"Escribe con sangre y comprenderas que la sangre es espiritu"

Friederich Nietszche







domingo, 11 de marzo de 2012

Temporada de elecciones




Por Fernando Trujillo


El año 2012 marca el inicio de la temporada de elecciones democráticas, ese tiempo en el que los partidos políticos hacen un circo mediático al que llaman campañas, despilfarrando el dinero de nuestros impuestos, haciendo promesas de cambio que nunca se cumplirán y dando regalos al pueblo para conseguir su voto.
Es en esta temporada cuando la clase dirigente se acuerda del pueblo, cuando salen de sus mansiones a aparecer en mítines, en televisión, cuando visitan las comunidades más marginadas para “escuchar” a los pobres. Es en este tiempo cuando se acuerdan de los minusválidos, de los proletariados, de los enfermos, los marginados, las víctimas de la delincuencia, los desempleados, cuando se toman fotos con niños discapacitados para aparecer en el periódico, cuando van a hacer actos de caridad frente a las cámaras.
Toda esta farsa e hipocresía de la clase dirigente es por conseguir votos, para hacerle creer a la nación que tienen democracia y que pueden elegir un gobernante. Déjame decirte que tu voto no sirve para nada, votes por quien votes el futuro dirigente de tu nación ya ha sido elegido por la clase dirigente afín al imperialismo.
¿Quién es esta clase dirigente? Los plutócratas, los banqueros, los vendepatrias, la burguesía y una hora de ladrones y criminales disfrazados de políticos.
En México ya comenzaron los partidos a postular a sus candidatos, ya empezaron los spots publicitarios para renovar la credencial para votar, pronto se sumaran las personalidades de los medios, músicos y actores empujando al pueblo a participar en el circo mediático que son las elecciones.
Según la historia que este sistema nos impone hemos evolucionado, pasamos de vivir en tribus a vivir en grandes civilizaciones, pasamos de ser regidos por un monarca a ser una democracia en la que todos podemos elegir al mandatario que queramos. Creemos en que podemos elegir con poner un papelito en una urna, creemos que tenemos el poder de gobernarnos a nosotros mismos y de elegir a quien nos represente.
La realidad es que toda esta idea de democracia es una ilusión, nos hallamos a merced de las mafias de mercaderes que manipulan las campañas, nos encontramos gobernados por los emperadores de los bancos y las minorías plutocráticas que conforman la clase dirigente.

En México tenemos la democracia más falsa y cara de toda América Hispana, los diputados y senadores reciben altos sueldos a pesar de que son unos incompetentes, ningún candidato que esta en este momento postulándose ha propuesto reducir estos altos salarios, saben que hacerlo sería perder el apoyo de su partido.
Con el dinero de tus impuestos se financian las campañas, tu pagas esos molestos anuncios en la televisión en el que te incitan a votar, tu pagas esos circos que organizan en las calles y que llaman mítines. Tú pagas esos ominosos carteles en las calles, el dinero de tu trabajo es para pagar toda esta farsa llamada democracia.
El pueblo ingenuamente cree en la democracia, durante los setenta años que el PRI gobernó el país creyó en ella, el legado del partido tricolor fueron crisis económicas, pobreza, represión por medio del ejército y la policía, la perdida de terrenos vendidos en secreto a empresas extranjeras y la pérdida de Telmex el cual fue privatizado y se convirtió en un monopolio que controla la industria telefónica, cobrando precios muy altos que ni en los países del primer mundo cobran.
En el año 2000 hubo un brillo de esperanza cuando Vicente Fox primer presidente del PAN gano terminando con setenta años de dictadura. El Foxismo pese a sus grandes errores intento alejarse de la línea marcada por el PRI, crear un gobierno mejor pero en seis años no se puede mejorar un país tras setenta años de podredumbre moral. No obstante y pese a las buenas intenciones del presidente Fox el PAN habia tomado la misma línea de su predecesor convirtiéndose en un partido corrupto, represor y vendepatrias.
En el año 2006 México continúo creyendo en la democracia y otorgo el triunfo a Felipe Calderón, el nuevo mandatario inicio la llamada “Guerra contra el narcotráfico” una estrategia mal planeada, usada para otorgar mayor poder y riqueza a la clase dirigente a base del miedo y la violencia.
La guerra comenzada por Calderón ha causado una ola de violencia, masacres, inseguridad y terror. En seis años han muerto centenares de inocentes en el norte del país, la gran mayoría jóvenes estudiantes que han sido asesinados por el ejército en lo que ellos llaman “fuego cruzado”. Recuerdo el lema de campaña de Calderón “Tengo las manos limpias” refiriéndose a que no era corrupto, bueno ahora tiene las manos manchadas de la sangre de miles de mexicano inocentes.
Chihuahua se ha convertido en tierra de nadie, los secuestros y los balazos son cosa de todos los días, el norte de México es un territorio gobernado por la violencia y la inseguridad. Veracruz, Guerrero y Morelia son terrenos en donde reina el vórtice de sangre iniciado por el gobierno.
El PRI ha aprovechado el caos para resurgir bajo la máscara de “esperanza” pero sigue siendo el mismo partido represor y vendepatrias.
En todos los estados gobernados por el PRI se encuentran represiones a manifestaciones, intimidación a los activistas políticos y un uso de los impuestos para pagar los lujos de los miembros del partido.
En el estado de Nuevo León gobierna Rodrigo Medina joven de este partido el cual prometió en su campaña poner alto a la inseguridad, a casi tres años de su mandato la inseguridad continua desatada en el estado. El gobernador que dijo en su campaña que “Por Nuevo León doy mi vida” ahora vive seguro en la ciudad de Mckalen en Texas mientras que el estado sigue sufriendo de enfrentamientos entre narcos y policías, inseguridad y temor.
El candidato del PRI a la presidencia es Peña Nieto un político conocido por su carisma y considerado un galán por los medios. Es un títere usado por los grandes jefes del partido para conseguir la presidencia. Detrás de ese carisma y galanura que los medios le han otorgado esta un tipo ignorante, prejuicioso, sin personalidad, como afirme antes un títere de los jefes de su partido.
He escuchado comentarios de sus partidarios que dicen que votaran por Peña Nieto únicamente por su aspecto personal, dicen que es muy guapo, que les gusta su sonrisa o dicen que les cae muy bien. Las masas se están guiando por la apariencia física de un candidato para darle su voto, el tipo es un completo idiota cuya hija denigra al pueblo llamándolo prole y es esa misma prole la que apoya a su padre.
El PRD el partido de izquierda se presenta aparentemente como una opción pero no duden que una vez en el poder haga tratos con el PRI y el PAN debajo de la mesa.
Todos estos candidatos prometen hacer a México una potencia mundial en un sexenio, prometen acabar con la delincuencia, la pobreza, el desempleo y todos los males que aquejan a la nación sin embargo después de alcanzar el poder se olvidan de dichas promesas. Nuestra clase dirigente se encuentra subordinada a los intereses de Washington, son ellos quienes verdaderamente mandan al partido que gobierne de turno.
Ya sea el partido tricolor (PRI), el partido azul (PAN) o el partido amarillo (PRD) todos ellos son parte del Sistema burgués-capitalista-neoliberal que ha saqueado al pueblo y lo más triste es que es el pueblo quien sigue creyendo en la ilusión de democracia.

No solo en México es año de elecciones, también en los Estados Unidos este año se elige al próximo presidente. Los contendientes son del lado demócrata el actual soberano Barack Obama mientras que del bando republicano esta al parecer Mit Rommney un político multimillonario y mormón perteneciente al conservadurismo americano y a los intereses de la ultra-derecha.
En el año 2008 Obama triunfo en las elecciones presidenciales gracias a una gran campaña política que aprovecho el descontento causado por el gobierno de Bush para que los demócratas subieran al poder.
El pueblo americano estaba harto de estar involucrado en una guerra sin sentido con Irak, de la muerte de sus jóvenes en dicho conflicto, estaban molestos y decepcionados de un gobierno que los sumió en una crisis económica de la cual no se recupera.
Entonces llego Obama con su lema de campaña “Yes we can” en el que prometía una revolución política total. Les vendió esperanza al pueblo bajo los ideales de paz, una vuelta a la prosperidad, justicia e igualdad.
Obama fue un instrumento de la Reserva Federal los verdaderos gobernantes de Estados Unidos para darle al pueblo la ilusión de democracia, convirtieron a Obama en el mesías de las minorías oprimidas, de los pobres y de los desesperados.
La campaña de Obama fue apoyada por el sector de izquierda de Hollywood, George Clooney y Steven Spielberg financiaron parte de su campaña, se hizo una canción y un video con varios artistas recitando frases del candidato demócrata todo con una melodía que daba la sensación de esperanza.
Diferentes personalidades de la televisión aparecían en anuncios dando su apoyo a Obama como por ejemplo la actriz Scarlett Johanson que estuvo a su lado toda la campaña (incluso se rumoro que fuera su amante), raperos y rockeros por igual daban su voto a Obama en complicidad con la Reserva Federal y el partido Demócrata para engañar al pueblo.
A cuatro años del triunfo de Obama todas las promesas que hizo en su campaña han quedado como eso, como promesas vacías. Prometió terminar con la crisis (y esta ha empeorado), prometió terminar con la guerra (y se ha expandido por todo Medio Oriente), prometió derechos a los hispanos (y estos han disminuido), prometió una revolución pero solo fortaleció mas al sistema capitalista-burgués.
Habrá quienes digan que Obama cerro Guantánamo, si en efecto cerro Guantánamo que es la cárcel de prisioneros políticos más conocida pero esto es frente a los medios, existen cientos de cárceles secretas de la CIA para disidentes y “enemigos” de la democracia alejadas del ojo público y donde se practica la tortura y todas las vejaciones a los derechos humanos.
En los medios de habla hispana nos presentan a los Demócratas como campeones de la libertad, los derechos humanos y la igualdad mientras que los Republicanos son presentados como poco menos que “fascista”. La realidad dista mucho de este dualismo absurdo, ambos partidos son controlados por la Reserva Federal, por un gobierno que permanece oculto en las sombras y que maneja los hilos de la política americana.
La decepción del gobierno de Obama resulta ser la traición más cruel al pueblo americano, les ofrecieron esperanza y fueron traicionados una vez más.

Año de elecciones significa un nuevo año de mentiras, de despilfarro y de promesas, todos hablan de quien será el nuevo presidente, todos continúan creyendo este sueño llamado democracia.
El pueblo hambriento, enfermo, ignorante, temeroso, sediento, sigue creyendo que pueden elegir algo mejor sin saber que son prisioneros de un sistema corrupto.
Vemos la televisión donde aparecen los candidatos hablando bonito sobre cómo mejorar al país, son traficantes de esperanza, pescadores de ilusiones que convierten en trizas una vez que llegan al poder.
Los grandes partidos se mueven por sus propios intereses, poco les importa el destino de quienes votan por ellos, son grandes mafias que usan las ilusiones para poder llegar al poder. Parásitos y chacales es lo que son.
En los colegios nos enseñan que en América Hispana se derribo a los imperios forjados por la aristocracia criolla (misma que lidero la independencia) para dar paso a la democracia, pues doscientos años de esta “santa” democracia han destruido todo nuestro continente, han vendido sus tierras, han robado y se han mantenido en el poder gracias a la ignorancia de sus habitantes quienes continúan creyendo en la democracia.
Mi voto esta decidido y será para nadie, nadie me representa, nadie me apoya, nadie protege la soberanía de la nación. Incito a mis lectores de México a anular su voto o a faltar a los módulos electorales, gane quien gane seguirá gobernando la misma elite plutocrática no importa que quien gane sea de derecha o izquierda.
Anular tu voto es un acto de protesta contra este gobierno, no cambiara nada ni funcionara pero estamos diciendo que ya no queremos esta hipócrita democracia.

Enero 2012


Publicado en Biosocialismo Aztlan

No hay comentarios:

Publicar un comentario