"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







jueves, 18 de agosto de 2011

El Apocalipsis de Pasolini




Fernando Trujillo

La última película de Pier Paolo Pasolini, Salo o los 120 Días de Sodoma es un retrato de la maldad innata en el ser humano y la degradación espiritual del hombre hasta lo más bajo. La película basada en la novela Los 120 Días de Sodoma del Marqués de Sade fue como bien se sabe la última obra de Pasolini antes de su homicidio. No hablare sobre el asesinato de Pasolini ni de ninguna de las teorías que abundan alrededor de su muerte (hay cientos de artículos sobre esto), de lo que hablare es sobre su particular visión del Apocalipsis.
Poeta, comunista, homosexual, católico, dramaturgo y director cinematográfico, Pasolini es una de las figuras más controversiales, contradictorias e interesantes del cine mundial, su variada obra cinematográfica y literaria han despertado un interés en los jóvenes cineastas así como también en los estudiosos del cine.
Salo es una de las películas más duras de la historia del cine, ha sido objeto de censura y ha sido considerada una de las películas más malditas de la historia, Pasolini cierra su carrera artística con esta brutal pieza que ha dejado impactado a los cinéfilos del mundo.
Después de terminar su Trilogía de la Vida (compuesta por Las Mil y Una Noches, El Decamerón y Los Cuentos de Canterbury) Pasolini se dedica a filmar una película opuesta a sus anteriores obras. Si en la Trilogía de la Vida Pasolini nos retrata una visión optimista sobre la vida y la sexualidad en Salo es todo lo contrario. La película Salo ubicada en los últimos años de la Italia fascista es una visión sobre la degradación de la vida humana, la muerte de la sexualidad y el triunfo de la maldad. En su última película no hay alegría, no hay optimismo si no la pesimista verdad sobre la muerte del espíritu humano. Ya no hay seres humanos si no maquinas decía Pasolini en su última entrevista. No se equivocaba.

Si el Evangelio Según San Mateo es su interpretación sobre la muerte de Cristo, Salo es su interpretación del Apocalipsis. Bien Salo podría llamarse El Apocalipsis según Pasolini, pues a pesar de estar desarrollada durante la ocupación nazifascista, la película es una visión de un oscuro futuro para la civilización occidental.
Salo ha superado su época, nació siendo una crítica al fascismo pero también es una crítica a la civilización moderna.
La película está dividida en cuatro segmentos: Anteinfierno, Circulo de las manías, Circulo de la mierda y Circulo de la sangre. Simulando al Infierno de Dante, conforme la película avanza vemos un descenso a los infiernos del alma humana.
La película comienza con los cuatro señores (el Duque, el Presidente, el Magistrado y el Obispo) quienes se encuentran desarrollando su plan. Durante cuatro meses estarán encerrados en un castillo, aislados del mundo externo acompañados de un grupo de colaboradores y jóvenes adolescentes quienes serán utilizados como esclavos sexuales.
Tanto Sade como Pasolini ven en la relación entre los jóvenes y los Señores un paralelismo entre el pueblo y sus gobernantes. Los jóvenes de Salo son objeto de humillaciones, vejaciones, han sido despojados de su dignidad y de su humanidad, convertidos en objetos para el placer de sus amos. La actitud de los gobernantes actuales no se diferencia de la de los Señores de Salo, la misma explotación a la que son sujetas las jóvenes victimas de Salo son también sujetos los sumisos pueblos del mundo.
Uno de los temas de Salo es la destrucción del concepto de familia, en una de las escenas iniciales las cuatro hijas son obligadas a casarse con los señores, uno de los soldados le escupe a una de las hijas a la cara antes de que sean llevadas ante los señores. Durante toda la película las hijas serán parte de las víctimas, estarán desnudas todo el tiempo y son obligadas a servir la comida en ese estado, su desnudes es un despojo de su dignidad como mujeres. En otra escena una niña que llora por la muerte de su madre (que murió al intentar salvarla) es obligada a comer las heces del Duque como castigo. La familia ya no significa nada, el concepto de familia ha quedado destruido en la civilización moderna.
La película así como la novela son una violenta critica al poder establecido, en la novela de Sade se narra el triunfo del mal sobre el bien, el mal aquí es representado por los cuatro señores a los que se les describe como seres amorales y físicamente desagradables mientras que el bien es representado por las victimas a las que se les describe como jóvenes virtuosos y físicamente hermosos. Los representantes del mal son hombres temerarios, crueles, astutos, de gran poder y sin límites mientras que los representantes del bien son niños atemorizados, sumisos y sin carácter pero ante todo obedientes a los caprichos de sus amos. Su sumisión es total, se les prohíbe tener sentimientos y una religión, son objeto de las humillaciones más viles como orinar en público y fingir ser perros para el deleite enfermizo de sus amos.
Los niños son escogidos como si se trataran de objetos, se les desnuda y se les revisa para que no tengan ningún defecto, en una escena el Duque inspecciona a una niña y ve que a esta le falta un diente lo que hace que sea desechada. Desde esta escena podemos ver que los seres humanos han dejado de tener algún valor para ser solo objetos. Sade estaba haciendo un paralelismo de la selección de los niños con la revolución industrial y la selección de maquinas, Pasolini hace por su parte una crítica al consumismo de nuestros días. Los hombres ya no son hombres si no objetos, esto se puede ver en la trata de personas, la prostitución y el secuestro. Los seres humanos ahora nacen con un código de barras, les ponen un precio y son objetos dentro de un mundo que adora al dinero.

Una de las escenas más perturbadoras de Salo es el banquete de heces que sucede en el tercer segmento titulado Circulo de la mierda. Esta escena es una metáfora sobre la comida basura de la modernidad. La comida de nuestra época sabe a mierda decía Pasolini, la mierda que comen las victimas de Salo es la misma comida que producen los macs, los KFC, los negocios de comida rápida, la comida congelada e instantánea. Se producen alimentos en masa que no saben a nada, que no nos ayudan en nada y que inconscientemente nos producen asco. Cuando vamos a uno restaurante de comida rápida o compramos comida congelada estamos comiendo la mierda del Sistema, ver a unos chicos comiendo en un mac me recuerda esa escena cuando se sirven las heces y las víctimas son obligadas a comerlo, así de triste y patético.
Durante el banquete hubo una escena que me llamo la atención, dos niñas estaban comiendo y una escupe la mierda, la otra le dice que no puede mas y esta le contesta que lo haga en el nombre de Santa María.
Las víctimas tienen una voz, a diferencia de la novela de Sade, Pasolini dota a las víctimas de una voz. Las dos chicas que se consuelan mutuamente durante la narración de unas de las prostitutas seria un ejemplo, la esposa que es violada por uno de los colaboradores durante la comida grita desesperadamente seria otro ejemplo, esa misma esposa exclama en una de las escenas finales un reclamo a Dios ante tantas vejaciones, los personajes lloran y gritan dejando escapar su dolor. El dolor de vivir en una sociedad inhumana.
El personaje de la pianista que se avienta de una ventana escapando de todo el horror que sucede en el castillo, ese personaje representa al espectador y al mismo Pasolini que prefiere la muerte antes de vivir bajo un Sistema tiránico, la muerte es el único escape a tanta infamia y tanta inhumanidad parece decirnos con esta escena Pasolini.
En una de las escenas del último segmento (el Circulo de la sangre), uno de los señores después de tener relaciones con uno de los colaboradores, se va a vigilar a los muchachos.
Comienza en esta escena un juego de traiciones, uno de los muchachos temeroso delata a una muchacha que ha roto las leyes de sus amos, la muchacha es descubierta con la fotografía de un chico y ella delata a dos chicas que sostienen una relación lésbica por las noches. Las chicas delatan a un colaborador que está sosteniendo relaciones con la sirvienta negra. Cuando los señores descubren a este último, el colaborador desnudo se levanta y hace el saludo fascista enfrentando a los señores quienes lo acribillan junto a la sirvienta.
Analizando estas escenas podemos apreciar la cobardía del pueblo para enfrentarse a sus opresores, la mezquindad del mismo al traicionarse los unos a los otros en pro de sus propios intereses al mismo tiempo también somos testigos de la muerte del amor. Las únicas dos escenas de amor ocurren en la noche, ocultas tras la oscuridad. La pareja de lesbianas y el affaire del colaborador con la sirvienta se ocultan en las noches, disfrutan de su amor en las tinieblas hasta que son descubiertos y este ultimo castigado con la muerte, el amor está prohibido en un mundo en el que los sentimientos han muerto. La intimidad ha muerto, todo debe ser público y a la vista de las masas inertes. En Salo la única sexualidad valida es la que se practica en público, con la degradación de la persona como diversión para los señores y sus colaboradores.
Cuando el colaborador hace el saludo podemos apreciar un acto de rebelión, los señores quedan sorprendidos y por un momento bajan las armas antes de matarlo. En la novela de Sade nunca hay un acto de rebelión por parte de las víctimas o colaboradores, en Salo un hombre se rebela contra el sistema antes de ser asesinado. El colaborador en cuestión es un hombre atractivo, su físico es muy parecido al ideal del Superhombre Ario del nacional socialismo, veo en esta escena una metáfora del levantamiento del superhombre contra el Sistema y como es aplastado por las fuerzas que están en el poder. Con el acto de rebeldía castigado comienza la hora del Apocalipsis, el final de Salo.
Los muchachos y las hijas son torturados y violados en un patio mientras uno por uno de los señores disfrutan de esas vejaciones como si se tratara de la opera. Acompañados de la música de Carl Orff vemos como los señores cercenan lenguas, ojos, queman pezones y arrancan los cueros cabelludos de sus víctimas. Una de las hijas es colgada después de ser violada mientras uno de los señores azota con crueldad a unos muchachos. Es una escena llena de locura, maldad y donde reina la decadencia. Es el fin del mundo, ya no queda nada más que el nihilismo y la muerte.
Mientras afuera suceden simultáneamente una masacre adentro del castillo dos soldados bailan juntos un vals, insensibles a lo que pasa afuera. Es el fin de la humanidad como la conocemos, se ha realizado el Apocalipsis y todo lo que queda no es más que un fétido olor a la degradación. La muerte del espíritu humano y el inicio de una era de seres sin alma eso parecen decirnos la última escena de la película. Pasolini murió antes de que sus pesadillas se hicieran realidad o tal vez el mundo de Salo era el mundo en el que vivió y que al final lo mato. Triste y trágico como la civilización moderna.

Julio 2010


Publicado en Aztlan Biosocialismo el 24 de abril del 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario