañas. Ni llegará al azar a partir de algún extraordinario hacker punk viajando a través de un espacio cibernético que él mismo no comprende completamente. La inteligencia artificial será el resultado de los trabajos incansables de un programador de computadora insignificante con una inclinación hacia lo oculto. ¿No me crees? Bueno, no espero que lo hagas, pero tomate un momento para analizar la evidencia. 

 ¿Qué es la inteligencia artificial? El diccionario define a la inteligencia artificial como: "La habilidad de una computadora u otra máquina de realizar aquellas actividades que son normalmente consideradas de requerir inteligencia" (http://www.dictionary.com). Esa respuesta es bastante estándar. Pero vallamos un paso más allá y preguntemos: ¿Qué es una máquina ? El diccionario manifiesta que una máquina es "un dispositivo consistente en partes fijas y móviles y que transforma la energía mecánica aprovechándola para brindar alguna utilidad. Sin embargo, la palabra máquina es también definida posteriormente como: "Un sistema natural complejo u organismo, como el cuerpo humano" (http://www.dictionary.com). 

 Dicho esto, ten la seguridad de que yo no clasificaría a la humanidad como una forma de inteligencia artificial, a pesar de las muchas teorías de los cazadores de la conspiración OVNI. Sin embargo, al demostrar que una máquina puede ser más que simplemente una colección de palancas y poleas, llevamos a la inteligencia artificial más allá del entorno relacionado a solamente los mecanismos de computadoras, entrando en una nueva área abierta a los símbolos y los portales de las técnicas ocultas, eras de viejas. 

 Un Egregor es a menudo considerado (dentro de los círculos ocultistas)como un espíritu artificial, una entidad creada por los magos con el objetivo de cumplir con ordenes, o desempeñar tareas díficiles de realizar por medios "naturales". La Magia del Caos a menudo los llama servidores. En un sistema nostálgico como el de la orden Golden Dawn, puede parecer que este es el único concepto que se le atribuye; Sin embargo, hasta Donald Michael Kraig - un renombrado escritor sobre Magia Ceremonial relacionado a la Aurora Dorada - admite que aunque podamos probar de que Dios exista (Kraig da una demostración de este cometido durante su ensayo en The Magical Pantheons usando el Ritual de Destierro del Hexagrama), no podemos probar de que Dios existiera antes de que nosotros lo creáramos. Por eso, muchas personas han sugerido que los diversos panteones de dioses de la mitología muy posiblemente podrían haber nacido como Egregores. 

 La Magia del Caos entonces llevo esto un paso más allá, decidiendo que incluso no es necesario saber si los dioses verdaderamente existen o no. Es sólo necesario saber que realizando operaciones con ellos produce resultados. En lo que a esto respecta, cada panteón tiene el potencial de afectar a la humanidad a través de métodos mágicos: Neil Gaiman ’s Sandman pantheon, Clive Barker 's Cenobites, etc. 

 Esta forma de pensar lleva el concepto de Egregor a un nivel enteramente diferente. Lo que incluye que ya no necesitmos estar examinando textos antiguos para ver a los Egregores en acción. Necesitamos sólo observar a la Warner Brothers, Disney, o Nike. Estas compañías han dado a luz espíritus de una nueva cultura - mediante el comercializar y el consumismo, un espíritu nuevo nace. Éste no es un concepto nuevo como muchos lo pueden atestiguar. Al novelista gráfico Grant Morrison se le ve a menudo como un campeón al usar tal cultura pop y tal simbolismo social en magia; e incluso Gaiman trata superficialmente el tema de las nuevas deidades versus las viejas deidades en su novela American Gods.

 ¿Acaso no son éstas inteligencias artificiales? Tal vez no en el sentido tradicional, pero concuerda con la estructura semántica mundial diseñada por los antepasados de nuestro diccionario. 

 Como en muchos otros aspectos de la cultura, la tecnología y la magia han evolucionado conjuntamente a través de los años a tal punto que los sigilos están siendo lanzados por Internet, los grimorios encuentran nuevos hogares en espacios de información, y la programación puede ser vista como una forma eficaz de lanzar hechizos, una idea originalmente estudiada por el experto en realidad virtual Mark Pesce. 

 Pesce, en su excelente ensayo The Executable Dreamtime, nos que la vieja barrera del enfrentamiento entra ciencia y la magia ha caído, no necesariamente a través de descubrimientos rituales, pero a través de la herramienta del lenguaje: Aquí llegamos a lo esencial, donde la aprensión individual del mundo como algo lingüísticamente concebido se vuelve convergente con el progresivamente aceptado punto de vista científico del universo como un proceso lingüístico. [...] Los códigos que creamos cambian nuestras percepciones personales de mundo, pero también cambian el mundo a nuestro alrededor; Cuanto más aprendemos acerca de cómo modificar el mundo, más se vuelve el lenguaje convergente con la realidad, y nuestra voluntad avanza hacia lo real. [...] 

 Esto coloca al mago en una posición histórica única, o, mejor aún, le devuelve a una posición que perdió durante la revolución científica. ... ] El mago, amo del código, se encontrará completamente en casa en un universo que se ha vuelto lingüísticamente aprehensible como código. El científico se encontrará completamente como en su propia casa hablando en un lenguaje en el cual sus palabras cambian el mundo. ... ] El mago pronunciará sus hechizos, el científico expresará su código, pero ambos dirán lo mismo. (p. 26)

 ¿ Ya tenemos terroristas tecnológicos, pero qué puede ocurrir si incluimos ciencia oculta en una ecuación desde ya horripilante? 

 Los virus están infectando computadoras a una proporción exponencial. ¿Pero qué ocurriría si alguien lleva esto un paso más allá? ¿Qué ocurriría si algun ocultista decidiera adjuntas un Egregor a un virus de computadora? No sólo tienes un virus de computadora, sino que ahora tienes uno con una presencia bien definida fuera del dataespacio normal - un virus que necesariamente no tiene que permanecer confinado a las leyes de la informática y la tecnología en la cual se forjó. Nosotros ahora tenemos a un virus con una inteligencia auténtica propia - más allá de la ciencia y de la magia. 

 Muchas tradiciones esotéricas creen que los dioses y los espíritus se desarrollan tanto como la humanidad cotidiana. La única cosa que limita a los espíritus artificiales es el límite de tiempo establecido y la destrucción adecuada del Egregor por el ocultista. Se ha sabido que estas criaturas, sin embargo, se descontrolan si no correctamente contenidas. ¿Qué ocurre cuando simplemente tal criatura (que ha sido añadida a un virus de computadora) comienza a funcionar a su propio voluntad por una falta de control por parte de un ocultista novato? ¿Qué ocurre cuando evoluciona hacia un punto donde su ciencia y su magia son indiferenciables? ¿Qué ocurre?

Fuente: Zona Caos

No hay comentarios:

Publicar un comentario