"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







jueves, 20 de enero de 2011

Los héroes de la Edad Oscura



Por Fernando Trujillo


Introducción

Nos encontramos viviendo en una Edad Oscura donde los seres humanos se han degradado moralmente y en donde el concepto de justicia ha desaparecido por completo. Vemos en la televisión como los peores criminales reciben más derechos que las víctimas, somos testigos de los más atroces actos que cometen los delincuentes en contra de sus víctimas y nos hemos acostumbrado pacíficamente a esto.
Asesinos desalmados como Garavito reciben condenas leves, violadores de niños de la peor ráela son liberados por falta de pruebas y nosotros solo podemos exclamar por justicia para desahogarnos aunque sea un poco. Nuestro sistema judicial es una bazofia, la impunidad es una regla en esta edad y el sentimiento de frustración aflora en cada uno de nosotros.
Ese sentimiento de frustración, esa rabia contenida y ese deseo de justicia es reflejado en la cultura popular como en la televisión y en los tebeos.
La serie de televisión Dexter y el manga Death Note presentan ambos a dos asesinos como héroes, en estos tiempos de frustración los asesinos en serie se han convertido en héroes para una civilización que agoniza y que pide justicia.


El Oscuro Pasajero

En la serie televisiva Dexter el protagonista Dexter Morgan (interpretado por Michael C. Hall) es un joven forense, parece una persona normal y agradable pero en la oscuridad el es un asesino en serie que se dedica a matar a todos aquellos criminales que escapan de la justicia. Dexter presenta todos los rasgos característicos de un psicópata sin embargo desde que era niño su padre adoptivo Harry Morgan lo educo para que pudiera controlar esas tendencias y usarlas para castigar a los criminales que la justicia no castiga, de esa manera también satisfacer sus impulsos homicidas. Dexter se guía bajo este código (al que llama El Código de Harry) para imponer su visión de justicia.
En cada uno de sus asesinatos Dexter sigue un modus operandi habitual en los asesinos en serie, secuestra a la víctima, la lleva a un lugar secreto en donde aplica su castigo para luego extraer la sangre de su víctima y archivarla como un trofeo. En esto no se diferencia de otros asesinos en serie pero a diferencia de los habituales asesinos en serie Dexter se gana nuestra simpatía.
Para el espectador común las acciones de Dexter son reprobables, la moral que heredamos de nuestros padres nos dice que matar es algo malo y que todos los seres humanos (incluso los más viles) tienen derechos pero sin embargo ante tanta impunidad en nuestro interior deseamos el castigo más cruel para los criminales.
Somos una cultura ahogada de frustración, al ver como nuestro mediocre sistema judicial deja libres a los delincuentes nos llena de rabia el ver que la justicia ha muerto.
Es entonces cuando series como Dexter se convierten en una válvula de escape para nuestra frustración, todos en público alabamos los derechos humanos mientras que en nuestro interior deseamos que corra la sangre de los injustos.
Así cuando Dexter atrapa y más tarde ejecuta a un delincuente que ha evadido la justicia nosotros aplaudimos, le vitoreamos como a un héroe.
No lo hace únicamente por justicia si no para satisfacer su necesidad de matar, su sed de sangre, tiene que matar a los malos como le enseño su padre adoptivo o si no terminaría matando a los que están a su alrededor. Desde que aparecieron esos impulsos, su padre lo enseña a usarlos para el bien de la sociedad y así evitar que el termine convirtiéndose en un ser malvado.
Dexter es un héroe (o mejor dicho antihéroe) para esta Edad Oscura, los héroes benevolentes del siglo XX aquellos que no mataban y representaban a la sociedad burguesa han caducado o han muerto. Este mundo cruel ya no los necesita, los héroes de capa han desaparecido y los asesinos en serie han ocupado su lugar.
En la primera temporada conocemos a Dexter, su vida habitual, su trato con los demás, como todos a su alrededor (con excepción del sargento Doakes su compañero en la policía) lo estiman y lo quieren. Nadie sospecha que detrás de su simpatía y amabilidad se esconde un despiadado asesino. Otro rasgo típico de los asesinos en serie.
En cada capítulo Dexter va narrando los hechos desde su punto de vista, su forma de comportarse con los que le rodean, como intenta controlar sus impulsos homicidas y como finge que es normal delante de los demás.
Dexter no tiene ningún sentimiento de afecto por los demás, puede fingir las emociones pero no siente nada, incluso en el libro tiene el impulso de querer asesinar a su hermana Debra. Entonces si su personalidad es la de un psicópata cualquiera ¿Por qué nos fascina tanto? Por su carisma tan atrapante y por qué hace lo que todos en secreto queremos hacer: asesinar a los malos, imponer justicia por nuestra propia mano.
En el primer capítulo de la primera temporada vemos a un asesino que congela a sus víctimas antes de descuartizarla, al ver la escena del crimen Dexter queda hechizado por el trabajo del asesino, lo ve como una obra de arte y sin embargo sabe que debe hacer encontrar al Asesino del Congelador (como la prensa lo ha llamado) y hacer justicia.
A lo largo de la primera temporada Dexter y su contrincante juegan un juego de el gato y el ratón, cada uno persigue al otro, mientras que Dexter quiere atraparlo el otro quiere que se termine aceptando que es un ser malvado, no importa la máscara que use el es y siempre será un monstruo.
En el final se descubre que el Asesino del Congelador es Brian el hermano mayor de Dexter y que al igual que él fueron testigos del brutal asesinato de su familia pero mientras que Dexter fue rescatado por Harry por el contrario Brian es internado en un psiquiátrico.
El objetivo de Brian era que Dexter aceptara que es un asesino, que viva libre sin códigos ni normas asesinando como el pero Dexter se niega a seguir ese camino, Brian secuestra a Debra y amenaza con matarla si su hermano no se acepta a si mismo pero Dexter lo detiene y al final lo mata pero antes de morir su hermano le dice que él es un asesino y que siempre lo será no importa lo que haga. Es en la muerte de Brian cuando Dexter despierta sus emociones y llora frente al cuerpo de su hermano.
La lucha de Dexter con su yo asesino es el épico combate entre el guerrero y la bestia, la Gran Yihad de la tradición islámica o cabalga el tigre de la tradición oriental. En cada capítulo Dexter se enfrenta a sus impulsos homicidas, lucha consigo mismo para no convertirse en el mismo monstruo a los que castiga.
Conforme la serie avanza la lucha en su interior se hace más difícil, en la segunda temporada el sargento Doakes le dice a Dexter que no podrá controlarlo por demasiado tiempo, que tarde o temprano la bestia se liberara haciendo daño a los que lo rodean. En cada lucha el lado humano termina venciendo pero ¿Cuánto durara? No podrá ganar siempre y esa respuesta asusta a nuestro protagonista
En el último capítulo de la primera temporada Dexter reflexiona sobre su vida, el sabe lo que es y en el fondo sabe que su hermano tenía razón, si su hermana y las personas a su alrededor supieran la verdad entonces lo aborrecerían, lo encerraría y probablemente le darían la pena de muerte.
Antes de terminar la primera temporada Dexter tiene una visión en donde el está caminando delante de una multitud y esta lo vitorea, lo apoya y le agradece el protegerlos de la escoria, esa multitud somos nosotros, en una sociedad moribunda elevamos a un asesino en serie al estatus de héroe aunque nos cueste admitirlo.
Dexter Morgan es un símbolo de esta época, el es la justicia en un mundo que ha perdido la justicia. Es una persona normal como tú y yo por que en el fondo Dexter somos nosotros mismos.


El dios del nuevo mundo

En el manga/anime Death Note conocemos a Light Yagami, un chico común y corriente, es el mejor estudiante de todo Japón y al igual que nosotros Light ve que el mundo está podrido, lleno de maldad y se siente impotente.
Un día cualquiera Light encuentra el en patio de la escuela la Death Note, al principio la ve con escepticismo pero conforme la usa va poco a poco comprendiendo su poder, es entonces cuando Light decide crear un nuevo mundo libre de maldad en donde él es el dios de ese nuevo mundo, el juzgara a los buenos y a los malos castigando a estos últimos con la muerte imponiendo su justicia.
Conforme mas usa la libreta en el mundo se comienzan a conocer sus acciones, saben que hay alguien castigando a los malvados, lo empiezan a llamar Kira (asesino en japonés) y aunque a Light no le gusta este sobrenombre se siente satisfecho al saber que su obra está siendo conocida en el mundo, el nuevo mundo se está forjando.
Light es como Dexter, ambos son asesinos, ambos son psicópatas pero también ambos son visceralmente diferentes. La diferencia radica en que Dexter tiene un código moral mientras que Light no tiene ética ni moral.
“Hay algo en la Death Note que te hace usarla una vez mas” le dice Light a Ryuk el shinigami (dios de la muerte) cuando lo conoce. En sus manos Light tiene un gran poder y ese poder lo termina absorbiendo.
El mundo está podrido, Dios está muerto y Light lo ha suplantado pero todo dios tiene un adversario y en el caso de Light ese enemigo es L.
L es el mejor detective del mundo, está dispuesto a atrapar a Light y hacerlo pagar por todos sus crímenes.
Aquí se abre un duelo de ingenio entre los dos, cada uno lucha para imponer su propio concepto de justicia.
Mediante avanza la investigación Light no duda en eliminar a todo aquel se ponga en su camino no importa si es inocente, no duda en manipular a los que tiene a su alrededor para lograr sus objetivos. Light justifica sus acciones alegando que todos los que se lo oponen también se oponen al nuevo mundo sin maldad que quiere crear y por eso deben de ser eliminados. No le importa mentirle a su propia familia, jugar con los sentimientos de los demás y manipular a todos a su alrededor. Incluso usa de manera despiadada a la modelo Misa Amane que lo ama de forma sincera y que no sospecha que Light solo la ve como a una marioneta.
Light es una persona sin moral, el no respeta ningún código y carece de ética, es una persona cuyo idealismo y sentido de justicia (un sentido de justicia infantil en palabras de L.) lo llevan a convertirse en un ser tan vil como aquellos a los que ejecuta. Pese a que tiene una personalidad repugnante Light Yagami tiene un gran culto de seguidores.
Porque igual que pasa con Dexter, Light se encarga de matar a los peores criminales, escribiendo sus nombres en la libreta ejecuta a aquellos que están prófugos de la justicia o a quienes están en la cárcel.
Porque lo que queremos ver es como la maldad es castigada aunque sea en la ficción, tenemos hambre de justicia y la cultura popular es una manera de sentirnos satisfechos.
El mismo Light se lo explica a Ryuk en la serie: “Si en la escuela le preguntan a los estudiantes si una persona mala merece morir, puedes apostar que todos darían la respuesta socialmente aceptable, es lo que deben decir por supuesto, es la respuesta correcta que dar ¿Cierto? Los humanos siempre vamos a guardar las apariencias cuando estamos en público pero esto es lo que sentimos, muchos temen apoyarme por lo que dirán los demás o prefieren negar mi existencia en verdad pero en internet donde puedes permanecer en el anonimato el apoyo por Kira está creciendo, quizás las personas temen decirlo en voz alta pero todos entienden lo que está pasando, alguien están desapareciendo a los malos (…) así es como debe de ser”.
Las palabras de Light expresan muy bien quienes somos en realidad, tenemos miedo de decir lo que verdaderamente pensamos por temor. Cuando la gente dice lo que realmente siente es cuando la sociedad se asusta, porque queremos sangre y en el fondo nos importa un comino los derechos humanos, todo lo que queremos es que los delincuentes sufran las torturas mas inimaginables.
Mediante va pasando la historia de Death Note, Light pasa de ser un idealista a volverse un monstruo al que no le importa pasar sobre quien sea para salirse con la suya, volviendo al ejemplo que puse anteriormente sobre la lucha contra la bestia, a diferencia de Dexter, Light ha perdido esa lucha, su lado humano ha sido derrotado y el monstruo que habita en él se ha apoderado por completo de su ser.
Death Note en realidad es la trágica historia de Light Yagami, de cómo consigue un gran poder y como este poder lo corrompe. Con grandes poderes vienen grandes responsabilidades pero esos grandes esos grandes poderes requieren de una gran ética moral por parte de la persona.
Al final de la primera parte de Death Note Light consigue quitar a L. de su camino y acto seguido se apropia de su identidad, elimina toda oposición que le queda y toda sospecha que se tenía de él, ahora es libre para matar a su voluntad, se ha convertido en un dictador que se dedica a matar impunemente. La primera parte termina con Light manipulando a todos a su voluntad, en el mundo hay un gran temor a él, sectas de fanáticos que lo proclaman como un dios han aparecido y el mundo gira a su voluntad.
Así pasan seis años hasta que aparecen los sucesores de L: Near y Mello quienes juran atrapar a Kira. El primero es un niño genio solitario y el segundo es un chico impulsivo, ambos usaran cada uno sus propios métodos para atrapar a Light.
Mientras Mello se une a la mafia para atraparlo, Near se une a un equipo especial para hacerle frente. Nuevamente Light tiene que recurrir a su astucia para salir bien librado, manipula nuevamente a quienes están a su alrededor para poder escapar de toda sospecha y exterminar a sus adversarios.
Sin embargo mientras la segunda parte va avanzando Light comete una serie de errores, no siempre podrá eludir a la justicia, en el ultimo capitulo tiene un plan para aniquilar a todos sus oponentes reuniéndolos en un solo lugar, cuando cree que va a ganar se delata a sí mismo en un ataque de soberbia y eso lo lleva a su caída.
Una vez que ha sido derrotado Light pierde la cordura por completo, Near quien lo derrota le explica que el solo fue una marioneta de la Death Note, sucumbió ante su poder. Una vez derrotado Light huye herido, en lagrimas, recordando todo lo que hizo y encuentra la muerte en manos de Ryuk que escribe su nombre en su libreta, murió de la misma manera en como había matado.
En Death Note triunfa el concepto de justicia tradicional, Near desenmascara a Light como lo que siempre fue: un asesino desquiciado.


Conclusión

Los héroes como tradicionalmente los conocíamos han desaparecido, esos héroes que luchaban por los derechos humanos y que tenían por juramente nunca tomar una vida humana han quedado caducos para la generación de hoy.
Estamos en una Edad Oscura, hace décadas estos fueron héroes para un mundo que los necesitaba pero no para esta edad, los criminales son cada vez más sádicos y la impunidad es cada vez más atroz.
No estamos viviendo en tiempos políticamente correctos si no en tiempos oscuros en donde la maldad reina, los viejos juramentos y los viejos héroes ya no tienen cabida en un mundo cada vez mas podrido como este.
Esta es una época que pide justicia con sangre, así van apareciendo en la cultura popular personajes como Punisher o Rorschach, héroes con otro tipo de moral que imparten su justicia de un modo políticamente incorrecto.
En una cultura obsesionada con los asesinos en serie como la nuestra aparecen estos nuevos héroes, los héroes de la Edad Oscura.
Dexter Morgan y Light Yagami son arquetipos nietzscheanos, ambos desvirtúan los valores establecidos de la sociedad y crean sus propios valores, ambos son los nuevos dioses de un mundo que ha perdido a su dios. La maldad se enfrenta a la maldad y la justicia tiene ha adquirido un color carmesí, así es en la era que vivimos. Light y Dexter son símbolos de nuestro tiempo, oscuros héroes que deambulan en un mundo oscuro.
En el mundo real vemos como la podredumbre moral avanza sin freno, como los malvados son liberados, como sonríen cínicamente ante las cámaras y como burlan nuestro pésimo sistema de justicia, así es en el mundo de los derechos humanos, querías que todos fueran iguales y tuvieran derechos entonces acepta las consecuencias. Pero no te preocupes, todavía puedes desahogarte en la ficción, viendo como los héroes de la Edad Oscura aplican la justicia de la manera más vil, no es real pero por lo menos puedes escapar a este asfixiante mundo decadente.


Septiembre 2010

Imagen extraida de Studiotsang http://studiotsang.wordpress.com/


Opening de Dexter

http://www.youtube.com/watch?v=x5WpxxJpL-g

Opening de Death Note (segunda temporada)

http://www.youtube.com/watch?v=wy_4m-DFCwM

3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo! Ahora lo ideal sería que empezaramos a plantearnos si lo convencionalmente establecido como "bueno" o "malo" es lo que actualmente se ajusta más a nuestra realidad.

    Un placer leer tu blog!

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo un placer tenerte como lector y si hay que plantearnos la cuestion del "bien" y el "mal" en estos tiempos de decadencia. Saludos

    ResponderEliminar
  3. La sociedad está desorientada. Entre tanta información, tanta bazofia adornada con oro, tanto grito, tanta maldad... sin educación. Esta es la involución producto de la globalización irresponsable. Una donde los límites han sido quemados y sobrepasados. Es como si todo diera igual y el mundo girara sin problema.

    De todos modos, guardo mis esperanzas para cuando hagan falta.

    Saludos!

    ResponderEliminar