"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







sábado, 12 de febrero de 2011

Revuelta a través de la magia



Por Fernando Trujillo

Somos prisioneros, nuestra prisión se llama realidad, tú eres un prisionero de esta realidad diseñada por el Sistema.
Tu vida desde el momento de nacer está controlada, tu eres un numero más en la civilización de los Hombres-Masa, tus pensamientos están siendo manipulados constantemente por los medios del Sistema desde los libros de la historia oficial hasta los medios masivos de televisión y prensa.
Ellos son los grandes manipuladores de la mente, reescriben la historia que tú debes creer, ellos te adormecen con entretenimiento basura, te dicen que es real y que es ficción, te dicen en que debes de tener fe. Ellos te imponen una religión, una historia, un modo de vivir, un modo de pensar. Tu realidad es una cárcel creada por el Sistema, tú y tu estirpe son esclavos y al mismo tiempo lo desconocemos.
Este mundo diseñado por nuestros captores está lleno de crímenes, de seres mezquinos y crueles, de niños depresivos y suicidas. Es el mundo materialista, un mundo ilusorio de sueños rotos, aquí no hay cabida para los sueños, aquí todos usan una máscara para esconder su repugnancia, aquí todos fingen que son felices. Este es el mundo gobernado por la Razón, por el poder del dinero y por un gobierno que nos da una falsa libertad mientras nos mantiene dormidos.
Pero detrás de la realidad de la economía capitalista, la democracia y el mundo material esta el mundo secreto de la magia, otra realidad superior a la inmundicia que representa la vida moderna. Un escape a la realidad virtual del Sistema.

¿Qué es la magia? ¿Sacar conejos del sombrero? ¿Un espectáculo para niños? ¡No! La magia es una forma de ver el mundo, es saber que existe algo superior a la modernidad, es un arma para liberarnos de nuestra prisión.
La magia es real está aquí presente, lo estuvo hace siglos en los tiempos antes de la llegada de la religión del crucificado y lo estará mil años en el futuro. La magia es el arte de causar cambio en conformidad con la voluntad como diría el mago loco Aleister Crowley. Es saber que nuestra realidad es una ilusión y hacer cambios mediante nuestra voluntad.
Pero para ser un mago hay que liberarse de muchos prejuicios tales como las cárceles mentales (“esto no es real”, “esto es fantasía”, etc.,) para empezar o las creencias impuestas por la sociedad racional, lo primero son los prejuicios impuestos por uno mismo y lo segundo son los impuestos por la sociedad, lo más importante es que para ser un mago hay que tener imaginación.
Nuestra sociedad castra nuestra imaginación, esto empieza por nuestras propias familias y más tarde por la sociedad en general. Unos medicamentos para controlar tus pensamientos, unos golpes o unas burlas para que sigas el camino que ellos consideran correcto. Es irónico pues nos dicen que todo lo relacionado con la magia es irreal pero al mismo tiempo nos obligan a seguir una religión establecida y políticamente correcta, según nuestra sociedad es tonto creer en los dioses paganos o en el poder de la magia pero es correcto creer que un judío resucita a los muertos y convierte el agua en vino ¿Paradójico no?
En nuestra civilización moderna si quieres creer en algo sobrenatural tienes únicamente tres opciones: cristianismo, judaísmo o islam, cualquier otra cosa en la que quieras creer es considerada una herejía o una tontería.
Si te haces llamar un mago o un pagano entonces serás considerado un loco pero si apedreas a una mujer por considerarla una puta o llamas a tus hermanos a una guerra contra los infieles serás considerado una persona cuerda.
Por otro lado está el ateísmo fruto de la revolución francesa y el comunismo, mucho más feroz que las religiones establecidas, el ateísmo es una fuerza que combate todo lo que considera irracional (magia, mito, arquetipos, etc.) en pos de la cordura y la Razón. La única fe que sigue el ateísmo es la fe en la ciencia y en progreso.
La dictadura de la Razón enseña que lo sobrenatural no existe, que eso es para las sociedades primitivas y que nuestra civilización ha progresado a un grado más alto de cultura y sin embargo lo sobrenatural existe, está presente en nuestro entorno.
Los arquetipos son eternos, se encuentran en nuestra civilización, escondidos, dormidos en el interior de nuestro inconsciente. Detrás de nuestra realidad cotidiana esta el mundo de los símbolos, los arquetipos y la magia.
Este otro mundo paralelo lo ha intentado destruir nuestro Sistema opresor negándolo o intentando borrarlo de nuestra memoria de sangre por medio de su propaganda y su educación represora pero cualquier ataque que intente será inútil.
El universo de los arquetipos es superior al mediocre mundo de los cristianos, los judíos, los musulmanes, los comunistas, los capitalistas, los burgueses y los Hombres-Masa. El universo de los arquetipos y la magia es eterno, es libre de cualquier atadura racional y sus puertas están abiertas para el guerrero, el mago y el poeta.

Este Sistema es un egregor creado por nosotros mismos, nosotros lo construimos para protegernos, fue nuestro miedo el que le soplo vida. Este Sistema es un golem al que nosotros forjamos y al igual que el mito del golem y Frankenstein el Sistema se volvió en nuestra contra.
Algo que debemos de entender del Sistema al que combatimos es que es una entidad viva que se nutre de nuestra desesperación y nuestro miedo, que nos mantiene bajo un sueño por medio de lo que amamos (comida chatarra, entretenimiento, espectáculos, vicios, etc.), este Sistema nos conoce y por eso nos tiene dominados.
El Pensamiento mágico es la forma de escapar de esta ilusión este vendría siendo el romanticismo, lo sobrenatural y el mito, es la voz de nuestros antepasados que vive en nuestra sangre y que nos recuerda que hubo un tiempo que fuimos más que una sociedad de números. Este pensamiento es opuesto al pensamiento racional que vienen siendo la lógica, la ciencia evolucionista y la razón. Uno libera mientras que el otro esclaviza, en el siglo XXI el pensamiento racional domina sobre las masas mientras que el pensamiento mágico esta aprisionado en el abismo, aprisionado pero no muerto ni derrotado.
Hagamos una revuelta por medio de la magia, una revolución irracional y caótica que destruirá la realidad del Sistema.
Antes de comenzar los disturbios caóticos invoca al Joker de las historias de Batman, King Mob de los Invisibles o al Duque Arioch de las historias de Michael Moorcock, estos personajes son arquetipos disfrazados, llámalos con pensamientos disidentes y caóticos para que sus espíritus te guíen o te posean al momento de iniciar tu propia revuelta.
Incendia tus tarjetas de crédito, ten pensamientos blasfemos dentro de una iglesia, pinta con pintura roja la puerta de un McDonalds, deja muñecos vudú en las puertas de los hogares de banqueros, entra a los centros comerciales y corta las etiquetas de la ropa de marca, raya los automóviles con frases mágicas (Nada es real. Todo es permisible o Somos Hijos del Caos por poner un ejemplo), asalta los camiones de coca y pepsi, arroja el refresco por las alcantarillas mientras repites “he herido a mi enemigo, derramo su sucia sangre al infierno”.
Estas bombas molotov metafísicas pueden parecer delirantes (y lo son) pero le estamos haciendo un daño espiritual al Sistema.
Recuerda las palabras de Crowley “Haz lo que quieras y será toda la ley” lo que queremos es destruir al Sistema y esa será nuestra ley.

Una revuelta a través de la magia nace del odio contra el Sistema y el deseo por volver a restaurar la magia en un mundo racionalista.
La palabra revuelta ese esa restauración, re-vuelta que es volver al origen o volver a una nueva edad de oro.
Este Sistema ha cortado nuestros sueños, nos ha robado el pasado, ha convertido a la especie humana en una raza de hombres-maquina, de seres sin voluntad y sin pensamientos. La mayoría podrá ser una horda de esclavos pero nosotros no.
El mago es un hombre libre de prejuicios, libre de cualquier grillete espiritual, el mago es un ser capaz de ver con otros ojos el mundo, es un ser que moldea la realidad de acuerdo con su voluntad y su imaginación.
El mago es también un guerrero en la guerra espiritual, nuestra magia se enfrenta a la magia negra del Sistema. Nuestra lucha es una lucha metafísica contra los demonios del Sistema, una lucha espiritual por romper las cadenas que nos atan, es liberar nuestra mente y nuestro espíritu de la esclavitud del enemigo metafísico. Solo hay dos opciones en esta lucha: liberarnos o ser esclavos.
La magia esta aquí presente, aunque sea como una forma de entretenimiento pero se encuentra a nuestros ojos en forma de tebeos, películas o como un simple espectáculo pero está presente en la vida diaria.
Los arquetipos se encuentran en esas formas de entretenimiento popular, esperando a que llegue el iniciado a reconocerlos y a abrazarlos como tales. Estos arquetipos están disfrazados, dormidos en la espera de renacer y construir una nueva edad de oro.
El objetivo final será crear una nueva era de la magia, una era que vendrá tras la destrucción de la era de la democracia y la razón. La luz de la dictadura de la razón ha cegado por mucho tiempo al ser humano, nosotros traeremos la oscuridad.
Como diría Marina Vólkov en mi cuento La Casa de la Bailarina “La humanidad tendrá una nueva Era de Tinieblas, quiera o no quiera”.
Entonces ¿Qué esperamos? Comencemos la revuelta mágica, unámonos todos los magos, poetas y locos del mundo en una insurrección de caos y nihilismo que derribaran los muros de la razón.

Noviembre 2010


Publicado en Aztlan Biosocialismo el día 28 noviembre 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario